5 de noviembre de 2015

Antonia San Juan, esa mujer orquesta

Por M. J. Arias

Agrado, aquella transexual a la que interpretó en 'Todo sobre mi madre' para Pedro Almodóvar, la puso en el mapa del cine español. Había hecho alguna cosa antes, poca, pero fue este personaje el que la catapultó a la fama y a los premios. Hasta los Goya se fijaron en ella para nominarla como Actriz Relevación. El de Agrado fue su primer gran papel y el de Berta, la deslenguada recepcionista de la serie 'Gym Toni', el último hasta la fecha. Hace poco que anunció que dejaba la serie, pero que nadie se alarme, que Antonia San Juan tiene cuerda, mucha cuerda y muchas historias que contar, porque esta actriz canaria no solo es actriz, es una suerte de mujer orquesta que toca todos los palos, todas las artes.

Actúa, sí, eso lo sabe todo el mundo. Pero lo que quizá desconozcan muchos es que además de ponerse delante de la cámara y subirse al escenario, Antonia San Juan también escribe guiones y produce. Junto a su exmarido Luis Miguel Seguí, fundó hace ya 15 años la productora Trece Producciones bajo el lema ‘Cine y teatro, independencia y pasión’. Y juntos llevan década y media haciendo precisamente eso, produciendo con toda la pasión que les hace poner su amor por el cine y el teatro. Películas, obras, cortos… Tal es el amor por este trabajo, que Antonia San Juan se lanzó en 2007 a hacerse cargo del Teatro Arlequín, en Madrid, del que fue propietaria y responsable de programación hasta comienzos de 2009.
… se pondrá a pintar y diseñar dejándose llevar por ese rico mundo interior que atesora, esas múltiples experiencia acumuladas a lo largo de su vida y a las que da rienda suelta sobre el lienzo. Antonia San Juan pinta, con su estilo personal y su propio universo de figuras sin rostro o rostros de facciones desproporcionadas. Un imaginario muy personal que no se limita solo a los cuadros, esos que expuso allá por 2009 en su tierra natal, Canarias. El diseño es otra de sus múltiples aficiones. Hasta el punto de tener en el mercado una línea de bolsos diseñada por ella misma.
Como artista que es, Antonia San Juan necesita un espacio de creación donde dar rienda suelta a toda su creatividad. Cuentan en su página web que su taller es un cúmulo de obras de todo tipo, un lugar donde crear y crear, donde se agolpan los sueños cumplidos y los que están por cumplir. Y entre los que están por venir se encuentra ese libro de poesía titulado 'Casa sin muñecas' en el que la actriz entre otras muchas cosas trabaja entre capítulos de series, películas y obras de teatro. Porque además de actriz, guionista, productora, pintora y diseñadora, Antonia San Juan resulta que también es poetisa.