21 de junio de 2016

Seis valores que aprendimos gracias a las películas de dibujos

Por Ylenia Álvarez

En los últimos tiempos, las películas de dibujos como 'Buscando a Dory' han reforzado sus moralejas o aprendizajes convirtiéndose también en protagonistas de las mismas. El hecho de que sean trabajos orientados a un público infantil y juvenil ha hecho que padres y crítica empiecen a valorar de manera muy positiva estos guiños y por eso, la industria cinematográfica se ha lanzado a la causa. ¿Quieres saber a qué tipo de cosas nos han enseñado?
Dory es el pez cirujano azul que protagoniza la última película de Disney-Pixar. Además de ser muy especial y carismático el pequeño animal sufre un fallo de memoria a corto plazo, o lo que es lo mismo, tiene amnesia anterógrada.

Sin embargo, lejos de suponer un problema, el famoso estudio aprovecha ese "defecto" para explicarnos lo importante que es aceptarnos tal y como somos. De hecho, a través de otros secundarios como Destiny, una tiburón ballena miope; o Bailey, una beluga que dice tener el sonar estropeado descubrimos que, en realidad, nadie es perfecto. Por supuesto, con la ayuda de la familia y los amigos todo resulta siempre mucho más sencillo.
En su predecesora, la película 'Buscando a Nemo', un pececito con la aleta corta se pierde y su padre Marlín viaja por todo el océano en su búsqueda. En su camino asume peligros insospechados y se enfrenta a grandes enemigos hasta que al fin consigue dar con el pequeño, atrapado dentro de una pecera en una consulta dental.

Sin duda, el aprendizaje que nos deja es claro. No importa lo difícil que parezca o lo lejos que esté la meta, si ponemos todo nuestro empeño y nuestras fuerzas en conseguir nuestro objetivo, lo conseguiremos, aunque eso implique muchas desilusiones, fracasos y hasta zancadillas inesperadas.
Qué recuerdos los vividos gracias a las películas de 'Toy Story'. Podríamos analizar minuciosamente las tres cintas y podríamos encontrar un montón de enseñanzas, directas algunas, más indirectas otras. Pero la que flota por encima de todas es la importancia de la amistad, que reside tanto entre los juguetes, como entre los juguetes y su 'niño propietario' Andy.

A pesar de que pasen los años, de que lleguen nuevos amigos, de que se instauren nuevas tendencias y novedades, nunca se abandonan. En la tercera parte se ve especialmente cuando los juguetes intentan escapar de una guardería y sólo trabajando en equipo y aportando sus habilidades personales logran conseguirlo.
Aunque valores como la amistad o la familia están muy presentes en 'El libro de la selva', la película basada en la novela de Rudyard Kipling es también un canto a la libertad en sí mismo.

Mowgly, el niño protagonista de la cinta, es despierto y curioso. Para él ningún día en la selva es igual que el anterior. Sin duda, la aventura está servida a cada momento aunque eso implique vivir ciertos peligros. Sin embargo, con todos y cada uno de ellos Mowgly crecerá y se hará más fuerte.
La mente humana es complicada. Muy complicada. Y de eso trata precisamente la película 'Del revés'. A través de la pequeña Riley y las cinco emociones que controlan todo lo que le curre: Alegría, Tristeza, Ira, Asco y Miedo, la cinta hace todo un despliegue pedagógico para explicarnos que todos los "colores" (o emociones) son necesarias. 

Es decir, a veces vivir momentos malos es la única forma de poder tener disfrutar de los  momentos felices, y a veces un momento puedo estar cargado de un montón de sensaciones a la vez: melancolía, nostalgia, felicidad, miedo…
Este último título está protagonizado por un niño que, a pesar de la naturaleza de los suyos, los vikingos, no quiere matar a los dragones. 

Poco a poco, a medida que avanza la película, se identifica con uno y se da cuenta de que utilizar la violencia o la fuerza no conlleva a nada. De hecho, la forma en la que logra comunicarse con él y así sentirse a su lado, puede que sea aplicable mucho más allá, a toda una población, y durante mucho tiempo.
Artículo escrito por losExtras.es