23 de diciembre de 2014

7 ingredientes para un éxito navideño en el cine

Por Bernardo Pajares 

Las películas de Navidad son como los mazapanes y los turrones: si los tienes delante, picas, pero a la segunda comida familiar estás deseando volver a la normalidad. Desde pequeños asociamos las vacaciones navideñas que llegan después de las notas (¡ay, las notas!) con las películas para toda la familia que, unas veces recién hechas, otras veces recalentadas en un golpe de microondas, nos sirven en cines y cadenas de televisión.

Estos son los ingredientes que no pueden faltar en cualquier surtido navideño que se precie. Los has visto juntos y por separado, frescos, precocinados y hasta con la fecha de caducidad pasada. Advertencia: su uso no siempre es garantía de éxito y es necesario prestar mucha atención a las cantidades para no pasarnos ni quedarnos cortos.

1.- Un cuento clásico que tengas a mano

Los de Hans Christian Andersen o los hermanos Grimm suelen funcionar muy bien. Coges el cuento, mantienes los personajes pero le das un lavado de cara, con cuidado para mantener su mensaje y a la vez conseguir un aspecto que resulte atractivo. Solo tenemos que añadir uno o dos ingredientes más y... ¡listo para consumir!

Contienen cuentos: 'FROZEN', 'LOS FANTASMAS ATACAN AL JEFE', 'EL GIGANTE EGOÍSTA'.

 

2.- Un protagonista que no pase desapercibido

Si parece achuchable, mejor. Ni siquiera es necesario que lo sea de verdad. Lo importante es que tenga carisma y que no puedas olvidar su cara una vez que lo has visto.

Contienen protagonista adorable: 'ELF', 'JACK FROST', 'PESADILLA ANTES DE NAVIDAD', '¡VAYA SANTA CLAUS!', 'EL GRINCH'.

 

3.- Un puñado de estrellas del momento

Coge a la chica televisiva de moda, a la vieja gloria en tiempos bajos, al cachas que quiere que le tomen en serio como actor... hay tantas opciones como tipos de turrones. Lo importante es que todos aparezcan -photoshop mediante- guapos en el cartel.

Contienen estrellas del momento: 'LA JOYA DE LA FAMILIA', 'NOCHE DE FIN DE AÑO', 'LOVE ACTUALLY'.

 

4.- Una o dos reuniones familiares (mejor si son grandes)

Aquí es donde entra en juego la creatividad de cada uno: quien dice familia, dice amigos. Lo básico y primordial es que se pasen la mayor parte de la película buscándose mutuamente, que tengan la urgencia de verse, por ejemplo, para la cena de Nochebuena. Claro que puede ser también que la reunión familiar sea lo que provoca el conflicto, por lo que las tramas girarán en torno a los choques tan propios de estas fechas. El caso es que al final todos se abrazan, se solucionan las diferencias que al principio les separaban y todo es felicidad.

Contienen reuniones familiares: 'COMO EN CASA EN NINGÚN SITIO', 'FAMILY MAN', 'SOLO EN CASA', 'THE HOLIDAY (VACACIONES)'.

 

5.- Copos de nieve (mejor si es natural)

La nieve puede tener que ver con el argumento de la película o ser solamente un elemento decorativo. Sea como fuere, la presentación siempre queda mucho más lucida si hay nieve, hielo o pista de patinaje. Advertencia: es importante que compruebes que tenga el sello de calidad suprema, de lo contrario gritará a los cuatro vientos que es más falsa que el pelo de Nicolas Cage.

Contienen trazas de nieve: 'SOBREVIVIENDO A LA NAVIDAD', 'FROZEN', 'BALTO', 'HISTORIAS DE NAVIDAD', 'ELF'.

 

6.- Un buen chorro de aventuras

Llegados a este punto no hay problema si se te va un poco la mano con la cantidad. Si a la acción le añadimos un poco de comedia haremos que el resultado final sea mucho más agradecido al paladar.

Contienen aventuras: ¡VAYA SANTA CLAUS!, FROZEN, SOLO EN CASA, UN PADRE EN APUROS.

 

7.- Una pizca de sentimentalismo con moraleja

Siempre, siempre, después de las persecuciones, las peleas y los enredos, llega la escena crucial. La estabas esperando desde que empezó la película y estás en un quiero-no-quiero porque, en el fondo, sabes que en este surtido siempre hay final feliz. Una puerta que se abre, música de llorar para el mensaje de esperanza. Los personajes se miran y tú te abrazas a tu cojín mientras ellos se funden en un abrazo. No importa las veces que se repita la escena con diferente cobertura, siempre acabas echando la lagrimita... y sabes que, aunque ahora estés saturado de buenos sentimientos, el año que viene repetirás.

Contienen final lacrimógeno: 'LOS FANTASMAS ATACAN AL JEFE', 'MILAGRO EN LA CIUDAD', 'MAKTUB', 'ESTO (NO) ES UN SECUESTRO'.

 

  • Extras