13 de febrero de 2014

Los entrenamientos más duros para ser un superhéroe

Por Bernardo Pajares

Chris Hemsworth y Ryan Reynolds han sido los actores de carne y hueso encargados de la difícil tarea de sacar del cómic a Thor y Linterna Verde, ambos, al igual que Henry Cavill, que ha dado vida a Superman, tienen un físico envidiable que, cualidades interpretativas aparte, juega una parte importante a la hora de enfrentarse a personajes de esta índole.

Más le costó a Tobey Maguire, novato en eso de hacer abdominales, ponerse en forma para meterse en la piel de Peter Parker cuando Sam Raimi lo escogió en 2001 para protagonizar ‘SPIDER-MAN’. Acostumbrado a una vida sedentaria y a la comida rápida, el actor se vio sometido a seis intensivos meses de ejercicio cardiovascular, artes marciales y levantamiento de pesas para conseguir que su cuerpo tuviese el tono atlético y definido del superhéroe de Marvel.

Que Hugh Jackman tiene un cuerpo trabajado a conciencia, fruto de casi 20 años de ejercicio y dieta supervisado por su entrenador personal no es ningún secreto. Pero hasta el australiano asegura que tuvo que afinar para ponerse a tono con el volumen muscular que requería el personaje en ‘LOBEZNO INMORTAL' (2013).

Incluso Chris Evans, que ya se había enfundado en el traje de Antorcha Humana para ‘LOS 4 FANTÁSTICOS’ en 2005, tuvo que trabajar duro a la hora de prepararse para protagonizar 'CAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADOR' (2011). “He tenido que ponerme grande para otras películas, pero nunca antes como para esta. Tuve que entrenar a diario tres meses antes de empezar a rodar, en ocasiones dos veces al día. Era agotador”, afirmó el actor durante la promoción de la película.

 

Comidas cada tres horas y sesiones de entrenamiento de entre 40 y 90 minutos en rutinas de cuatro días a la semana ayudaron a Robert Downey Jr. en 2008 a conseguir el cuerpo de Tony Stark, el rico empresario que va dentro de la armadura en las tres entregas de 'IRON MAN'. 

El que perdió 10 kilos en 2013 para el rodaje de “NIGHTCRAWLER’, pendiente de estreno, fue Jake Gyllenhaal: exactamente los mismos que había tenido que ponerse a base de gimnasio para dar volumen a su cuerpo para ‘PRINCE OF PERSIA', la adaptación del videojuego de acción del mismo título. El actor californiano no ha vuelto todavía a su peso habitual, ya que actualmente rueda en Nepal ’EVEREST’, una película basada en una trágica expedición en la montaña en la que lo veremos extremadamente delgado. 

Para terminar con este repaso a las transformaciones físicas a golpe de dominadas y mancuernas, tenemos a Chris Pratt en 'Guardianes de la Galaxia'.  En su caso, una imagen vale más que mil palabras, así que, a falta de vídeo, os dejamos con una imagen que el propio Pratt subió a su cuenta de Instagram, prueba de la espectacular evolución física del que interpretó a Star-Lord en el cine.

  • Extras