18 de abril de 2014

7 razones para amar a Whoopi Goldberg

Por Bernardo Pajares

Pensar en Whoopi Golberg es pensar en los 90. De un tiempo a esta parte no se prodiga mucho por la pantalla grande, así que para verla en acción nos tenemos que conformar con con sus apariciones en la serie 'Glee' y esperar a que lleguen las 'TORTUGAS NINJA'. Hace unos años, en cambio, estaba en todas partes, desde 'JUMPIN' JACK FLASH' hasta 'INOCENCIA INTERRUMPIDA'. Por si a alguien se le han olvidado los muchos logros de la copresentadora de The View, resumimos nuestra debilidad por la actriz en siete razones:

1.

Por Oda Mae Brown, el personaje robaescenas por excelencia. La historia de amor de Sam y Molly respira gracias a esta timadora de looks extravagantes que se hace pasar por vidente… y descubre que, a su pesar, de verdad tiene poderes. ‘GHOST’ relanzó su carrera en 1991 y le valió un Oscar a Goldberg; Patrick Swayze y Demi Moore ni siquiera estuvieron nominados. Sus caras en esta escena en la que se hace pasar por la adinerada Rita Miller para cobrar un cheque de 4 millones de dólares son impagables.

2.

Porque antes de ganarse la vida como actriz trabajó como teleoperadora en una línea erótica. Lo confesó ella misma en The View, el programa que presenta desde 2007 en la ABC. Claro que seguro que este empleo fue más agradable que el que tuvo como maquilladora de cadáveres en una funeraria cuando era sólo una estudiante de estética.

3.

Porque se atrevió con un corsé para abrir la ceremonia de los Oscar en 2002, emulando a Nicole Kidman en ‘MOULIN ROUGE’. La primera mujer y la única anfitriona de color que han tenido hasta el momento los premios estrella del cine tampoco se quedaba corta en 1999. El año de ‘ELIZABETH’ y ‘SHAKESPEARKE IN LOVE’, en las que tanto Cate Blanchett como Judi Dench interpretaban a la Reina Virgen, Goldberg no quiso perder la oportunidad de convertirse también ella misma en la Reina Isabel.

4.

Porque nos hizo llorar a nosotros y a nuestros padres con el personaje de Celie en ‘EL COLOR PÚRPURA’ (1985), la adaptación de la novela de Alice Walker. Spielberg se había fijado en ella un año antes en el teatro, cuando interpretar a 17 personajes diferentes en ‘The Spook Show’. Desde entonces no han vuelto a trabajar juntos.

5.

Porque el año pasado se emocionó en televisión cuando un estudiante holandés con autismo le dijo que Guidan, su personaje en ‘STAR TREK: LA PRÓXIMA GENERACIÓN’ le había cambiado la vida. “Cosas como esta no ocurren todos los días”, le dijo llorando al presentador después de abrazar a su fan.

6.

Por prestar su voz a personajes de animación como Stretch, el pulpo de ‘TOY STORY 3’, o Shenzi, una de las hienas de ‘EL REY LEÓN’. En 2010 incluso se integró por una noche en el reparto del musical de Broadway para convertirse en el sabio Rafiki durante una de las funciones.

7.

Por poner patas arriba a toda una congregación de monjas clarisas y conseguir que afinaran en ‘SISTER ACT’. Imposible no dar palmas con la "hermana' Mary Clarence al ritmo de ‘I Will Follow Him’. Ella misma produce el musical basado en la película que llega este año a los escenarios de Barcelona y Madrid.  

  • Extras