7 de marzo de 2017

Así fue la verdadera amistad entre Houdini y Doyle

Por M. J. Arias

La nueva serie de Paramount Channel toma como punto de partida la amistad real que surgió entre estos dos genios del siglo XIX. Uno, Arthur Conan Doyle, escritor, británico y creyente convencido del espiritismo. El otro, Harry Houdini, austrohúngaro nacionalizado estadounidense, mago y escapista y firme defensor de que el espiritismo era una patraña. Aún así se conocieron, se admiraron, se pelearon y acabaron por separar sus caminos. Este es un resumen de su singular relación.
La primera vez que Harry Houdini y Arthur Conan Doyle coincidieron fue en 1920.
Eran dos genios muy distintos del siglo XIX. Conan Doyle era un reputado escritor; mientras que Houdini era un mago y escapista muy bien considerado en el mundo del espectáculo.
La creencia en el Más Allá. Mientras Arthur Conan Doyle era creyente y estaba sumamente interesado en encontrar el modo de comunicarse con ese Más Allá, Houdini dedicó gran parte de su vida a desenmascarar a falsos médium y magos.
La razón por la que el autor de las novelas de Sherlock Holmes creía en el espiritismo era porque quería creer. Lo hizo desde siempre, pero tras la muerte de su hijo durante la I Guerra Mundial su convencimiento se acentuó. Houdini, por su parte, sabía demasiado de trucos y tras intentar contactar con su madre muerta en varias sesiones, renegó de este mundo y se obsesionó con tumbarlo.
Houdini estaba tan obsesionado con demostrar sus teorías que llegó a inventar códigos de comunicación con sus amigos y su esposa para que quien muriese primero enviase mensajes en clave desde el otro lado.
Conan Doyle creía tanto en la magia y el espiritismo que cuentan las crónicas de la época que llego a creer que Houdini era un mago de verdad y que lo suyo no eran simples trucos. Curioso viniendo del padre de Sherlock Holmes, un paradigma de la incredulidad.
Cualquiera que les conociese entonces o que haya leído algo sobre ellos en la actualidad se dará cuenta de la extraña pareja que formaban. Algo de lo que se aprovecha la serie.
En una época sin aplicaciones de mensajería instantánea ni correo electrónico, Houdni y Doyle alimentaron su amistad y admiración mutua a través de correspondencia y mensajes cruzados en los medios de la época.
La mujer de Doyle era considerada médium por algunos y en una sesión de espiritismo dijo haber contactado con la madre de Houdini, que le mandó un mensaje escrito a través de ella. El mago no se creyó ni un ápice de lo ocurrido alegando que dicho texto estaba escrito en un perfecto inglés cuando resulta que la gramática de su progenitora era pésima.
El incidente de aquella sesión no acabó con su amistad del todo, pero cimentó las bases de la ruptura. Lo que la rompió del todo fue el empeño de uno por seguir creyendo y del otro por ir por ahí desmontando mitos y creencias.
  • Series