6 de septiembre de 2016

5 cosas verosímiles de la fuga de animales de ‘Madagascar'

Por Luís Fernández

Cuando pensamos en una de las cintas más exitosas de Dreamworks, 'Madagascar', quizá no se nos ocurre pensar de primeras en que pueda ser una cinta que se ajuste a un gran grado de verosimilitud. La verdad es que lo normal es pensar que una película donde la relación de amistad central se produce entre un león y una cebra, cazador y cazado en el mundo real, se haya tomado demasiadas licencias en pos de la diversión. Una mirada más detallada nos deja ver que, de fondo, hubo un buen trabajo de investigación. Aquí os dejamos 5 cosas verosímiles que los creadores de 'Madagascar' nos dejaron ver. ¿Cuál os sorprende más?
Es curioso cómo una de las principales peripecias de los protagonistas es un reflejo de una teoría científica en boga. Así como Álex, Gloria y compañía se caen de un carguero y son arrastrados por las corrientes hasta la costa de Madagascar; los científicos defienden que este tipo de viajes a la deriva pueden explicar la presencia de lémures y otras muchas especies en la isla. Puesto que la presencia de primates en la isla es relativamente tardía, el arrastre de vegetación y animales causado por grandes tormentas y su posterior deriva marítima habría provocado la colonización de la isla.
Si estuviéramos en una reunión de lémures al caer la noche, todos cenando tranquilamente, es probable que tuviéramos un invitado a la cena de lo más desagradable. Como se encargan de recordarnos a lo largo de toda la película, estas pequeñas criaturas estaban completamente aterrorizadas por la presencias de las fosas. La fosa es uno de los mayores depredadores de la isla y su principal alimento son, como no podía ser de otra forma, los lémures. En la cinta sólo cometieron un fallo, las fosas son solitarias y no cazan en manada… pero podemos considerarlo una licencia menor.
Pues de todo un poco. Otro de los grandes aciertos de la película es el recrear con bastante nivel de exactitud los distintos paisajes que se pueden encontrar en la isla. Desde grandes masas arbóreas como vemos en la película a el desolador territorio donde habitan las fosas, uno de los grandes depredadores de Madagascar, que viven rodeados de formaciones de piedras que parecen nacer del suelo. La película incluso tiene detalles como mostrar una palmera propia de la isla, la palma del viajero, que parece imitar la forma de una mano extendida.
‘Madagascar’ sorprendía por su variedad en el diseño de personajes, sobre todo en el de los lémures, pero también en el del resto de acompañantes. Y aquí vuelven a acertar sus creadores, pues consiguen transmitir la basta diversidad animal de la isla, sobre todo en lo que a lémures se refiere, hasta casi 100 especies de este animal se pueden encontrar a lo largo y ancho de la isla. Otras especies fundamentales, y que podemos ver interactuando con nuestros protagonistas en algún momento, son el camaleón o el gecko de cola de hoja. Una buena mirada a la biodiversidad de Madagascar la que nos propone la película de Dreamworks.
Parece obvio que si en algún momento visitamos Madagascar no nos vamos a encontrar a cientos de lémures y otros animales danzando a la luz de la luna y alrededor de una preciosa hoguera. Pero, curiosamente, sí podremos encontrar una especie de lemur que parecerá bailar ante nosotros. En realidad la forma de desplazarse del sifaca de Verreaux poco tiene que ver con el baile, pero al avanzar dando saltos y de forma lateral sus movimientos inevitablemente recuerdan a algún tipo de danza más que a una simple forma de caminar.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Cine