29 de julio de 2015

10 grandes películas que los críticos no pillaron

Por Roberto Bra

Muchas de ellas, por no todas, son consideradas en la actualidad como obras maestras, pero no siempre fue así. Stanley Kubrick, Terry Gilliam, Alfred Hitchcock y Ridley Scott, entre otros, tuvieron que soportar como la crítica vapuleaba sus películas por unos u otros motivos. Finalmente la historia las ha colocado en el lugar que merecen pero convienen recordar lo que se dijo en su época de algunas películas de las que ahora nos daría vértigo rebatir su indudable calidad.

10. Miedo y asco en Las Vegas (Terry Gilliam, 1988)

A pesar de estar protagonizada por Johnny Depp, un total reclamo para el público femenino, y Benicio del Toro, la película dirigida por Terry Gilliam fue un fracaso total de taquilla. Además de ser un fracaso en taquilla las criticas, pese a su diversidad, no ayudaron a una cinta con la que el propio Gilliam quería provocar reacciones extremas: amor o odio. Pese a su rechazo inicial con el paso de los años la película se ha convertido en un filme de culto y fue incluida en el ranking de la revista Empire de las "500 mejores películas de todos los tiempos".

9. Atrapado en el tiempo (Harold Ramis, 1993)

Protagonizada por Bill Murray y Andie MacDowell la película dirigida por Harold Ramis fue infravalorada por la mayor parte de la crítica. Tuvieron que pasar muchos años para que la película de Ramis se convirtiese en un clásico contemporáneo, actualmente tiene un 96% de votos positivos en Rotten Tomatoes. En su ensayo "Grandes películas", Roger Ebert dijo que la mayor parte de la crítica había subestimado muchas de las virtudes de la película.

8. Harold & Maude (Hal Ashby, 1971)

El humor negro, cercano a los hermanos Coen y a Wes Anderson, que Hal Ashby construyó en Harold & Maude le valió unas críticas devastadoras. La historia de Harold, un chico de 20 años obsesionado con la muerte, y Maude, una señora de 70 años, escandalizó al público y a la crítica en 1971 que llegó a decir de ella que era "ofensiva y mezquina". Los años colocaron en su sitio a esta divertidisima película, ahora convertida de culto, y actualmente está en la lista de las películas más divertidas del American Film Institute.

7. El club de la lucha (David Fincher, 1999)

La película de David Fincher es, actualmente, una de las más importantes de su generación. Sin embargo, la considerada por muchos la obra cumbre de David Fincher no cumplió las expectativas de taquilla y la crítica le otorgó opiniones muy polarizadas. Encontró su éxito comercial cuando fue lanzada en DVD. Su estreno en la 56ª edición del Festival de Venecia provocó la división de la crítica y la convirtió en una de las películas más discutidas de la época desde La Naranja Mecánica. Actualmente ha sido declarada como una de las mejores películas de todos los tiempos en rankings de diversas publicaciones.

6. El fotógrafo del pánico (Michael Powell, 1960)

Lo perturbadora que fue en su momento la película de Michael Powell, con temas de voyeurismo y sadismo, hizo que la crítica la recibiese de forma durísimo. Críticos británicos dijeron que la película debería ser destruída y que era "nauseabunda y deprimente". Este tipo de reacciones destruyó la carrera de Powell. A partir de la década de los 70 la película recibido una re-evalución por parte de la crítica. Actualmente está considerada una obra maestra y Total Film la ha incluido en el puesto 24 de las Mejores películas británicas de la historia. También está incluida en la lista de "Grandes películas" de Roger Ebert.

5. El Resplandor (Stanley Kubrick, 1980)

Aunque las críticas no fueron tan duras que con la película de Powell, el clásico protagonizado por Jack Nicholson y dirigido por Stanley Kubrick no entusiasmó a la crítica y sus cifras de taquilla fueron bastante pobres. La película recibió dos nominaciones a los Razzie en las categorías de Peor director y actriz. En los años posteriores la crítica alabó el ritmo y el uso hipnótico de las imágenes de Kubrick, convirtiendo a El Resplandor en un clásico del cine de terror y en una película de estudio académico. 

4. La noche del cazador (Charles Laughton, 1955)

Esta película de cine negro americano, con toques del cine expresionista alemán, fue la primera y única película de Charles Laughton. La cinta no fue bien recibida ni por el público ni por la crítica y Charles Laughton, que ya era un gran actor en ese momento, no volvió a dirigir nunca más.  El paso del tiempo ha puesto a La noche del cazador en su sitio y actualmente se la considera una de las películas más aterradoras de todos los tiempos, además de ser nombrada la segunda mejor película de la historia por la prestigiosa revista Cahiers du Cinema.

3. Blade Runner (Ridley Scott, 1982)

En el momento de su lanzamiento, Blade Runner no solo no consiguió un gran éxito de público sino que los críticos no quedaron muy impresionados por la película de Ridley Scott. La película se estrenó en el verano de 1982, un verano en el que se estrenaron películas de ciencia-ficción como La cosa y E.T. El extraterrestre. Con la salida del Director´s Cut los críticos entendieron que Scott no había concebido la película como una película de acción sino una película de cine negro sobre la humanidad y la búsqueda interior de sus personajes. Actualmente está considerada una de las mejores películas de la historia y una obra clave en el cine de ciencia-ficción.

2. Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960)

Algo parecido a lo de El fotógrafo del pánico le sucedió a Alfred Hitchcock con Psicosis. La representación de la violencia y la sexualidad causó mucha controversia en la época y, pese al éxito de público que supuso la cinta de Hitchcock, la crítica la recibió con bastante frialdad. Aunque la película recibió cuatro nominaciones a los premios Oscar fue realmente el éxito de público lo que hizo que la crítica revaluase la película. Actualmente está considerada una de las mejores películas de todos los tiempos y Norman Bates uno de los mejores villanos de la historia.

1. 2001: Una odisea en el espacio (Stanley Kubrick, 1961)

En primera instancia los críticos echaron en cara a Stanley Kubrick la lentitud, la casi ausencia de diálogos y lo pretenciosa que parecía ser 2001: Una odisea en el espacio pese a ser un éxito comercial y a ganar el Oscar a los Mejores efectos especiales. Unas cuantas revisiones más tarde la película se convirtió en una obra maestra del cine contemporáneo y en una de las mejores, sino la mejor, película de ciencia-ficción de todos los tiempos. La influencia de la película de Kubrick puede verse desde George Lucas hasta Steven Spielberg pasando por Ridley Scott. Como tantas otras películas de Kubrick la cinta tardó en encontrar su lugar en la historia, finalmente se hizo justicia y se colocó entre las películas más grandes de la historia.

  • Extras