5 motivos para amar a Keira Knightley

Por Luís Fernández

Repasamos la carrera de la gran dama de nuestra época: Keira Knightley. Una carrera que, ya se extiende durante más de la mitad de su vida, desde los pequeños papeles en los 90, participación en la saga 'Star Wars' incluida, hasta los grandes papeles que la han dado a conocer. Y sin embargo, hay una cierta sensación de que no se la valora lo suficiente.

Por ‘Quiero ser como Beckham'

En su día nadie apostó por esta pequeña comedia que resultó ser un pequeño fenómeno llegando a recaudar casi 80 millones de dólares en todo el mundo y que se coló en el primer puesto de la taquilla británica. Una comedia amable sobre las costumbres orientales, sobre las tradiciones y las pequeñas pero necesarias revoluciones. Keira daba vida a una futbolista aficionada que introduce a una chica india, de familia tradicional, en el mundo del fútbol. Con ellas sentimos la pasión por el deporte y el poder de una amistad.

Porque es comprometida

Si no te gusta como actriz, también tenemos argumentos para ti. Siempre nos podemos quedar con su faceta más comprometida. Ha sido embajadora de Amnistía Internacional, con los cuales ha colaborado especialmente en una campaña en contra de la pena de muerte. Aparte de su colaboración con este organización, Keira también ha tenido otros detalles como subastar el vestido de Vera Wang que llevó a los Oscar del año 2006, quizá uno de sus estilismos más reconocidos, donando los beneficios a Intermon Oxfam.

Porque nadie lleva mejor un vestido de época

Encasillarla dentro de un subgénero como este es complicado e injusto… Ya que ha participado en numerosas producciones alejas de este estilo. Pero, siendo sinceros, hay que reconocer que nunca ha estado mejor que entre corsés y faldas de grandes vuelos. Especialmente notables han sido sus colaboraciones con Joe Wright, desde ‘Orgullo y prejuicio’ a ‘Anna Karenina’, donde daba vida a una heroína memorable atrapada en el teatro de sus pasiones, pasando por 'Expiación', donde su vestido verde ha quedado marcado en el imaginario colectivo.

Porque cuando canta, enamora

Aunque decepcionó en comparación con la anterior película de su director, ‘Begin again’ fue una de las películas más disfrutabas del 2014. Una historia sencilla, contada con sinceridad e interpretada con honestidad y carisma. Una obra que nos dejaba además un buen ramillete de buenas canciones y a una sorprendente Keira Knightley. Una vez escuches la banda sonora de esta película no podrás dejar de hacerlo. Ella es la protagonista, y cantante, de la escena más potente de toda la película. Una pena no verla cantando junto a Adam Levine otro de los temas en la última ceremonia de los Oscar.

Por ‘Love Actually’

Debería estar reconocido por ley que nadie que aparezca en esta ya inolvidable comedia romántica sea odiado ni despreciado, por mucho mal que hagan después. Historias cruzadas, conexiones improbables e historias de amor inimaginables, hacían de ésta una deliciosa película. Un clásico navideño más en el que Keira enamoraba a propios extraños y se convertía en la mujer más envidiada, tanto por hombres como por mujeres. Todos queremos una declaración de amor así, o tener el ingenio suficiente para hacerla.

  • Extras