15 de diciembre de 2014

6 películas para dar esquinazo al espíritu navideño

por M. J. Arias

¡Ay, la Navidad! Época de reunirse con familiares y amigos en torno a una mesa repleta de manjares en exceso, bebida en abundancia y regalos para dar y tomar. Una época en la que el espíritu navideño campa a sus anchas dando rienda suelta al sentimentalismo, la ñoñería y las buenas intenciones. Sí, es Navidad y cada vez empieza antes. Los turrones, mazapanes y polvorones se agolpan en las estanterías de los supermercados desde hace semanas (antes incluso que las chucherías de Halloween) y los anuncios de juguetes son un no parar entre corte y corte de esas películas de sobremesa cuya trama gira en torno a un Papá Noel infiltrado o accidental,familias rotas que se reúnen para compartir un pavo o deseos de la infancia o infantiles cumplidos bajo la nieve y las luces de colores.

Pero, qué pasa con esos grinches de la Navidad. Ellos también tienen su corazoncito y merecen saber que hay otra Navidad posiblerefugiándose en el cine lejos de los compromisos obligatorios, de la tediosa tarea de buscar regalos como 'UN PADRE EN APUROS' y de los villancicos a todas horas. El menú cinéfilo de estas fechas suele ser sota, caballo y rey. 'LA GRAN FAMILIA', 'SOLO EN CASA' y '¡QUÉ BELLO ES VIVIR!' son clásicos. Y están muy bien. Negarlo sería un sacrilegio de proporciones bíblicas. Pero… ¿Qué tal echar un vistazo a esas otras películas ambientadas en Navidad en las que el espíritu navideño brilla por su ausencia? Una pequeña selección para aquellos que, si se lo permitiesen, borrarían la Navidad del calendario y que pueden encontrar en el cine un refugio para aislarse, durante un par de horas, de todo lo que les rodea.

'Esto es Halloween, esto es Halloween…' Una vez que uno piensa en 'PESADILLA ANTES DE NAVIDAD' resulta imposible borrarse la canción de la cabeza durante las próximas horas. Tim Burton, declarado apasionado de la fiesta del truco o trato, ideó en 1993 cómo unir dos de las festividades más celebradas por los niños dotándolas de un toque de terror. Cierto es que esta es una de sus mejores películas, pero la idea es bastante terrorífica. Un esqueleto que secuestra a Papá Noel y usurpa su puesto la noche más mágica (con permiso de sus majestades Melchor, Gaspar y Baltasar) para colarse en las casas y dejar bajo el árbol unos regalos que, por mucho que a él le parezcan geniales, a los niños les dan un susto de muerte. Un planteamiento terrorífico con un desarrollo muy divertido, números musicales y la siempre mágica stop motion para dar vida a la historia.

Encerrarse 131 minutos con John McClane/Bruce Willis puede ser una auténtica cura de tanto estrés navideño. Ver a uno de los tipos mas duros que ha dado el cine poner firme a un grupo de terroristas, disparar a diestro y siniestro, soltar tacos y socarronerías y romperlo todo es un planazo se mire por donde se mite. Porque McClane es mucho McClane y nadie le revienta la cena de Navidad de la empresa a su señora esposa. Adrenalina en estado puro para echar un buen rato sin ñoñerías que valgan.

Sí, la historia narrada por Juan Antonio Bayona en 'LO IMPOSIBLE' no sólo fue real, sino que ocurrió en plenas vacaciones navideñas. Un tsumani arrasó la costa indonesia llevándoselo todo a su paso, casas, árboles, coches y personas. Hubo decenas de miles de muertos y desaparecidos. Sin embargo, 'LO IMPOSIBLE' se centra en la historia de una familia española que logró sobrevivir. Naomi Watts y Ewan McGregor dieron vida en la pantalla a uno de los grandes éxitos de taquilla de hace dos años. Los hechos ocurrieron en Navidad, pero que nadie espere encontrar nieve y villancicos. Lo imposible es una película angustiosa, que comprime el corazón de principio a fin. Eso sí, como reza el título, lo imposible a veces es posible. Incluido un final feliz después de tanta angustia.

La mañana del 25 de diciembre y la del 6 de enero los árboles, chimeneas y demás lugares propicios amanecen plagados de regalos envueltos con más o menos tino. Juguetes, ropa, perfumes, artilugios tecnológicos… La lista de posibilidades es inmensa, pero cuidado con lo que se regala. Sino que se lo pregunten al protagonista de 'GREMLINS'. Con lo monos que parecían esos bichitos. Casi peluches. Un error y zas, una película de terror ochentera que ha envejecido bastante bien.

Los protagonistas de 'EL DÍA DE LA BESTIA' no están para muchos villancicos y panderetas. Un cura (Álex Angulo) ha dado con la clave para descifrar el día en el que se desatará el Apocalipsis e intenta evitarlo con la ayuda de Santiago Segura, un fanático del Death Metal. La profecía dice que el Anticristo nacerá el 25 de diciembre en Madrid y ellos dos tendrán que evitar que se desate el fin del mundo mientras el resto de habitantes de este cenan en familia y escuchan el mensaje de su Majestad.

La Navidad es un tiempo para vivir en familia, pero, qué tal dejarse llevar por un romanticismo más propio de San Valentín que de la época de los turrones y el mazapán. Una buena opción para impregnarse de él y llorar a moco tendido puede ser 'ALGO PARA RECORDAR'. Aquella historia de amor radiado en la que un niño llama a la radio el día de Navidad para buscarle novia a su padre. Él es un viudo nostálgico con la pinta de Tom Hanks. Ella, la chica al otro lado de las ondas radiofónicas que decide poner el riesgo su futuro matrimonio por conocerle, es Meg Ryan.

  • Noticias