11 de febrero de 2016

5 hitos que convirtieron a Burt Reynolds en el ‘macho man’ de Hollywood

Por Pedro Moral

Que el bar del madrileño barrio de Esperanza Sur que regenta Mauricio Colmenero se llame Bar Reinols no es casualidad. El macho español por antonomasia interpretado por Mariano Peña en 'Aida' solo podía ser el dueño de un negocio que llevase el nombre de uno de los actores más famosos y con más hombría del Hollywood de los 70', Burt Reynolds.

Burton Leon Reynolds Jr cumple 80 años. Iba para estrella de fútbol americano pero un accidente de tráfico terminó con su carrera cuando estaba a punto de debutar en la liga profesional, intentó ser policía pero disuadido por su padre acaba en el mundo de la interpretación. Un profesor de la universidad con buen ojo le convenció para presentarse a una prueba, lo hizo y consiguió el papel protagonista. Y así, hasta hoy. Ha sido una estrella televisiva, un héroe de acción, se ha arruinado y ha vuelto a resurgir para volver después al olvido. Lo que es innegable es que Burt Reynolds es uno de los actores que mejor ha encarnado en pantalla grande lo que es ser un verdadero 'macho man'. Aquí os dejamos con los cinco hitos de su carrera.
Burt Reynolds siempre ha admirado la interpretación sutil y durante toda su vida ha intentado parecerse a Robert Mitchum, Gene Hackman o Lee Marvin. Sin embargo, uno de los primeros chascos de su carrera se debió al parecido que Reynolds tenía con otro mítico actor, Marlon Brando. Cuando Reynolds se presentó a las pruebas de 'Sayonara', Joshua Logan le dijo: "Te pareces mucho a Brando y Marlon Brando ya está en la película. Márchate a Hollywood que con tu planta te espera un buen futuro". Sin embargo, el actor se quedó en Nueva York, intentando triunfar, trabajando como camarero, repartido y portero de discoteca mientras daba clases de interpretación.

El trabajo duro tuvo su recompensa y en 1959 debutó en la televisión con la serie 'Riverboat'. Desde entonces se convirtió un habitual del mundo catódico apareciendo en numerosas series de éxito como 'Perry Manson', 'Alfred Hitchcock presenta' o  'La ley del revólver'.
Reynolds debutó en 1961 con 'Angel baby' y por esa misma época se hizo muy amigo de Clint Eastwood que acababa de alcanzar la fama con los 'spaguetti western' de Sergio Leone. El futuro ganador del Oscar por 'Million Dollar Baby' le dijo a Burt Reynolds que se dejara de tonterías y aprovechara su fama televisiva para meterse en producciones extranjeras, como los spaghetti western. Y eso hizo Reynolds, protagonizar 'Navajo Joe', una cinta de Sergio Corbucci en la que interpretaba a un indio navajo.

El actor iba como una flecha hacia la fama y poco a poco fue protagonizando títulos con mayor peso hasta la película que le consagró: 'Defensa' de John Boorman, un filme de aventuras que estuvo nominado a mejor película en los Oscar de 1972.
Tras 'Defensa' Burt Reynolds se convirtió en toda una superestrella. Películas como 'Los traficantes', 'El rompehuesos' o 'Hooper, el increíble' le convirtieron en uno de los actores más taquilleros de los 70'. Con papeles como el de Gator en 'Los traficantes', Burt Reynolds llegó a competir con el mismísimo Cint Eastwood como el tipo duro oficial de la década. También hizo de policía con carácter, rudo y cínico en 'Destino fatal', su personaje Phil Gaines le hizo sombra al mismísimo Harry el Sucio.

Burt Reynolds ganó tanto dinero y tan rápido que le costó asimilarlo. El resultado fue derrocharlo a la misma velocidad.
En su época de mayor éxito no dudó en tocar otros campos artísticos. Llegó incluso a hacer sus pinitos en la industria musical. Y cómo no, en un momento dado decidió probar suerte detrás de las cámaras. Y no se le dio tan mal. En 1976 debutó con 'Gator el confidente', Reynolds recuperó el personaje de 'Los traficantes' para que investigara a un alto cargo político responsable de un fuerte estallido de crímenes en la ciudad. Su mayor éxito de crítica fue 'De miedo también se muere' una comedia negra sobre un agente inmobiliario al que le quedan pocos meses de vida.
Con el cambio de década llegaría el declive, un proceso lento con el que tocaría fondo en 1996 cuando se declaró en bancarrota. Ese mismo año volvió a la primera división de la industria cinematográfica, pero eligió mal, la película titulada 'Striptease' no tuvo demasiado éxito a pesar de la implicación de su protagonista, Demi Moore. Sin embargo, al año siguiente ocurrió todo lo contrario, Reynolds interpretó a un directo de cine porno en 'Boogie Nights', cuando vio la película la odió, al contrario que el resto del mundo. Fue un absoluto éxito, el actor ganó un Globo de oro por Mejor actor de reparto y estuvo nominado al Oscar en la misma categoría.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras