Actores que nos dejaron demasiado pronto

"Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver", la frase pronunciada por John Derek en la cinta Llamar a cualquier puerta se le ha atribuído siempre a James Dean porque lo cierto es que el joven actor la escenificó a la perfección. Una estrella prometedora que vio como su vida terminaba demasiado pronto. Como él, repasamos el caso de otros actores que no llegaron a apagar la vela de su 40 cumpleaños.

Tenía 28 años cuando apareció muerto en la habitaicón de su domicilio, víctima de una sobredosis accidental. El actor estaba en tratamiento para mejorar su depresión y su carrera estaba mejor que nunca gracias sobre todo a una película que no llegó a ver estrenada: El Caballero Oscuro.

Ledger consiguió su primer papel en el cine con 10 razones para odiarte, comedia romántica adolescente en la que compartía plano con Joseph Gordon-Lewitt. Combinó películas para el gran público como Destino de caballero con otras más arriesgadas como Monster's Ball.

En 2005 se convirtió en Jacob Grimm, el famoso cuentacuentos en El secreto de los hermanos Grimm, cinta de corte fantástico que da una vuelta de tuerca a las historias de toda la vida y ese mismo año protagonizó el drama homosexual de Ang Lee, Brokeback Mountainen la que conoció a Michelle Williams (madre de su hija Matilda) y por la que fue nominado al Oscar.

La joven que despuntó en Inocencia interrumpida y se consagró con 8 millas falleció a los 32 años de edad por una mezcla incorrecta de antibióticos. Conocida sobre todo por sus papeles en comedias románticas, Brittany Murphy no llegó a despuntar como actrizpor no encajar en los papeles de heorína de los grandes estudios.

Su muerte no estuvo exenta de polémica debido a las declaraciones de su viudo cuya muerte, en circunstancias similares 5 meses después de la muerte de Brittany Murphy, echó más leña al fuego.

El actor de Gigante conducía su Porsche Spyder 550 (apodado "pequeño bastardo") de camino a una carrera de coches cuando un choque con un Ford provocó su fallecimiento.

En sus 24 años de vida, Dean estaba despuntando como actor gracias a tres papeles, Rebelde sin causa, Al este del Edén y Gigante que no llegó a ver estrenada. Con ellas el actor fue alimentando una fama de rebelde, de guapo que vive ajeno al mundo y que intenta ir contra las normas de lo establecido.

Al igual que Marilyn Monroe, Dean no tuvo una infancia fácil ya que sufrió abuso por parte del pastor de su Iglesia (hecho que confesó Elizabeth Taylor en una entrevista a un medio estadounidense años después de la muerte del actor). Siempre intentaba llamar la atención y buscaba reconocimiento al tiempo que parecía rehuir de él.

La muerte de Norma Jean, producida el 5 de agosto de 1962, continúa envuelta en polémica más de medio siglo después de producirse. La actriz había comenzado su carrera 15 años antes, aunque no fue hasta Me siento rejuvenecer (1952) cuando apareció por primera vez con su melena rubia ondulada y despuntó.

Con grandes inseguridades y un pasado traumático, Marilyn Monroe buscaba el afecto de los hombres y no dudaba en jugar con el aire de rubia tonta para conseguirlo a pesar de su cociente intelectual de 165. Sus miedos y baja autoestima la convirtieron en adicta a los fármacos y afectaron a su ritmo de trabajo. Llegaba tarde a rodar Con faldas y a lo loco y era incapaz de pronunciar las frases correctamente y en algunas ocasiones tenían que cambiar todo el plan de rodaje por sus exigencias.

A pesar de que no todos los críticos estaban contentos con su actuación, Hollywood siempre ha estado fascinado por su historia y sigue, a día de hoy, buscando una heredera de su estilo y carisma.

Vegano y vocal de PETA, River Phoenix era uno de los rostros más prometedores del cine en 1986, y estaba llamado a ser uno de los grandes actores de los 90 cuando falleció.

Hijo de un matrimonio de "hippies" (según su propia descripción en una entrevista concedida a la revista People), River se interesó muy pronto por la actuación y a los 11 años comenzó a participar en varios shows de televisión con pequeños papeles en los que se dejaba entrever su enorme talento. 

Se ganó al público con Cuenta conmigo y a la crítica gracias a su papel en Mi Idaho privado de Gus Van Sant. Con esta película ganó el premio a Mejor Actor en el Festival de Venecia. En su corta carrera trabajó con algunos de los mejores actores y directores de cine (Sidney Lumet, Robert Redford, Gus Van Sant, Harrison Ford, Sidney Poitier...) y trabó gran amistad con otros actores que estaban despuntando en los 80.

Fue precisamente con uno de ellos, Johnny Depp, con el que más trato tuvo y fue en su local en el que Phoenix falleció por una sobredosis de  un cóctel mortal formado por heroína y cocaína ante los ojos de sus hermanos pequeños.

Su muerte provocó cambios en varios proyectos que estaban en fase de preproducción. Christian Sltaer ocupó su rol en Entrevista con el vampiro (cinta que está dedicada a la memoria de Phoenix) y James Cameron contrató a Leonardo DiCaprio como Jack para su Titanic.

Fotos: Getty Images
  • Extras