28 de julio de 2015

6 parejas de adolescentes para enmarcar

Por M. J. Arias

Nat Wolf y Cara Delevingne son la nueva pareja de moda para el cine romántico adolescente. Dos jóvenes a cada cual más distinto cuyas vidas se cruzan poniendo del revés la existencia del otro y haciéndoles, a la larga, madurar como personas. 'Ciudades de papel' se estrena a principios de agosto en España en medio de la expectación que suele levantar cualquier adaptación al cine de una novela superventas. Habrá que esperar para saber si la química entre Wolf y Delevingne es lo suficientemente potente para que su pareja cinematográfica entre en el particular Olimpo de estas seis. ¿Cuál es tu favorita?

Romanticismo por los cuatro costados desborda 'Un paseo para recordar', esta novela de Nicholas Sparks convertida en película predilecta de los adictos al azúcar en la pantalla con unos adorables –sobre todo ella– Mandy Moore y Shane West. Dos adolescentes de Carolina del Norte. Ella, la hija del pastor de la comunidad. Él, el guaperas broncas del instituto. Sus caminos se cruzan y la enfermedad de ella, también. Quién no ha suspirado con el porvenir de Landon Carter y Jamie Sullivan alguna vez y llorado con su amargo destino.

Nada como dos adolescentes, en la flor de la vida y enfermos terminales para hacer aflorar la lágrima del respetable y cruzar los dedos para que un milagro les salve. En 'Bajo la misma estrella' Shailene Woodley y Ansel Elgort derrochaban simpatía y química. Curioso el resultado después de verles a ambos compartir padres en la saga 'Divergente'. La forma que sus personajes tienen de afrontar la enfermedad tiene mucho que ver en el positivo resultado

Son guapos, carismáticos, derrochan simpatía y cuando aún estaban casi empezando a ser conocidos Disney les unió bajo una corona en 'Princesa por sorpresa 2'. Su historia era una de esas previsibles y por eso gratificantes. Dos jóvenes a los que los intereses de sus familias enfrentan y que dan por buena la cacareada frase 'los que se pelean se desean' tan propia del patio del colegio.

Efron y Hudgens hacían tan buena pareja que se llevaron el amor de instituto de Troy y Gabriella fuera de las pantallas. Lo que nació al abrigo de las canciones y los bailes de 'High School Musical' se convirtió en una historia de amor real que duró años. En la pantalla, su relación se basaba en que él (casi) solo podía ser él mismo ante ella. Por aquello de ser jugador de baloncesto y querer cantar y bailar como si le fuese la vida en ello.

Son tan raros, tan caóticos y tan adolescentes en estado puro que Page y Cera en 'Juno' resultan adorables. Sus personajes no habría sido lo mismo sin el desparpajo de Page y sin la perpetua cara de desconcierto y 'empanamiento' de Cera. Sin ellos, la historia escrita por Diablo Cody dirigida por Jason Reitman que se coló en las nominaciones de los Oscar de 2008 no habría sido, ni de lejos, la misma. Todo un acierto de casting, sin duda.

En España estos personajes salidos de la pluma del prolífico Federico Moccia tuvieron los rostros de Mario Casas y Clara Lago, que no es que hiciesen mala pareja protagonista en 'Tengo ganas de ti', pero hay que reconocer que Riccardo Scamarcio y Laura Chiantti les superaban en cuanto a química y entrada por los ojos en la versión italiana de la película, titulada 'Ho voglia di te' y anterior a la patria.

Dos raritos, dos marginados, dados de lado por los 'chupiguays' del instituto que un día se encuentran. Él se enamora de ella desde el primer momento. Ella está a otras cosas. Pero está claro que están hechos el uno para el otro. Y aunque en esta pareja el interés romántico solo parece ponerlo uno de ellos, el resultado merece estar en este post aunque solo sea porque 'Las ventajas de ser un marginado' es una de las mejores películas de su especie en los últimos años.

Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras