11 de mayo de 2015

10 grandes películas sobre la Segunda Guerra Mundial

Por Luís Fernández

Un 8 de mayo se dio fin al mayor conflicto armado conocido por el hombre, la Segunda Guerra Mundial. Los conflictos bélicos siempre han sido uno de los temas a los que el séptimo arte ha dedicado un abundante tiempo. Desde la condición humana al propio sentido de la violencia, el cine se ha prestado especialmente para retratar la magnitud de los grandes conflictos que han sacudido a la humanidad desde la antigüedad hasta las guerras más recientes. Aquí ofrecemos una lista de 10 películas que se han enfrentado al horror de la Segunda Guerra Mundial y lo han trasladado al cine desde diferentes perspectivas y puntos de vista, ¿cuál añadiríais? 

'La lista de Schindler'

Una elección obvia para comenzar. Steven Spielberg exprimía todo su talento para contarnos la historia del Holocausto. En glorioso blanco y negro, el director norteamericano creaba una de estas películas absolutamente necesarias y emocionantes. La historia de este industrial alemán y miembro del Partido Nazi era difícil de contar, y Spielberg lo hizo de la mejor manera posible. Su mejor película 'seria' y una obra esencial sobre uno de los acontecimientos más vergonzosos de la historia de la humanidad. 

'El ejército de las sombras'

Esta obra francesa de 1969 seguía el día a día de varios miembros de la Resistencia francesa. Nada romántica ni idealizada, la película de Melville escapa de las grandes batallas para adentrarse en el personal mundo de los resistentes, de los efectos de una lucha soterrada y la soledad sobre estos individuos entregados a una causa. Fríamente recibida en su estreno, ha ganado prestigio con el paso de los años y se ha convertido en una de las obras más interesantes sobre la Segunda Guerra Mundial.

'Masacre: ven y mira'

Elem Klimov realizó quizá el acercamiento más sensorial a lo que los horrores de una guerra pueden suponer para la mente humana. Contada a través de los ojos de un niño que a cada momento se sumerge más en los brazos de la locura, un niño bielorruso y su lucha por sobrevivir a un infierno terrenal. La dirección hace todo lo posible para hacernos ver a través de los ojos de este niño y lo consigue, convirtiendo el visionado en una experiencia dolorosa. Una película sobre la falta de heroicidad en las guerra, donde sólo hay víctimas y perpetradores.

'La cruz de hierro'

Esta fue la única incursión de Sam Peckinpah en el cine bélico y fue una entrada por todo lo alto. Filmada desde el punto de vista de los alemanes en su lucha contra el ejército ruso, la película es una recreación realista de los horrores de la guerra, del verdadero infierno que suponen y el director optó por mostrarlo de manera cruda y directa lo que supuso que algunos lo denominaran de "sanguinario". Desde la autocensura del sentimiento o la vida pendiente de un hilo Peckinpah cambió el enfoque sobre la vida en el frente. 

'La tumba de las luciérnagas'

Esta película de anime comienza una vez Japón se rinde dando así fin a su participación en la Segunda Guerra Mundial. Vemos como un joven se desploma en una estación de tren. A partir de ahí y sus recuerdos conocemos su historia. Una historia absolutamente miserable, que nos lleva a conocer el efecto de la guerra en los más indefensos, los niños, y sus mecanismos para escapar del horror cotidiano (los sueños, la fantasía). La animación nunca había sido tan dolorosa, nunca unos dibujos, bellísimos por otra parte, reflejaron con tanta fuerza una realidad tan agria. 

'Kanal'

Esta película polaca nos relata la historia de un pequeño grupo de soldados de la resistencia obligados a esconderse en los laberínticos canales de Varsovia. Andrezj Wadja pertene a una generación de directores que vivió el conflicto de forma muy cercana pero que no dejaron en sus películas ningún atisbo de recriminación sino obras de verdadera autoría y saber contar. Apenas hay conflictos directos en este persecución bajo tierra, pero un magistral guión y pequeños actos de heroísmo hacen de esta una gran película. 

'El puente sobre el río Kwai'

Una obra épica dirigida por David Lean. Durante la Segunda Guerra Mundial un grupo de prisioneros británicos bajo mandato japonés son obligados a construir un puente. Una obra fundamental sobre las reglas del juego de la guerra, sobre los puestos de mando, sobre la lealtad y la confianza. Una obra absolutamente asombrosa que deslumbra en su apartado técnico y conmueve a nivel humano. Fundamental cinta sobre los caminos de la guerra. 

'Shoah'

Quizá el documental más importante jamás filmado, por su importancia y por su humanidad. El francés Claude Lanzmann construye en un relato de nueve horas y medio el relato del infierno vivido en la Segunda Guerra Mundial, sin necesidad de recreaciones ni usar imágenes de archivo. La crudeza de sus testimonios nos lleva a conocer lo peor de la condición humana, imaginar el dolor de los sometidos o asombrarnos ante la pasividad de los conocedores. No es un documental fácil, pero es absolutamente una obra monumental sobre el Holocausto y sus consecuencias. Doloroso y necesario. 

'Roma, ciudad abierta'

La película de Roberto Rossellini es la gran representante del neorealismo italiano junto al 'Ladrón de bicicletas' de Vittorio de Sica. Se comenzó a rodar antes de que la Segunda Guerra Mundial hubiera terminado y contiene un valor tanto cinematográfico, obviamente, como histórico. Su desnudez y retrato de la realidad de la guerra golpea al espectador, cambió las reglas del juego de Hollywood al apostar por un cine comprometido y radical en la historia del ingeniero Manfredi, un comunista líder del Comité Nacional de Liberación. 

'La delgada línea roja'

Terrence Malick tuvo la mala suerte de estrenar su única película bélica hasta la fecha en el mismo año en el que el maestro Spielberg estrenaba una de sus obras más alabadas, 'Salvar al soldado Ryan'. Y aunque esta última sigue siendo realmente estupenda quizá es la obra del autor Malick la que mejor sobrelleva el paso del tiempo. Su profundo carácter antibelicita y su enorme reflexión sobre la propia naturaleza del ser humano o el origen de la violencia la convierten en un clásico imprescindible. 

  • Extras