22 de abril de 2015

Películas que hubiesen cambiado con la tecnología actual

Por Luís Fernández

Hoy vamos a hablar de películas clásicas y de cómo la tecnología actual hubiera cambiado muchas de ellas, afectado de forma severa a alguna de sus secuencias más importantes o a la trama por completo. Así que, cuidado con los SPOILERS si no las habéis visto. Pero cuando hablamos de cine clásico en este caso, en la mayoría de caso será refiriéndonos a toda aquella película anterior al 2007 aproximadamente en el que el smartphone se convierte en una realidad. Nuestro día a día ha cambiado y de la misma forma lo hubieran hecho las tramas de muchas otras películas. Aquí tenéis algún ejemplo de cómo la tecnología hubiera afectado a ciertas películas, ¿se os ocurre alguna otra?

'El proyecto de la Bruja de Blair'

Un grupo de estudiantes de cine se adentran en los bosques de Maryland para cubrir la historia sobre una leyenda local. Finalmente, acaban perdidos, desorientados y, en última instancia, muertos. Vale que si, supuestamente, te persigue una fuerza paranomal es complicado mantener la calma, pero todo hubiera ido como la seda con un navegador por satélite. Podrían haber encontrado el camino de vuelta facilmente o, en caso de no agradarles ese proyecto, trasladarse a otro bosque cercano, no tan hostil, y grabar un documental sobre la fauna y flora local. 

'Cujo'

Una de las numerosas adaptaciones de uno de los clásicos del maestro del terror Stephen King. Una historia que cuenta con todas las señas de identidad del género: dama en peligro, nadie alrededor, y falta de recursos. Gran parte de la película se desarrolla en el interior del coche donde una madre y su hijo quedan atrapados ante la atenta mirada del perro protagonista, escapando al final por los pelos. Hoy en día la solución tiene un nombre: SIRI. Tan simple como preguntarle por el número de la perrera municipal y que acudiesen a buscar al animal. Eso siempre que Siri entendiese la pregunta, claro. 

'Superman'

En las películas del superhéroe más querido, siempre ha habido una premisa básica (muchas veces difícil de creer) en la que se supone que nadie sabe que Clark Kent es Superman. Todos sabemos que unas buenas gafas transforman cualquier cara, y no llevar los calzoncillos por fuera ayuda. Ahora, dando por hecho que Clark  Kent sea un genio del disfraz, todo su misterio se hubiera resuelto con un sistema de vigilancia en las calles que lo captaría saliendo y entrando de cabinas telefónicos constantemente. Misterio resuelto. La verdad es que la discreción nunca ha sido el mayor fuerte de este superhéroe. 

'El silencio de los corderos'

Lo que hubiera ayudado a Clarice la tecnología punta de hoy en día, o no tan punta. En una de las escenas más tensas de esta obra maestra, la agente del FBI Clarice Starling se haya atrapada en un sótano en la búsqueda de Bufallo Bill, el cual corta la luz y se pone unas gafas de visión nocturna. La solución podría haber solucionado con tecnología de la época, porque las linternas ya existían. Pero es verdad que nadie lleva una linterna encima, aunque seas un agente y deberías. Pero si la película sucediese hoy en día, el móvil lo llevaría seguro. Activando el flash, cegaría a Bufallo y podría ponerse a salvo tranquilamente. Matando así toda la tensión de la cinta a su vez. 

'Psicosis'

Una secretaria a la fuga decide alojarse en el remoto "Motel Bates" y tiene un encuentro inolvidable con el propietario Norman Bates, y su madre. Nada de esto hubiera sucedido si la protagonista con una de las actuales tiendas de acampada auto desplegables. En su huída hubiera evitado el contacto con otras personas, no tendría que dar explicaciones ni mentir y se hubiera ahorrado un mal baño. Y mejor una limpieza por zonas con las aguas heladas de un arroyo cercano a una ducha sangrienta, ¿no?

'Cuando Harry encontró a Sally'

Una de las mejores comedias romántica de los 80 o casi la mejor, con permiso de Woody Allen. Esta película de un guión soberbio de Nora Ephron nos contaba la historia de estas dos personas destinadas a encontrarse casualmente a lo largo de su vida, y compartir anécdotas de sus vidas por separado. Toda la magia construida en estos momentos en que los protagonistas comparten sus recuerdos no hubieran sido tal de existir Facebook. Tras su primer encuentro se hubieran agregado a la red social, hubieran estado al tanto vagamente del desarrollo de sus vidas, cuando se encontraran sus conversaciones se basarían en un "sí, lo he visto en tu facebook" y nunca se hubieran llegado a enamorar. 

'Alien'

La tripulación de una nave espacial industrial investigan una transmisión desde un planeta en teoría abandonado, y se acaban llevando a un ente extraterrestre en su nave. Si hubieran dispuesto de un simple escáner, como el de cualquier hospital hoy en día, podrían haber visto que uno de los tripulantes, Kane, portaba en su interior una preciosa criaturita dispuesta a devorar a todo el que se le pusiera por delante. Esto no hubiera acabado con todos los problemas de Ripley y compañía, pero se hubieran ahorrado una escena de lo más desagradable. 

'Última llamada'

Colin Farrel engaña a su mujer y habla con su amiga especial a través de una cabina telefónica para evitar que el número quede registrado en sus facturas telefónicas. En una de estas ocasiones un francotirador, que conoce todos sus secretos, pondrá su vida en peligro. Hoy en día Colin no hubiera tenido que acudir a ninguna cabina telefónica, porque podría haber usado perfectamente Skype desde el ordenador de su trabajo para hablar con su amante. Sin registros, sin gastos... y sin francotiradores apuntándote a la cabeza. No es lo más bonito para un matrimonio, pero engañar nunca había sido tan fácil. 

'La red social'

Este es el caso más claro. La película sobre Mark Zuckerberg y la creación  de su famosa red social: Facebook. Una película que hubiera cambiado radicalmente de haber existido, pues eso mismo, Facebook. Porque Mark no lo hubiera creado y la película, tal como la conocemos, no existiría. Y aquí entramos en Matrix. Básicamente. alguien la habría inventado, pero no necesariamente con una historia tan atrayente detrás. O si, nunca lo sabremos. 

  • Extras