19 de noviembre de 2014

5 motivos a favor de ‘La chaqueta metálica’ por noescinetodoloquereluce.com

Noescinetodoloquereluce.com defiende 'La chaqueta metálica' comos aspirante a ganar 'LA BATALLA DE LAS PELÍCULAS'en Paramount Channel. Estas son sus razones para votarla:

Cómo defender una película como 'La chaqueta metálica' es sencillo, pero cómo hacerlo con tan sólo 5 motivos, sabiendo que tendrá frente a ella a otra gran película en 'La batalla de las películas', eso es otro cantar, pues hay que seleccionar 5 detalles relevantes que puedan servir para captar la atención tanto de cinéfilos, como de recién llegados a este maravilloso arte que es el cine, y que puede que se encuentren con este clásico por primera vez, aunque les suene de tanto que se habla de él.

1. - La idea de rodar 'La chaqueta metálica' fue fruto del deseo de Kubrick de colaborar con el corresponsal de guerra Michael Herr, autor de "Despachos de guerra", libro que escribió tras su experiencia en Vietnam para la revista Esquire. El director quería una película sobre el Holocausto, pero ambos se dieron cuenta rápidamente que lo mejor era adaptar una novela sobre Vietnam, y ahí entró en juego el bestseller de Gustav Hasford"The Short-timers", a quien cogieron como coguionista, de tal forma que los 3 dieron forma a esta joya del séptimo arte.

2.Stanley Kubrick es fiel a su estilo, y si su obra en general te gusta por los detalles que aporta, aquí encontramos también esa misma esencia, como por ejemplo en el detalle de las perfectas simetrías que el cineasta siempre nos ofrece, que otorga un toque psicológicamente irreal a algunas escenas. Kubrick juega con formas alineadas hasta el límite, lo que permite dotar a algunas secuencias de la película de la rectitud propia del sistema militar, quedando patente en la entrada al barracón del sargento, quedando justo en medio del encuadre de las dos filas de soldados, con un movimiento de cámara perfectamente sincronizado con él.

3. El actor que da vida al sargento, R. Lee Ermey, había sido en la vida real sargento durante la guerra, y había actuado en otras películas de Vietnam, como 'Apocalypse Now'. Kubrick le había contratado como asesor técnico, pero Ermey querido interpretar a Hartman, el sargento de instrucción de Parris Island que acapara la primera mitad de la película. Así que hizo una audición en la que comenzó a decir de forma espontánea una corriente de insultos malhablados dirigidos a un grupo de extras, durante 15 minutos, gracias a lo cual consiguió el trabajo. Y por si fuera poco, Kubrick, conocido por su meticulosa supervisión de hasta el último detalle de sus producciones, permitió a Ermey escribir sus propias líneas, creando 150 páginas de insultos, muchos de los cuales entraron en la película.

4. Y qué decir de la genialidad de Kubrick en esta película, capaz de trasladarnos a Vietnam cuando todos los exteriores fueron rodados en Londres, otorgando una sensación de documental a sus escalofriantes escenas de combate. Con el fin de reconstruir los restos de la ciudad, Kubrick pasó dos meses destruyendo meticulosamente edificios y desmontando fachadas con una bola de demolición, todo ello basándose estrictamente en las fotografías de las ruinas de Hue de 1969 que tenía en su poder. Por si fuera poco, en un esfuerzo por conseguir aún más realismo, 200 palmeras y 100.000 réplicas de plantas tropicales fueron importadas desde España y Hong Kong.

5. Tan realista fue todo lo que rodeó el rodaje de esta película que Matthew Modine, que documentó las sesiones de rodaje durante un año con fotografías y las publicó en un libro llamado "Full Metal Jacket Diary" en 2005, afirmó que el rodaje se realizó en una zona de desastre ambiental, sembrado de amianto y otras sustancias tóxicas, que hizo que el reparto y parte del equipo enfermara, además del sufrimiento al que se sometieron con entrenamientos de auténticos campos de entrenamiento, afeitándose las cabezas una vez por semana.

Cinco motivos relacionados con la preparación y el rodaje, que nos acercan un poco más al realismo de esta impecable producción, incluida entra las mejores películas bélicas (en realidad antibélica) de todos los tiempos. La chaqueta metálica no deja indiferente a nadie, y ya es, por méritos propios, una de las obras cumbres del séptimo arte.


  • Noticias