9 de septiembre de 2016

Actores que triunfan en su debut como directores

Por M. J. Arias

No es algo nuevo. Desde que el cine es cine se han dado casos de actores que un día decidieron cruzar al otro lado de la línea y ponerse detrás de una cámara para dirigir. La lista, si intentásemos repasarlos todos, sería interminable. Pero las buenas críticas que está recibiendo 'Tarde para la ira', debut como director de Raúl Arévalo, nos ha hecho pensar en esos otros actores que recientemente dieron el salto a la dirección y triunfaron, cada uno a su manera. Curiosamente, la mayoría de los nombres que nos han venido de pronto a la cabeza son españoles.
Está película tan mona –sí, esa es la palabra que la define– se coló en los Goya y los Feroz, aunque solo ganó el póster en los segundos. Lo que sí hizo esta historia protagonizada por la propia Dolera sobre una chica que intenta ser todo lo que ella entiende por normal pensado que así será feliz fue meterse a la crítica en el bolsillo. Una película basada en el buen rollo que gustó mucho entre quienes se dedican a esto.
Fue el gran triunfador de pasado año. Se llevó el Goya a mejor director nobel y su chaval, Miguel Herrán, el de mejor actor, que se marcó un discurso de agradecimiento que hizo saltar las lágrimas a más de uno. Hay que decir que para contar esta historia de un chaval hijo de padres recién divorciados que no da palo al agua y se mete en más líos que quiere, Guzmán descubrió a dos jóvenes con carreras prometedoras y mucho talento como Herrán y Antonio Bachiller. Además, estuvo arropado en su debut por Luís Tosar y se sacó de la manga a una abuela, la suya, que era oro puro.
Este muchacho hace de todo y tarde o temprano tenía que dar el salto a la dirección. Lo hizo en 2013 con una romántica inusual –contada desde el punto de vista del chico– en la que el propio Gordon-Levitt interpretaba a un Don Juan moderno, que va al gimnasio y que es adicto al porno. Ella era una Scarlett Johansson aficionada al chándal y los aretes en la orejas que mascaba chicle casi sin descanso. Y para completar el triángulo amoroso, Julianne Moore. La crítica, mayoritariamente, estuvo de su lado.
Keanu Reeves triunfó como director en su debut, pero a nivel Keanu. Es decir, sin volverse loco. Criticas positivas, película resultona y una taquilla de 100 millones de dólares con la que recaudaron más de los 25 invertidos. Y, de paso, para esta de artes marciales el que fuera Neo en la trilogía ‘Matrix’ se reservó un papel, que tampoco es que le sobren.
No se ha estrenado aún, lo hará el próximo mes en Estados Unidos, pero el debut en la dirección de Ewan McGregor tiene muy buena pinta a tenor del argumento, el reparto (en el que participa él mismo) y el tráiler que ya se ha podido ver. ‘American Pastoral’, basada en un premio Pulitzer, es la historia de una familia acomodada formada por McGregor y Jennifer Connelly con una hija, Dakota Fanning, que arrastra a todos al abismo tras su radicalización política y un acto violento que marcará sus vidas.
Artículo escrito por losExtras.es