7 de abril de 2015

8 escenas de Disney y Pixar que te harán llorar

Por M. J. Arias

Da igual que se seas de lágrima fácil o no, si tienes pensado ver alguna de estas películas de la factoría Disney o Pixar, será mejor que lo hagas con un buen puñado de pañuelos de papel a un lado y un vaso de agua al otro porque cuando llegues a estas escenas clave no podrás evitar dar rienda suelta al llanto. El primer indispensable es para sonarse sonoramente la nariz. El segundo, para hidratarse tras la abundante pérdida de líquidos. Y sí, hay mucha muerte en esta selección de escenas, pero también hay lágrimas de emoción y pura ternura. No todo son penas.

La historia de amor de Ellie y Carl en ‘Up’

Toda una vida en seis minutos (segundos arriba o abajo). El arranque de ‘Up’, en el que se cuenta la historia de amor y vida de Ellie y Carl es un ejemplo de maestría a la hora de condensar en muy poco tiempo qué es el amor. Cómo dos niños tan distintos se conocen, se gustan, crecen juntos y cómo la vida parece acabarse cuando uno de ellos dice adiós para siempre. Es imposible no llorar mientras se ve esta sucesión de retazos de una vida en común.

La muerte de la madre de Bambi

Obviamente, no podía faltar esta escena. Esa que ha traumatizado a tantos niños desde que Disney estrenase Bambi en 1942. Una madre angustiada que grita a su hijo que corra, que no pare de correr mientras las balas silban sobre sus cabezas. Y ese tierno cervatillo que cuando deja de correr regresa en busca de una madre que no responde a su llamada. Cuanta tristeza, cuanta pena, cuanto dolor en una sola escena.

La muerte de Flynn en ‘Enredados’

Puede que a muchos Flynn no les cayese del todo bien. Y que otros tantos piensen que no es el príncipe azul soñado. Pero su muerte, tras una carrera de infarto hacia la torre para salvar a su adorada Rapunzel, duele igual (o más) que las de otros. Menos mal que al final las lágrimas de pena se transforman en alegría.

El final de ‘Toy Story 3’

En la hasta ahora última de la saga existen muchas escenas para dejarse llevar por la emoción, ya sea esta la pena, la alegría e, incluso, la risa desmesurada. Pero existe una escena que es angustiosa a más no poder y que hace que los más sentimentales pongan a trabajar a su lacrimal. Nos referimos a la de la fundición. Quizá una de las escenas más angustiosa de la saga. Eso sí, para emotiva, la final, la de la despedida de Andy de sus juguetes. Woody y Buzz no podrían haber tenido una despedida mejor.

La muerte de Mufasa

Hay que ver lo que les gusta a los responsables de la animación infantil dejar a sus protagonistas huérfanos. ¿De verdad hace falta tanto drama en la pantalla? La de Mufasa es de las más crueles. A la madre de Bambi la mataban los humanos de un disparo, pero al padre de Simba es un plan urdido por su propio hermano el que acaba con él muerto por aplastamiento después de ser vapuleado en una estampida. Y por si esto no fuera demasiado trágico, ese momento en el que Simba se acerca al cuerpo de su padre ya inerte y le pide que se despierte... Snif, snif.

La escena de la trompa de ‘Dumbo’

Dumbo es, sin duda, una de las películas más lacrimógenas salidas de la factoría de Mickey Mouse. Un pobre bebe elefante que no tiene ni una sola palabra en toda la película, con el que todo el mundo se mete por orejotas y que ve cómo su madre es enjaulada por salir en su defensa. Pero ni las rejas son capaces de contener la ternura de esa mamá paquidermo que canta a su retoño al tiempo que le acuna sobre su trompa.

La masacre inicial de ‘Buscando a Nemo’

Lo de Nemo sí que es crueldad de la buena. No sólo le dejan huérfano de madre antes de nacer, los creadores del pez payaso con una aleta atrofiada decidieron convertirle en hijo único de golpe y porrazo ataque de barracuda mediante. Luego que si su padre era demasiado protector. Como para no. Cualquiera se fía de los guionistas tras la escabechina que prepararon cuando Nemo era solo una hueva. A él le dejaron huérfano de madre y sin hermanos. A su padre, viudo y traumatizado. Y al espectador, en lágrima viva ante tanta tragedia junta.

La muerte y transformación de Bestia

¿Se puede morir de amor? Según la historia de ‘La Bella y la Bestia’, sí. Eso le pasaba a Bestia, que, desesperado ante la ausencia de su amada y maldito por siempre, es incapaz de mirar al futuro con esperanza dejándose morir. Allí, recostada sobre su cuerpo, ella llora su pérdida en medio de la lluvia. Y cuando todo parecía perdido y los ojos están ya acuosos, una lluvia de rayos mágicos envuelve a Bestia elevándolo para romper un hechizo que solo el verdadero amor podía romper. Ains, pero que bonita historia.

  • Extras