9 de diciembre de 2014

9 películas imprescindibles sobre supervivencia

Por Luís Fernández

Películas donde los protagonistas no lidian con sus familiares pesados pero si les toca enfrentarse a los peligros de la naturaleza. Aún no hemos decidido si el tío pesado que se pasa con las copas es peor que un tiburón en medio del océano, pero los protagonistas de las siguientes películas nos darán algún consejo para sobrellevar mejor estas fiestas o cualquier época del año.

“En sueños, la marejada me tira del corazón. Se lo quisiera llevar”– Alberti

J. C. Chandor ofrecía a Robert Reford uno de los retos interpretativos de su carrera en ‘CUANDO TODO ESTÁ PERDIDO’. Una película íntima, directa, realista… y magníficamente filmada. Un contenedor que flota a la deriva causa daños en el velero de nuestro navegante. Y ahí empieza el verdadero drama. Un hombre enfrentándose al sol, la deshidratación, los tiburones… un hombre al que la edad le ha dado la sabiduría pero que también juega en su contra. Una película dura y bella. Una banda sonora increíble y unas imágenes para el recuerdo. Un logro.

“Pintar el mar, sumirse en él, desembocarse ebrios de mar”– Sergio Borao

El reverso fantástico de la anterior es ‘LA VIDA DE PI’. Ang Lee nos trajo este fantástico cuento. Una impresionante epopeya sobre la vida en la que el 3D nos hacía parte de un mundo realmente bello. Pi, el hijo del propietario de un zoo, se ve atrapado en un bote salvavidas tras el naufragio de su carguero. Un bote en el que no estará solo y en el que una improbable amistad tendrá lugar. La fuerza de la película reside en su pasión por la vida y en la necesidad de creer. Creer en uno mismo, creer en la vida. Fantástica.

“Los buques se deshacen al final de la línea sin ver mi vela blanca ni mi hoguera”– Odette Alonso

Uno de los papeles icónicos de Tom Hanks y uno de los logros del por momentos brillante Robert Zemeckis en ‘NÁUFRAGO’. A parte de ser uno de los mayores anuncios jamás filmados, hay que reconocer que la película es un entretenimiento de primera calidad. Y que Tom Hanks consigue hacer de ella una película divertida y dolorosa por partes iguales. El nos hizo creer en la amistad con objetos inanimados. Imposible no rendirse a este actor y a una historia llena de vitalidad y esperanza.

“En el camino aprendí que la humildad no es sumisión”– Rafael Amor

Peter Weir, autor de obras imprescindibles como ‘EL SHOW DE TRUMAN’ o ‘MASTER AND COMMANDER. AL OTRO LADO DEL MUNDO’, nos trae esta historia en la que tras la invasión nazi de Polonia es hecho preso por los soviéticos en un campo de concentración en Siberia, de donde logrará escapar junto a otros presos. Un intenso viaje atravesando el Himalaya y el desierto del Gobi hasta llegar a la India. Una travesía en la que Peter Weir retrata con fiereza el sufrimiento de estos caminantes ansiosos de libertad. Un camino largo, aparentemente eterno, en el que al final encontraremos la redención. Injustamente olvidada ‘CAMINO A LA LIBERTAD’.

“Uno por pura supervivencia va convirtiéndose en un monstruo”– Luis Eduardo Aute

Traumática historia basada en hechos reales la relatada en '¡VIVEN!'. Un avión en el que viaja el equipo nacional de rugby de Uruguay se estrella en los Andes, 29 mueres, solo 16 supervivientes. En medio de la montaña, soportando temperaturas de hasta 29 grados bajo cero y sin comida, el canibalismo como única salida. Durísima historia, muy sobria y sin efectismos sobre la lucha por la vida de los supervivientes. Dos de ellos se enfrentarán a las montañas en un viaje desesperado mientras el resto se queda atrás. Estremecedora.

“Las bocas derretidas se negaban al beso, sin corazón los hombres parecían ausentes”– Roque Vallejos

La novela de Cormac McCarthy, ‘LA CARRETERA’, cobraba vida en esta magnífica adaptación de la mano de John Hillcoat en la que Viggo Mortensen viajaba acompañando de su hijo en un mondo devastado por un misterioso cataclismo. Una atmósfera oscura y triste lo envuelve todo. Los grises en todas sus tonalidades se adueñan de la película y del espectador. Un espectáculo aterrador en la que encontrarse con otros supervivientes no siempre es un hecho afortunado. Durísimo relato que gana enteros gracias a su poderosa fotografía y producción, así como un Viggo Mortensen portentoso.

“Me desmorono día a día sin retardo, no hay tregua y me voy deshaciendo”– Pablo Carvajal

Quizá la más inconstante de las películas de esta selección, pero que logra momentos auténtica angustia. Así es ‘127 HORAS’ de Danny Boyle. El relato de los acontecimientos que en ese tiempo le ocurren al protagonista, un muy acertado James Franco. Un montañero y escalador que, en parte por su propia arrogancia, queda atrapado dentro de una grieta. Basada en una historia real y traumática por su resolución final, la película consigue transmitir parte del dolor del protagonista, que no es poco. Imperfecta, pero apreciable.

“La violencia no es sino una expresión del miedo”– Arturo Graf

Quizá controvertida en su planteamiento, ‘DEFENSA’, sin embargo, nos trae una angustiosa historia de supervivencia. Lo que parece una excursión tranquila de fin de semana de unos amigos de ciudad que pretenden hacer una travesía por un río que pronto se verá inundado por la construcción de una presa, se convierte en un infierno cuando se encuentran con los indígenas del lugar. Tensa y adrenalítica. Un encuentro con la naturaleza humana que todo lo tiñe de sangre y violencia.

“Dejadme, dejadme abarcar, ver unos instantes este mundo divino que ahora es mío”– Luís Cernuda

Alfonso Cuarón nos ofrecía la gran película del año 2013 y su gran película hasta el momento, en una filmografía que no deja de tener joyas inmensas como ‘HIJOS DE LOS HOMBRES’ o, sin dudar, ‘HARRY POTTER Y EL PRISIONERO DE AZKABAN’. Pero en ‘GRAVITY’ Cuarón logró lo imposible, que nos sintiéramos verdaderamente perdidos en el espacio. Sandra Bullock luchaba por sobrevivir en la inmensidad del espacio con una interpretación para el recuerdo. Asfixiante, llena de adrenalina, con una dirección insuperable. Gravity es una de las grandes películas del cine, y su historia un canto la vida encomible. Simplemente inolvidable.

  • Extras