3 de julio de 2017

Cinco adaptaciones de John Le Carré sobre la Guerra Fría

Por Lorena Rodríguez

Piénselo bien, no habrá otra oportunidad. Han descubierto su tapadera, la misión se ha ido al traste y solo se lo preguntaremos una vez. ¿Cuál es el escritor por excelencia de las novelas de espionaje británico? 1, 2, 3 responda otra vez. Si lo que han dicho en alto es Ian Fleming con su icónico y cinematográfico James Bond ya pueden dar gracias de que esto no sea una operación de espionaje de verdad, porque estarían muertos.

Es cierto que Ian Fleming es uno de los grandes autores de las novelas de espías, pero su James Bond deja el espionaje un tanto oculto entre bellas mujeres y sus muchos dones. Si hablamos de novelas y adaptaciones cinematográficas en las que el espionaje es el protagonista, John Le Carré es la respuesta adecuada y estas cinco adaptaciones son toda una lección de Historia sobre la Guerra Fría.
Es la primera adaptación al cine de una novela de Le Carré, dirigida por Martin Ritt y en cuyo reparto sobresalía Richard Burton. Con ella aprendimos uno de los preceptos principales del espionaje, en general, y de la Guerra Fría, en particular: si es por el bien de tu país, debe ser un honor caer en la batalla. O lo que es lo mismo, es muy posible que seas usado como cebo para permitirle una victoria a tu país. El agente Smiley es un personaje secundario en esta novela.
En 1961, Le Carré publica esta novela constituyendo su primera publicación. Además, será la primera novela en la que aparece George Smiley, un personaje recurrente en sus novelas y al que todo el mundo quiere quitarse de en medio. Porque en el mundo de los agentes dobles, el peligro está en tener las cosas claras y saber muy bien cuál es el bando al que sirves. Fue dirigida por Sidney Lumet.
Las novelas de Le Carré pasaban pocos años en el estante antes de que fueran adaptadas al cine. En este caso, la novela es de 1965 y, de nuevo, Smiley es un personaje secundario. Fue dirigida por Frank Pierson y junto con los protagonistas, Christopher Jones y Pia Degermark, nos encontramos con un joven Anthony Hopkins. En ella, el protagonista, el agente Leiser debe averiguar si las sospechas del servicio de inteligencia británico son ciertas: ¿tienen los soviéticos armas en la frontera?
Un año separa la publicación de la novela y el estreno de la película, que esta semana emitimos en Paramount Channel, y sin embargo la Historia mundial cambió en este pequeño periodo de tiempo. El tema principal de las novelas de Le Carré pronto daría un giro, pues el Telón de Acero por fin había sido derruido. Además, este hito en la Historia mundial le permitió a Sean Connery y Michel Pfeiffer, los protagonistas, rodar por primera vez en la Unión Soviética. El muro realmente había caído
Si tenemos que hablar de adaptaciones de Le Carré, esta obra se lleva la palma. Constituye la tercera parte de la 'Serie Smiley' y la primera novela de la 'Trilogía Karla', además de contar con un título en clave que no fue traducido al castellano: Tinker Tailor Soldier Spy, una serie de nombres clave entre los que se encuentra un topo dentro del servicio de inteligencia británico. La primera adaptación fue una mini serie de 7 episodios para la BBC en los años 70, con una segunda temporada en el '82 sobre la última novela de la trilogía Karla, La gente de Smiley. Pero sin duda, la gran adaptación de esta novela es la película de Tomas Alfredson de 2011, ganadora de dos BAFTA y nominada a 3 Premios Oscar (entre ellos, la música del español Alberto Iglesias). El Smiley de Alec Guinness fue sustituido por Gary Oldman, acompañado por veteranos como Colin Firth o Mark Strong, junto con nuevos rostros, por aquel entonces, como Tom Hardy y Benedict Cumberbatch.

El Muro de Berlín cayó hace casi treinta años, pero la Guerra Fría sigue teniendo muchos episodios que contar y Le Carré parece tener información de sobra para seguir escribiendo. En septiembre publicará A legacy of spies, dentro de la 'Serie Smiley'. ¿Cuánto tardará en ser llevada al cine? No cambien de canal.

Fotos: Getty Images