6 de mayo de 2016

10 películas inspiradas por la televisión

Por Pedro Moral

La televisión estuvo a punto de robar todo el protagonismo al cine allá por los 60'. Los distribuidores y los proyeccionistas se asustaron muchísimo y de ahí recursos como el 3D. Había que sacar a la gente de sus casas, tenían que dejar de mirar la televisión e ir a la sala de cine. Afortunadamente el mundo catódico se complementó a la perfección con el cinematográfico, alimentándose mutuamente e influenciándose en distintos términos. Hoy en día hay series de la televisión que son puro cine, y películas que beben de las nuevas formas narrativas creadas para la televisión, 'Perdidos' es un buen ejemplo.

Sin embargo, la televisión con su idiosincrasia, sus concursos, sus show, su carácter periodístico, su  afán por las polémicas, el reality o su obsesión por la audiencia son las cosas que más han inspirado a guionistas y directores dispuestos a descubrir los entresijos de este medio de comunicación. Aquí os dejamos con diez títulos inspirados en el universo televisivo.
Charlie Kaufman adaptó el libro de Chuck Barris para que George Clooney debutara en la dirección con esta comedia dramática protagonizada por Sam Rockwell. El actor de Moon interpreta en 'Confesiones de una mente peligrosa' a un legendario show-man de televisión (Chuck Barris) que lleva una doble vida. Por el día es un productor de televisión de éxito cuyos índices de audiencia son los más altos de la industria y por la noche es un asesino de la CIA. Sus dos universos comienzan a mezclarse hasta que su vida se desmorona. Una cinta tragicómica en la que se retrata cómo funciona el éxito y el fracaso en la televisión.

Deja en MAL lugar a la televisión: Chuck Barris se dedica a crear innovadores concursos presentados por él mismo, como The Gong Show o The Dating Game. Sin embargo lo que comienza como una carrera de éxito se convierte en una decadencia abismal. Las críticas comienzan a hacer trizas su carrera. Lo que funciona en la televisión en un momento dado puede ser un auténtico fracaso al día siguiente.
Una de las caras más reconocibles de nuestra televisión protagonizó esta película de Álex de la Iglesia. José Mota hace un publicista en paro que tras sufrir un accidente y una barra de hierro se le clava en la cabeza y se queda totalmente paralizado, si se mueve muere. Esto como no podía ser de otra forma, se convierte en el foco de atención de los medios de comunicación, sobre todo de la televisión.

Deja en MAL lugar a la televisión: Álex de la Iglesia construye una sátira de los medios de comunicación y el peor parado es la televisión, esclava del espectáculo y de la audiencia.
Existe un trabajo que consiste en llegar al lugar del crimen antes que la policía para hacer las fotos y grabar los vídeos más sensacionalistas (y desagradables) posibles, son los nightcrawler, freelances que venden su trabajo al mejor postor. Para ello no hay interés humano en las noticias, solo sangre y dinero. Jake Gyllenhaal interpreta a uno de estos caza noticias en la peligrosa ciudad de Los Ángeles.

Deja en MAL lugar a la televisión: Es una película implacable en la que se fija la marida en la fascinación que la sociedad tiene por lo monstruoso y en aquellos que alimentan esa fascinación deplorable.
Otra película de George Clooney. Esta vez también escrita e interpretada por el y por el genial David Strathairn. Clooney es el productor Fred Friendly, mecenas del periodista y presentador de la CBS Edward R. Murrow, ambos mantienen un duro enfrentamiento con el senador anticomunista Joseph McCarthy. Y gracias a este choce dialéctico terminó la "caza de brujas" en Hollywood.

Deja en BUEN lugar a la televisión: La televisión, como se demuestra en esta película, puede ser un altavoz enorme capaz de vencer guerras imposibles de ganar en cualquier otro campo de batalla. El poder de la audiencia funciona en este caso como canalizador de la justicia.
Con 'Videodrome' David Cronenberg utilizó la televisión para augurar un futuro en el que la vida de los seres humanos estaría controlada por los vídeos. Andy Warhol dijo de ella que era 'La Naranja Mecánica' de los 80. En cualquier caso, es una de las películas más extrañas y desasosegantes de Cronenberg.

Deja en MAL lugar a la televisión: El vídeo y la televisión por cable se convierten en una auténtica pesadilla para Max Renn, un aburrido operador de televisión que tendrá que enfrentarse e extrañas experiencias físicas y psicológicas.
El reality definitivo, la vida en directo de un hombre corriente que no sabe que todo lo que le rodea es falso, que sus amigos son actores, que su mujer es na actriz, que toda su ciudad es un plató… Jim Carrey es Truman el hombre con cuyo nacimiento comenzó el programa de televisión más ambicioso de la historia.

Deja en MAL lugar a la televisión: O al menos deja en mal lugar al reality show, convirtiendo la vida en un espectáculo televisado. En la película de Peter Weir se lleva hasta el extremo, claro, Truman, al no saberlo es una auténtica víctima, casi un esclavo.
Rodrigo Cortés aprovechó su ópera prima para realizar una sátira en la que despedazaba a la televisión y de paso a la sociedad actual. Todo comenzaba con el ganador del concurso más gran de la historia de la televisión, con un premio valorado en tres millones de euros. Sin embargo, tras el afortunado golpe de suerte su vida se convierte en una pesadilla.

Deja en MAL lugar a la televisión: Sobre todo a los concursos, llenos de trampas y amaños para que nada sea lo que parece.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras