31 de mayo de 2017

'Basic': El reencuentro de Travolta y Samuel L. Jackson

Al hacer un repaso de los mejores dúos de personajes de la historia del cine es inevitable acabar hablando de Vincent Vega y Jules Winnfield. Pese a que durante el rodaje de Pulp Fiction no fueran conscientes de ello, 'Basic' (John Mctiernan, 2003) tuvo un éxito arrollador y (re)lanzó las carreras de John Travolta y Samuel L. Jackson convirtiéndolos en iconos del séptimo arte.


Nueve años tardaron los ejecutivos de Hollywood a rentabilizar de nuevo la relación entre los dos actores, juntándolos en pantalla una vez más.  Nueve años que Travolta aprovechó para seguir haciendo películas de suspense, comedias románticas y lo que fuera Battlefield Earth; nueve años en los que Jackson se convirtió en una estrella global gracias a las precuelas de 'La guerra de las galaxias', a Quentin Tarantino y a 'La jungla de cristal III'.

Basic existía en la cabeza del guionista James Vanderbilt desde su infancia. Cuando era pequeño disfrutaba sobremanera con las películas de suspense, aquellas que te hacen replantear constantemente las motivaciones reales de los personajes. Inspirándose libremente en 'Rashomon' de Akira Kurosawa, Vanderbilt planteó una historia en la que los mismos hechos (que la audiencia desconoce) se nos son contados de forma muy distinta por varios personajes. Algo les ha pasado a los soldados de un batallón comandado por el sargento West (Samuel L. Jackson) en la selva y solamente han vuelto a la base dos, uno de ellos herido.
Los militares Osborne (excelente Connie Nielsen) y Hardy (Travolta) los interrogan pero reciben versiones contradictorias. A partir de este punto el relato empieza a dar giros inesperados destinados a enfurecer a las personas que siempre creen saber quién es el asesino en los primeros diez minutos. Así Vanderbilt se apuntó a la moda, muy noventera, del giro imprevisible en los últimos minutos que cambia por completo el significado de la cinta.
El encargado de trasladar este laberinto de tramas a la pantalla fue John McTiernan, famoso por crear las sagas 'La jungla de cristal' y 'Predator', quien venía de un par de fracasos de crítica y público. Los productores confiaron en él por su habilidad de adaptar los movimientos de cámara a la narración correspondiente. El director disfrutó mucho de la experiencia ya que el hecho de contar la misma historia desde varios puntos de vista le permitió jugar con los ángulos de cámara y con la posición de actores y actrices.
El resultado es sobresaliente pero malogradamente fue su último trabajo. Poco después de acabar el filme McTiernan fue acusado de contractar detectives para grabar ilegalmente a sus productores y a su ex-mujer. Por esa razón, después de un largo juicio, internó en prisión. Hace pocos años salió del centro penitenciario pero no ha vuelto a rodar nada. 'Basic' sigue siendo una gran despedida de un gran cineasta.
  • Cine