5 actores que se emborracharon antes de rodar

Por Pedro Moral

Existen los actores que necesitan beber tequila para rodar escenas de sexo, desnudos o simplemente comprometidas. Y también están los actores de método, que se emborrachan para interpretar a personajes alcohólicos. Su objetivo es que su trabajo quede tan real que el espectador dude si el actor está realmente interpretando. En cualquier caso que un actor beba antes de ponerse frente a la cámara no es tan raro como pudiera parecer. Siempre se ha dicho que Humphrey Bogart iba una copa por delante de los demás. 

En una escena de 'EL LOBO DE WALL STREET' Margot Robbie debía de aparecer desnuda ante Leonardo DiCaprio. Martin Scorsese le aconsejó que usara una bata, pero la actriz decidió salir sin ropa. Eso era lo que haría su personaje y ella quería llevarlo hasta el extremo. Margot Robbie echó toda la carne en el asador pero antes de rodar la escena se tomó tres chupitos para relajarse. Por tanto, la actriz de Scorsese no solo salía desnuda, sino también borracha.

Tampoco hay que exagerar, pero lo que no es ninguna leyenda es que Brad Pitt y Edward Norton estaban bebiendo y divirtiéndose en medio del rodaje de 'EL CLUB DE LA LUCHA' mientras golpeaban bolas de golf. David Fincher les vio y decidió que ese podría ser un buen material para su película. Lo que hizo el director americano fue darles unas cuantas líneas de texo para que se las aprendieran rápido e interpretaran algunas de las escenas más memorables del filme.

Cuando se estrenó 'EL CISNE NEGRO' se rumoreó que la escena de sexo entre Natalie Portman y Mila Kunis había sido rodada con una botella de tequila mediante. Mila Kunis desmintió este hecho que, sin embargo, confirmaron unos cuantos miembros del equipo de rodaje e incluso el director, Darren Aronofsky. Nunca se sabrá si la leyenda ocurrió de verdad pero desde que salió a la luz esta sórdida anécdota pensar que no ocurrió le quita mucha emoción al filme de Aronofsky.

Antes de rodar la mítica escena de Martin Sheen frente al espejo de su habitación Francis Frod Coppola comenzó a charlar y a beber junto Sheen para preparar la escena. El propósito real del director era emborrachar al actor para rodar una escena realista, sórdida y macabra. El actor no le falló, Martin Sheen se cortó la mano rompiendo el espejo mientras apenas podía mirar fíjamente a cámara.Al alcohol le cambió el rostro y no volvió a estar en sus cabales hasta que terminó la escena y decidió tirarse al cuello del director.

La última película en la que los actores han reconocido ir entonados antes de rodar alguna escena es 'LEVIATÁN' de Andrei Zvyagintsev, probablemente el mejor director ruso vivo. Durante toda la película los personajes no paran de beber vasos y más vasos de vodka. El zenit llega en la secuencia del picnic en el campo, cuando todos celebran un camping en el que a parte de beber un vado de vodka tras otro (de verdad), disparan a los retratos de antiguos líderes rusos (también de verdad).

  • Extras