25 de junio de 2014

7 razones para amar a Ricky Gervais

Por Bernardo Pajares

Ricky Gervais es como ese primo difícil de querer al que le tenemos cariño porque es de la familia. Aprovechando que hoy cumple 53 años, preparamos la defensa de este británico de risa escandalosa, gamberro y polifacético a partes iguales. No será sencillo y puede que Tom Cruise intente boicotear ese artículo, pero aquí van nuestras poderosas razones para amar a este canalla del humor.

1.

Porque fue manager antes que cómico. De hecho, él consiguió el primer contrato discográfico de Suede muy a principios de los años 90. A pesar de que lo reemplazaron por otro cuando empezaron a despegar, Brett Anderson, el líder de la banda, lo recuerda como “un tipo encantador y con talento”.

2.

Porque es un hombre de radio. Antes de que la televisión multiplicase su popularidad, en 1997 Ricky Gervais trabajó para la emisora británica Xfm. Aunque no había sido contratado como locutor, enseguida empezó a ejercer como tal en un programa nocturno. Ya no se volvería a separar del micrófono. ‘THE RICKY GERVAIS SHOW’ figura en el Libro Guinness de los Records como el podcast más descargado de 2005.

3.

Por el tándem que hace con Stephen Merchant. Se conocieron en la radio y juntos crearon ’THE OFFICE’, la multipremiada comedia de la BBC, que se ha emitido en 80 países y cuya versión americana protagonizó Steve Carell. Pero esta serie fue solo el primer éxito del dúo especialista meterse en líos con su humor negrísimo. Así intentaban entre los dos hacer -sin éxito- de Liam Neeson un actor de comedia decente en una escena de 'LIFE'S TOO SHORT’.

4.

Porque fue el primer inglés en pisar la taberna de Moe. Claro que lo hizo en un capítulo de 'LOS SIMPSON' que él mismo había escrito y que se emitió en 2006. Su personaje favorito es el de Marge, "la roca de la familia".

5.

Porque, como todo el mundo sabe, lo que sale de la BBC es oro y ‘EXTRAS’ no es una excepción. ¿El punto de partida? El día a día en los platós de cine y televisión de Andy Millman, un aspirante a actor que se gana la vida como figurante, arañando frases mientras hace de extra. Por supuesto, el protagonista es el mismo Ricky Gervais y detrás de las cámaras vuelve a estar Stephen Merchant. Lo mejor: en cada capítulo hay una estrella invitada que se parodia a sí misma. David Bowie, Kate Winslet, Ben Stiller y Patrick Stewart entraron en el juego:

6.

Porque escribe, produce, dirige y presenta. Esto último le pidieron que hiciese durante tres años consecutivos en la gala de entrega de los Globos de Oro y de allí no salió nadie sin un bonito traje a medida hecho por Ricky Gervais. Si en 2011 sus principales víctimas fueron Charlie Sheen, Bruce Willis ("el padre de Ashton Kutcher") y la película 'THE TOURIST', en la siguiente edición abría su monólogo dedicando estas perlas a la propia organización de la prensa extranjera en Hollywood: 

"Los Globos de Oro son a los Oscars lo mismo que Kim Kardashian a Kate Middleton: un poco más ruidosos, más vulgares, algo más borrachos y más fáciles de comprar"

7.

Porque aunque en el vídeo anterior no lo parezca, también tiene un lado tierno. Hace poco lo vimos en 'EL TOUR DE LOS MUPPETS' y también ha pasado por 'BARRIO SÉSAMO' para cantarle una nana a Elmo. Eso sí, en las tomas falsas no pudo evitar mencionar las drogas y el Holocausto, dos de sus temas recurrentes. ¡No tiene remedio!

 

  • Extras