19 de octubre de 2016

5 cosas que necesitas saber sobre Emily Blunt

Por M. J. Arias

'La chica del tren' puede ser el título que le de ese empujón que su carrera se merece. Porque Emily Blunt es una de las mejores actrices de su generación y sin embargo le escasean los papeles protagonistas y no se prodiga en el cine todo lo que nos gustaría poder disfrutarla. De hecho, es una gran desconocida para el gran público. Y eso que ha compartido planos con algunos de los actores masculinos más importantes de los últimos años. Te contamos eso y otras curiosidades sobre su currículum de las que quizá no te hayas dado cuenta aún.
Cierto es que su primera película propiamente de acción fue ‘Al filo del mañana’, pero no lo es menos que en ‘Destino oculto’ se pegaba sus carreras junto a Matt Damon y que en ‘Looper’ no se le daba nada mal encañonar a la gente. En cuanto a lo del futuro, curiosamente, las tres películas mencionadas en este epígrafe se ambientan en un futuro distópico cada una con su particularidad. La primera, con una invasión alienígena. La segunda, con alguien que maneja el libre albedrío del ser humano a su antojo. La tercera, viajes temporales que usan el pasado como cementerio.
Se lo dieron en 2007 por su papel en ‘Gideon’s Daughter’, un telefilm producido por la BBC en el que Blunt interpreta a la hija de un publicista infiel al que daba vida Bill Nighy. Curiosamente ese mismo año estuvo nominada también por su trabajo en ‘El diablo viste de Prada’, película para la que tuvo que seguir una estricta dieta y en la que hizo alarde, según cuentan sus compañeros de rodaje, de su talento para la improvisación.
Hizo sus pinitos en sus años mozos. Hasta el punto de que un productor que la vio en acción cuando tenía 16 años en el Festival de Edimburgo la tanteó para que grabase un disco. Oírla la hemos oído en el musical ‘Into the Woods’ y parece que una noche se llevó al director de ‘Al filo del mañana’ y a su compañero de reparto, Tom Cruise, a darlo todo a un karaoke. A Cruise también le hemos visto y oído cantar en algún que otro papel, así que quizá un dueto entre los dos tendría su gracia.
En dos ocasiones, de hecho, pero ninguna llegó a materializarse. La primera oportunidad la tuvo con el papel de Viuda Negra en la segunda de Iron Man (2010). El problema en aquella ocasión fue que le coincidía por fecha con el rodaje de ‘Los viajes de Gulliver’ y el papel acabó en manos de Scarlett Johansson. La segunda tuvo lugar un año después, esta vez para ser Peggy Carter en la primera del Capitán América, pero le ganó la partida del casting Hayley Atwell.
Anda en los comienzos de la treintena, pero es de esas actrices que se curtió en teatro, debutando con Judi Dench (ahí es nada) y que se estrenó ya de joven en el cine. Fue en 2003 como Isolda en una película titulada ‘La reina de la guerra’. Desde entonces y tras unos primeros años muy televisivos, en el cine ha sido sobre todo secundaria, la ‘chica de’. En su haber, películas junto a Matt Damon, Tom Cruise, Joseph Gordon Levitt, Jason Segel, Benicio del Toro, Ewan McGregor y Tom Hanks, por ejemplo.
Artículo escrito por losExtras.es