5 de septiembre de 2016

5 razones para descubrir a Jet Li

Por M. J. Arias

Aunque a sus seguidores les pueda parecer extraño e incluso ofensivo, Jet Li es uno de esos actores que a veces pasa desapercibido para el público poco asiduo a las películas de acción y artes marciales. Sin embargo, esta estrella china es toda una celebridad en lo suyo que merece ser conocida más allá de los aficionados al género por muchas razones. Te damos cinco y te invitamos a ver 'El beso del dragón', uno de los títulos más importantes de su currículum, en Paramount Channel.
No son muchos los actores chinos que han conseguido ya no sólo traspasar fronteras si no dar el salto a Hollywood con éxito como lo hizo en su día Bruce Lee. Jet Li es uno de los pocos que ha logrado incluir su nombre en esta reducida lista en la que se encuentran otros como Jackie Chan y Chow Yun-Fat. Entró por la puerta de las arte marciales, como la mayoría de sus compatriotas. Un talento que explotó desde niño y al que sigue sacándole partido en la mayoría de sus películas.
Seis entregas componen esta saga protagonizada por Jet Li, una de las más reconocidas de su carrera. La primera entrega data de 1991 y Li interpreta en ella al mítico maestro de artes marciales Wong Fei Hung. Problemas con los productores hicieron que su protagonista original abandonase la saga tras la tercera película para volver en la sexta. El éxito fue tal que hasta contó con una serie de televisión.
Tienes que ser muy bueno en lo tuyo (la acción) para que Sylvester Stallone te llame para formar parte de su equipo de mercenarios. Li es uno de los originales y ha participado en las tres entregas estrenadas de la franquicia. En ella interpreta a Yin Yang, un especialista en artes marciales, extremadamente violento y ansioso por cumplir el sueño americano, su propia versión, claro.
La filmografía de Jet Li está plagada de pequeñas joyas del género y rarezas como ‘Danny Dog’ y ‘Romeo debe morir’. La primera se estrenó en 2005. Tenía como guionista (uno de ellos) a Luc Besson y a Louis Leterrier como director. Li daba vida a un hombre que fue raptado de niño y criado como una especie de perro de presa al que su dueño usa para atacar a quienes le deben dinero. Otro ejemplo es ‘Romeo debe morir’, una de sus películas más conocidas, que le dio fama y que se estrenó en 2000. En ella es un expolicía que se mete en líos con la mafia china buscando al asesino de su hermano.
Y tanto que da para una película. El menor de una familia numerosa, desde muy pequeño siempre tuvo talento para las artes marciales. Su fuerte era el whusu, una especialidad de artes marciales chinas en la que Li llegó a ser campeón nacional de niño y adolescente y ganar medallas. Casado dos veces y padre de cuatro hijos, en 2004 fue una de las víctimas del tsunami del Índico. Figuró en la lista de desaparecidos y algunos medios llegaron a darle por muerto. Una vez a salvo, contó a los medios cómo consiguió poner a salvo a su hijas y a la niñera de estas.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Cine