5 de noviembre de 2015

10 cosas que (quizá) no sabías de Emma Stone

Por Luis Fernández

Ya pasan 10 años desde su primer papel para televisión y parece que fue ayer cuando la conocimos. Sin embargo, la actriz de la sonrisa eterna ya se ha convertido en una imprescindible de la cartelera y en una de las actrices cómicas más valoradas. Desde 'Supersalidos' hasta 'Birdman', pasando de los premios de la MTV y los People´s Choice Awards a los Óscar, la actriz ha conseguido elevar su prestigio de manera exponencial a lo largo de estos años. Y aquí vamos a intentar conocerla un poco más con 10 curiosidades que quizá no conocíais. ¿Cuál os llama más la atención?

Pues resulta que poco la conocemos ya que su nombre, Emma Stone, no es siquiera su nombre real. Cuando fue a inscribirse en el Sindicato de Actores descubrió que su nombre real,Emily Stone, ya estaba registrado, así que decidió ponerse Emma en honor al sobrenombre con el que le llamaba su madre.
Si habéis escuchado la voz original de Emma Stone (es decir, no la doblada) sabréis que tiene una voz bastante profunda y grave. Y no es que la naturaleza le haya dotado con una voz de esa tesitura, más bien cuando era bebé lloraba tanto que le salieron nódulos. Esto le provoca que se quede afónica con bastante frecuencia. Y las escenas en las que debe gritar sean un auténtico reto.
Antes de que todo el fenómeno Taylor explotara y se convirtiera en la mejor amiga del mundo entero, Emma Stone la conoció en 2008 y su amistad continúa. Vale que Taylor es amiga de medio Hollywood y un 75% de la industria musical. Pero Emma estaba ahí antes que la mayoría. Respeto.
Podemos decir que Emma era una niña muy activa y le encantaba realizar todo tipo de actividades. Una de ellas era la gimnasia rítmica, deporte duro donde los haya. Su experiencia con este deporte acabó con dos brazos rotos cuando solo tenía 7 años. Cuando fue presentó ‘Saturday Night Live’. Hizo un sketch vagamente inspirado en esta experiencia.
En nuestras carreras laborales todos tenemos alguna cosilla de la que avergonzarnos o del que podemos arrepentirnos unos años después. Resulta que Emma, antes de protagonizar ‘Rumores y mentiras’ que le daría su primera nominación a los Globos de Oro, decidió poner voz a la perrita Mazie en ‘Marmaduke’. Un trabajo peculiar.
La única abogada rubia de pleno derecho es Reese Witherspoon, pero Emma Stone podría hacerle la competencia. Aunque la conocimos ya pelirroja y es su color más habitual, su color natural es el rubio. Se rumorea que Judd Apatow tuvo bastante que ver en el cambio de color para su aparición en ‘Supersalidos’.
Es curioso cómo una audición puede cambiar la vida de una persona. En el caso de Emma Stone su carrera podría haber sido completamente diferente de haberle otorgado el papel para el que se presentó hace 10 años. Ella podría haber sido la animadora de ´Héroes’ que acabaría en manos de Hayden Panettiere’.
En una entrevista televisada la actriz confesó a qué se debía su ausencia de la red social Facebook, y no es que fuera por cuestiones de privacidad precisamente. Resulta que el juego Farmville la tuvo tan atrapada que tuvo que borrar la red social para evitar perder horas y horas delante del ordenador. Emma, te entendemos.
No es tan emocionante como parece, aunque la actriz lo pasara realmente mal. Durante el rodaje de ‘Rumores y mentiras’ tenía que fingir tener sexo en la cama (si habéis visto la película, reconoceréis la escena), el problema llegó cuando le dio un ataque de asma, el primero de su vida. Era el segundo día de rodaje.
Emma Stone es humana y joven. Lo suficiente para haber llevado camisetas de las Spice Girls al colegio e interpretar con sus amigas al grupo. Esto provocó que cuando en una entrevista le pusieron un vídeo de Mel B mandándole un saludo no pudiera reprimir las lágrimas. Emma Stone somos todos.
  • Extras