9 de diciembre de 2015

7 razones para amar a Kenneth Branagh

Por Roberto Bra

Cumple 55 años el actor, director y guionista Kenneth Branagh. Por ello hemos querido recopilar algunas razones por las que adoramos al polifacético cineasta británico:
A los 18 ingresó en la Royal Academy of Dramatic Art, cuyo director, Hugh Crutwell, sería mucho más tarde su ayudante y referencia en muchas películas. Nada más terminar la escuela, realizó el papel secundario en la obra 'Another country', que le valió muchos premios y aclamaciones. Pero fue su papel como Enrique V para la Royal Shakespeare Company (RSC) a la edad de 23 años, la que aseguró su posición como nuevo talento de la escena británica tanto en la dirección como en la interpretación.
Aunque comenzó en el teatro, poco a poco Branagh fue apareciendo también en la televisión. Su papel más destacable en la pequeña pantalla fue el que realizo en 'Fortunes of War', una miniserie en la que compartía pantalla con Emma Thompson y que nos muestra las crónicas del camino de los ingleses que huyen antes de que los ejércitos alemanes avanzen hacia Atenas y después a El Cairo. Fue aquí donde Branagh y Thompson se conocieron, tres años después, en 1989, se casaron. Desgraciadamente el matrimonio se separaría en 1995 debido a el distanciamiento que habían sufrido debido a sus diversos proyectos.
El mismo año que Kenneth Branagh contrajo matrimonio con Emma Thompson fue el año en el que debutó como director. Y no fue precisamente con algo sencillo, el actor inglés se atrevió a adaptar la obra de teatro de William Shakespeare 'Enrique V'. Emma Thompson actuaría también en la primera película de Branagh, una película con la que se ganó no solo a la crítica sino también a los académicos de Hollywood que le otorgaron tres nominaciones a los Oscar, incluída la de Mejor película.
Sí, lo sabemos, quizás la comparación es exagerada pero al británico lo compararon con Welles cuando estrenó su segunda película, 'Morir todavía', en la que también trabajaron como actores tanto él como su mujer Emma Thompson. Pese a la exageración de la comparación hay algo que quedó claro con la acogida que tuvo su segunda película: la crítica adoraba la versatilidad y sobriedad de las películas de Branagh. La película fue un éxito y le permitió rodar la comedia de bajo presupuesto 'Los amigos de Peter'.
En 1995 Kenneth Branagh cumplió uno de sus sueños: adaptar 'Hamlet' a la gran pantalla. Pero Branagh fue más allá, no solo se conformó con adaptar la obra de Shakespeare, sino que la adaptó sin ningún corte con respecto a la obra original. La película duraba cuatro horas, y con un reparto plagado de estrellas. También se exhibió una versión reducida de poco más de hora y media. Los críticos la aclamaron y recibió cuatro nominaciones a los Oscar. Pese al éxito no recibió ninguno.
Fue en la segunda entrega de la saga Harry Potter y la cámara secreta donde Branagh hizo su aparición dando vida a Gilderoy Lockhart. La película consiguió críticas bastantes favorables yrecaudó $878.6 millones, por lo que se convirtió en la tercera película en superar los 600 millones de dólares en ingresos de taquilla internacional, precedida por 'Titanic', estrenada en 1997, y por 'Harry Potter y la piedra filosofal', estrenada en 2001.
En 2011 Branagh hace incursión en el gran cine industrial con una adaptación de 'Thor', el personaje creado por Marvel Comics. La mayor parte de los fans quedaron muy satisfechos, tanto con la elección de Branagh para dirigir la adaptación como con el resultado final. La crítica, sin embargo, no fue tan entusiasta y otorgó unas críticas bastante negativas a la cinta. Branagh no dirigió la secuela de Thorque vio la luz en 2013.
Artículo escrito porlosExtras.es
  • Extras