15 de agosto de 2014

5 motivos para ver ‘SHAME’

Por Roberto Bra

Con motivo la emisión en Paramount Channel de 'SHAME', la película dirigida por Steve McQueen y protagonizada por Michael Fassbender y Carey Mulligan, recopilamos cinco motivos por los que no puedes perderte una de las películas más incómodas y polémicas de los últimos años.

Confirmó a Steve McQueen como un director a seguir

En 2008 el director británico Steve McQueen estrenó 'HUNGER', su ópera prima, en la que narraba la huelga de hambre de presos del IRA, liderada por Bobby Sands. La cinta, incómoda y de una dureza no apta para gente sensible pero aún así profundamente bella, le valió a McQueen la Cámara de Oro (mejor ópera prima) en el Festival de Cannes y fue el primer gran trabajo de su protagonista, Michael Fassbender. Tres años más tarde, McQueen repetía actor principal para rodar, una vez más, una película no apta para todos los públicos y que incomodaría a una buena parte del sector cinematográfico: 'SHAME'. De forma cruda y devastadora McQueen nos ofrece un paseo por los recovecos más oscuros del ser humano.

Por el 'New York, New York' de Carey Mulligan

Carey Mulligan interpreta a Sissy, la hermana menor de este adicto al sexo llamado Brandon (Michael Fassbender). Él la acoge unos días en su casa tras una inesperada visita. En una de las escenas más emocionantes de la película, Mulligan interpreta una versión de la canción New York, New York, compuesta por John Kander y Fred Ebb, que alcanzó la fama internacional con la versión que realizó Frank Sinatra. Bajo la mirada atónita y emocionada de Michael Fassbender, Carey Mulligan interpreta una preciosa versión ante la que solo cabe quitarse el sombrero.

Por su polémica

La película y su argumento sobre una persona adicta al sexo levantó ampollas desde su primera proyección en el Festival de Cine de Venecia, donde fue aplaudida y abucheada. Prostitutas, encuentros casuales, masturbación, pornografía y desnudos integrales entre los que se encuentra el ya famoso miembro viril de Michael Fassbender provocaron que la película fuese calificada en Estados Unidos como NC-17, es decir, prohibida para menores de 17 años. Lo que suponía su, casi total, muerte comercial. Pese a que la crítica se rindió a su pies y pese a que la interpretación de Fassbender, ganador de la Copa Volpi a Mejor actor en Venecia, era de las mejores del año la película no logró ninguna nominación a los Oscar. ¿Quizás era demasiado incómoda para los académicos?

Por su famoso "travelling"

Un traveling consiste en un deplazamiento de la cámara variando la posición de su eje. Estos movimientos suelen ser por desplazamiento de la cámara por una persona, grúa, etc. Muchas veces se usa una especie de vía de tren por la cual se desplaza una "vagoneta" en la que viajan el cámara y la cámara en sí. Muchas escenas de 'SHAME' quedaron para el recuerdo, pero el plano secuencia  de dos minutos, realizado mediante un travelling, en el que Michael Fassbender sale a correr por las calles de Nueva York fue una escena grabada a fuego. Steve McQueen demostró una vez más porque es uno de los grandes directores de la actualidad. 

Por la interpretación de Michael Fassbender

Si en 'HUNGER' su trabajo ya había sido algo digno de mencionar, en 'SHAME' la interpretación de Michael Fassbender sobrepasa los límites del halago. Brillante y feroz, Fassbender consiguió trasladarnos la angustia, soledad y amargura interior que siente su protagonista, dejándonos revueltos en lo más profundo de nuestro interior. Los académicos lo dejaron sin nominación al Oscar y no vieron en su trabajo la realidad más inmediata: que era uno de los mejores trabajos del año. Hay muchas cosas que agradecerle a 'SHAME', entre todas esas cosas está el otorgarnos una de las mejores interpretaciones que Michael Fassbender ha realizado hasta la fecha.

  • Extras