5 actores que salieron airosos de papeles ridículos

Por Pedro Moral

Hay veces que actores respetables aceptan papeles que les pueden llevar a hacer el ridículo. Personajes que o no pegan en absoluto con su personalidad o que pertenecen a películas que a priori son demasiado malas para su caché. Sin embargo, la profesión exige adaptarse a todo tipo de situaciones por muy hostiles que sean. Y un buen actor debe dar la cara tanto en papeles que le vengan como anillo al dedo como en papeles terribles

Meryl Steep estrena 'Ricki', una película en la que hace de rockera. El guión es de Diablo Cody,. Es decir, pinta bien, pero no nos acaba de encajar la elección de la actriz protagonista. ¿Cuántos actores como ella habrán tenido que superar prejuicios cómo estos? Estos son cinco que, a pesar de enfrentarse a papeles ridículos, salieron airosos. 

Acróbata de motos de día, fantasma de noche

Cuando Nicholas Cage aceptó el papel del protagonista del famoso cómic de Marvel, 'Ghost Rider', los fans se echaron las manos a la cabeza. Pues ahora es imposible pensar en este superhéroe sin el rostro de Cage. El sobrino de Coppola le dio la justa seriedad y el perfecto grado de comedia a la interpretación de esta superestrella de acrobacias en moto que un día vende su alma al diablo para salvar a su familia y que cuando el diablo llega a cobrar su deuda hace que se convierta en el motorista fantasma, un cazarrecompensas de demonios deshonestos. 

Como no podía ser de otra forma Nicolas Cage utilizó su mirada bondadosa y sus morritos para convertir a esta especie de alma en pena en un defensor heróico del inocente. 'El motorista fantasma' ya es un clásico.

Un Pinocho de mediana edad

El oscar a mejor película extranjera que se llevó 'La vida es bella', de Roberto Benigni debió de sentarle muy bien a su director. Justo después adaptó en carne y hueso el cuento de Pinocho. No solo hizo él el guión, también dirigió y lo que es peor, la protagonizó. Sí, Benigni interpretando a un niño de madera desobediente que baila, canta y ríe. Los Razzies le premiaron como peor actor y, sin embargo, se llevó dos David di Donatello. 

En cualquier caso, aunque esta película hiciera tambalearse la prometedora carrera de Benigni, el talento y la vis cómica de este italiano resurgieron de las cenizas. Años después dirigió y protagonizó 'El tigre y la nieve' y esta si volvió a ser un éxito de crítica y de público. 

El hombre que pudo ser dios

Cuando Sean Connery estaba en la cresta de la ola, cuando acababa de protagonizar seis películas como el agente 007, cuando era considerado uno de los hombres más sexys de la Tierra, decidió protagonizar 'Zardoz' una marcianada en la que interpretaba a una especie de dios del futuro que entrena a los humanos para luchar contra los inmortales. Y lo peor no es el argumento en sí, sino la vestimenta compuesta por pelo largo con trenza, bigote, calzón rojo sujeto con tirantes cargados de munición, botas altas...

Es posible que mirar la fotografía mucho tiempo haga daño a los ojos. En cualquier caso, el exceso de confianza que llevó al actor escocés a elegir este papel también le siguió acompañando y su carrera no se resintió demasiado. 

El histrionismo llevado al límite

Robert De Niro es uno de los actores más importantes de Hollywood, con películas tan míticas como 'El Padrino', 'Taxi Driver', 'La Misión'... Sin embargo, eso no le ha evitado cometer errores. Su papel de villano y dictador histérico y caricaturesco en 'Las aventuras de Rocky y Bullwinkle' no le pegaba en absoluto, todo en esa película era demasiado ingenuo, hasta el malo de De Niro. Sin embargo, eso no impidió al actor hacer un trabajo impoluto en el tono del filme. De Niro pudo seguir trabajando y apenas hoy nadie se acuerda de este resbalón. 

La actriz que mejor llora cogió la guitarra

Ricki es una guitarrista que lo abandonó todo para perseguir su sueño de convertirse en estrella de rock. Un día su ex marido le pide que vaya a visitar a la hija que tienen en común ya que está pasando por una grave crisis en pleno divorcio. Hasta aquí todo correcto. ¿Pero quién es Ricki? Nada menos que Meryl Streep. ¿PERDÓN? ¿Meryl Streep haciendo de rockera? Pues a pesar de lo extraño que parezca, lo clava. La actriz parece haber nacido para este papel. No solo está bien, está soberbia. Emociona, diverte... Bueno, si lo pensáis fríamente tampoco es tan raro, por algo Meryl Streep es la mejor actriz de todos los tiempos. 

  • Extras