26 de junio de 2017

5 películas que invocan al verano

Por Aitziber Polo Fraile 

El verano ya está aquí y seguro que al pasar por delante de la puerta del cine os habéis planteado muy seriamente una sesión de aire acondicionado y Los Vigilantes de la Playa.        

Si no ha sido así, y no os van mucho los bañadores rojos y la cámara lenta, no os preocupéis porque os proponemos cinco películas para todos los gustos. Eso sí, todas ellas ideales para hacer frente al calor desde la comodidad de nuestro sofá. De chapuzones va la cosa. ¡Dentro lista!      

¿Hace un paseo por el fondo marino? Si no eres de los que aguantan cual lagarto tostándose al sol y prefieres darte una buena zambullida, una peli de buceadores no falla. Los huracanes son una catástrofe para el común de los mortales, pero un chollo para los cazadores de tesoros submarinos.

En 'Into the blue' ('Inmersión letal' en nuestro país), Paul Walker y Jessica Alba se meten en la piel de una pareja que se dedica a rescatar aquello que haya quedado al descubierto entre la revuelta arena del fondo oceánico. Pero en las profundidades no sólo hay valiosas reliquias, y ellos tienen la mala suerte de toparse con un avión hundido y repleto de droga. Evidentemente, esto no cae en saco roto cuando hay narcotraficantes por la zona. Este thriller suma dosis de acción y suspense en medio del gran azul, convirtiéndola en un imprescindible de su género.
"31 de Julio de 1715: Una tempestad hunde la flota tesorera más grande de la historia. Cuarenta cofres llenos de joyas y oro para la reina de España.

" Si os gustan las aventuras pero la anterior propuesta está contraindicada para vuestros nervios, podéis optar por la originalmente titulada Fool's Gold. Una comedia romántica que ofrece un entretenimiento más relajado. Tiene playas, tiene yates, tiene snorkel, tiene a Kate Hudson y Matthew McConaughey luciendo palmito en bañador e intentando solventar la crisis de su matrimonio con el descubrimiento de un tesoro que los haga ricos, y también tiene a Donald Sutherland.
En 2008 nos llegaba también la adaptación cinematográfica de uno de los teatros musicales que más éxitos ha cosechado a lo largo y ancho del mundo: Mamma Mia! Con las canciones de ABBA como hilo conductor y banda sonora, Mamma Mia nos transporta a las islas griegas dándonos ganas no solo de playa sino de verano, y a fin de cuentas: de vacaciones. ¿A quién no le gustaría alojarse en el hotel que Donna (Meryl Streep) regenta en una isla llena de casitas blancas, calas de arena clara y agua turquesa?

¿Quién no se daría un paseo en velero con sus tres posibles padres si estos fueran Pierce Brosnan, Colin Firth y Stellan Skarsgard? Si sois de los que dais las gracias porque os dejen cantar canciones, o soñáis con convertiros en dancing queen, esta es vuestra película del verano. Así que sacad del armario vuestra ropa ibicenca y también las aletas de bucear, porque nunca es mal momento para montarse coreografías sobre la pasarela de la playa.
Nos hemos decantado por ella aunque Al filo de las olas, Le llaman Bodhi, Soul surfer o Locos por el surf ya nos habían dado muchas ganas de coger la tabla y lanzarnos al mar. Gerard Butler y Jonny Weston se atreven con olas de hasta quince metros en este biopic sobre la vida de Jay Moriarty, quien se convirtió en una leyenda del surf con tan solo dieciséis años. Su vida no fue fácil, empezando por su situación familiar.

Pero contó Frosty Hesson (otro icono del surf) como mentor para alcanzar su verdadera pasión: surfear Mavericks. Así que si lo vuestro es la adrenalina y el ambiente costero de un pueblo que se prepara anualmente para recibir las olas más grandes del planeta, Persiguiendo Mavericks es nuestra recomendación. Una película de género dramático que nos cuenta una admirable historia de superación personal.
Si ya en 1975 Tiburón nos dio más ganas de salir del agua que de entrar, esta refrescante película con Blake Lively como única protagonista vuelve a contagiarnos la angustia por estar en terreno del depredador perfecto.

No podía faltar una cinta de terror en esta lista, que además de mostrar unos paisajes que quitan el hipo durante los primeros minutos de metraje, tiene el mérito de mantenerte hora y media en tensión y a remojo. Porque transcurre íntegramente en el mar, con todo el peso de la acción centrado en la surfista y el tiburón blanco. Así que ya sabéis, si alguna vez os encontráis una recóndita y paradisiaca playa como la que Nancy encuentra en Infierno azul, preguntaos por qué no hay gente en un lugar tan aparentemente ideal. 3

¿Y vosotros, por cuál os decantaríais? ¿Qué otras películas os hacen viajar hasta la orilla del mar sin salir de vuestra casa?

Fotos: Getty Images