7 razones para amar a Brian De Palma

Por Luís Fernández

Nacido el 11 de Septiembre de 1940, Brian De Palma se crió en New Jersey en una familia de origen italo-americano. Uno de los directores más controvertidos de la historia del cine (sus nominaciones a los Razzie por 'SCARFACE' o 'VESTIDA PARA MATAR' dan buena prueba de ello) cumple años y aquí vamos a dar siete razones de porqué deberíais amarlo como nosotros…

 
De Palma es un artista de mente única que ha dividido tanto a público como a crítica en toda su carrera. Sin lugar a duda, el hecho de que sus primeros escarceos con una cámara fueran para intentar filmar a su padre con alguna de sus amantes en un momento de intimidad, ha de marcar la evolución psicológica y por tanto la creación artística de este director. Indiferente no deja.
Brian de Palma pertenece a lo que se vino a llamar el Nuevo Hollywood. Una generación de nuevos creadores que rompería con el carácter más clásico de la meca del cine. Pero mientras compañeros como George Lucas o Steven Spielberg alcanzaban el beneplácito de la crítica y la inmejorable acogida del público, De Palma se conformaría con luchar una década con obras experimentales de bajo presupuesto, pero fue 'CARRIE' la cinta que le otorgaría el espaldarazo definitivo.  
Aunque siempre se alude al hecho de que sus películas están firmemente influenciadas por el maestro Alfred Hitchcock, no cabe menospreciar el trabajo de De Palma al intentar ahondar en su propio universo. De hecho, sus películas se caracterizan por plantear un diálogo entre el director y el espectador. Es imposible ver una cinta de De Palma sin, prácticamente, hablarle a la pantalla.  
Desde sus inicios más experimentales pasando por superproducciones de lo más peculiar… Brian de Palma ha sabido reconvertirse una y otra vez, adaptando su forma de dirigir a las más variopintas temáticas. Un hombre que puede dirigir desde 'SCARFACE' a 'MISIÓN A MARTE', pasando por 'CARRIE' o 'VESTIDA PARA MATAR', es un hombre con capacidades casi infinitas.   
Una de las cuestiones más difíciles para los directores es conseguir una marca propia, es decir, que se reconozca su estilo sin necesidad de ver el nombre en pantalla. Y Brian de Palma lo ha conseguido, con un sentido visual de lo más interesante. En la acción se aleja de la confusión, mantiene el objetivo y acompaña al espectador (no olvidemos que nos brindó la primera 'MISIÓN IMPOSIBLE'). Su estilo es parte de su obra.  
Sólo han colaborado en un par de ocasiones, pero en ambos casos el resultado ha sido dos de las mejores películas de Brian de Palma y de Al Pacino,'EL PRECIO DEL PODER' ('SCARFACE') y 'ATRAPADO POR SU PASADO' (´CARLITO´S WAY). Dos películas sobre inmigrantes latinoamericanos, con el mundo del narcotráfico de fondo. 

 

Su relación con los premios es casi nula. Sus mayores distinciones son un Oso de Plata en Berlín por 'SALUDOS' en 1968 y un León de Plata en Venecia por 'REDACTED' en 2007. Más allá de eso ni la Academia ni las asociaciones de críticos han sido demasiado cariñosas con el director. Aunque si hayan reconocido aspectos de sus películas o actores, su trabajo no ha sido mencionado expresamente. Más suerte ha tenido en los Razzies pero eso ya es otra historia…

 

Fotos: Getty Images
  • Extras