19 de noviembre de 2014

5 motivos a favor de ‘Salvar al soldado Ryan’ por premiososcar.net

Premiososcar.net defiende 'Salvar al soldado Ryan' comos aspirante a ganar 'LA BATALLA DE LAS PELÍCULAS'en Paramount Channel. Estas son las 5 razones por las que deberías darle tu voto:

1º Justicia poética. ¿Quién mejor para ganar “La batalla de las películas” que la película que contiene la batalla más impresionante de la historia del cine?

Antes de que Internet se colara en los salones de todo el mundo, el desembarco en la playa de Ohama se convirtió en la escena de la que todo el mundo hablaba en 1998, una apertura inolvidable que llegó a aparecer en los telediarios nacionales porque nunca antes se había visto algo así en la gran pantalla. La secuencia, una proeza técnica y artística de 27 minutos de duración que contó un presupuesto de 12 millones de dólares y más de 1.500 extras, está considerada por la revista Empire como la mejor escena de batalla de la historia y por TV Guide como el mejor momento del que ha dado el séptimo arte. Cuando se habla de ‘Ryan’ los cinéfilos a menudo se olvidan del espectacular clímax en el puente. Ese es el nivel.

2º Steven Spielberg completa el programa doble definitivo sobre la Segunda Guerra Mundial

Si ‘La lista de Schindler’ se convirtió automáticamente en la película definitiva sobre el Holocausto, ‘Salvar al soldado Ryan’ cumple el mismo papel en la representación de la participación norteamericana en el conflicto más importante del siglo XX. Spielberg se traslada a la misma guerra, pero cuenta otra historia con un tono, perspectiva e intenciones completamente diferentes. Ni siquiera hay una sola mención al nazismo en toda la película. Infravalorado durante años por contar historias pensando primero en el gran público, el cineasta enmudeció a sus detractores con dos películas magnas. Con ‘Ryan’ se lanza al fango para lograr la aproximación más visceral sobre la Guerra: el director decidió no hacer “storyboard” alguno para la secuencia del desembarco, ya que quería reacciones espontáneas de su equipo y que la acción le inspirase la localización de la cámara. El resultado es historia.

3º Redescubrió el género bélico para toda una generación

A pesar de su crudeza y de su sangrienta representación del conflicto (la cinta está considerada como el retrato más realista y fiel que se ha hecho en cine sobre la Segunda Guerra Mundial), ‘Salvar al soldado Ryan’ fue un fenómeno de público dentro y fuera de Estados Unidos con casi 500 millones de dólares de recaudación mundial. La producción se convirtió en una cita obligada para jóvenes y mayores desde un punto de vista tanto cinematográfico como histórico, algo que el director conseguiría de nuevo en 2011 con ‘Lincoln’. Si ésta recuperaba la figura del presidente más influyente de la historia de su país, ‘Ryan’ explicaba los horrores de la guerra y la implicación norteamericana en el conflicto sin tener que recurrir a conferencias o libros de texto. Una imagen vale más que mil palabras.

4º La reivindicación que hace Tom Hanks del hombre medio

Vivimos en tiempos en los que la crítica y público enaltecen la figura de los antihéroes, seres despreciables que se salvan gracias a su carisma y a las aristas que tan bien ha retratado la televisión desde los tiempos de Tony Soprano. ‘Salvar al soldado Ryan’ en general y Tom Hanks en particular reivindican la dignidad del hombre medio, el padre de familia, el luchador que da la cara, si no la vida, por su país mientras el político de turno está en su casa tomando decisiones desde la distancia. ‘Capitán Phillips’, ‘La milla verde’, ‘Forrest Gump’, ‘Naúfrago’, ‘Philadelphia’ e incluso ‘Apolo 13’ son historias de hombres normales atrapados en las circunstancias más extraordinarias. Porque sí, los héroes también molan y no hay nadie mejor que Hanks para interpretarlos. Con un gesto y una mirada transmite más que muchos actores con monólogos y escenas de lucimiento.

5º Su derrota en los Oscar está considerada como una de las mayores injusticias de la historia

Si eres de esos que aún se escandaliza con la aún hoy extraña decisión de la Academia de dar el premio a la mejor película del año a ‘Shakespeare in love’ en detrimento de ‘Salvar al soldado Ryan’, es el momento de respaldar una cinta que en 1998 arrasó mayoritariamente entre el público, la crítica y las asociaciones de premios. Era la película del año, trataba un tema importante y era la primera colaboración del director y el actor más respetados del momento. Y aun así perdió. Es el tiempo de hacer justicia.


  • Noticias