18 de agosto de 2016

Cinco razones por las que nos gusta tanto Chris Pine

Por M. J. Arias

Con los años ha pasado de ser el chico mono de las comedias románticas para adolescentes al héroe de acción de una saga galáctica de éxito. Da la impresión de haber ido madurando y creciendo como actor al ritmo de sus seguidores. Puede que no sea una megaestrella de esas que pueblan las alfombras rojas hollywoodienses, pero Chris Pine tiene innumerables encantos como actor que hacen que nos guste mucho.
No es Henry Cavill ni Brad Pitt, pero tampoco le hace falta. La belleza de Chris Pine es única porque no se ajusta a los cánones establecidos, por así decirlo. Su atractivo está en el conjunto. En su sonrisa picarona, en sus ojos azules, es su castaño claro o rubio oscuro (según cada cual), en su forma atlética (no es de los que se pasa definiendo sus músculos) y en su gracia natural. A Chris Pine hay que querer así, por como es él, sin comparaciones.
Y tanto, lo ha demostrado en entrevistas, en ruedas de prensa, en fotos en redes sociales y en sus películas. Porque cuando le toca un papel con algún que otro toque cómico lo saca adelante como el que más. La relación de tira y afloja que Kirk, su personaje en ‘Star Trek,’ mantiene con el de Zachary Quinto es muy divertida y tierna al mismo tiempo.
Lo fue para Anne Hathaway en ‘Princesa por sorpresa 2’. La clásica historia de amor en la que los dos protagonistas empiezan no llevándose bien. Aunque se sabe que van a acabar juntos porque es de primero de patio de recreo que los que se pelean se desean. Y desear a Chris Pine es inevitable. Luego está lo de haber sido nada más y nada menos que ‘Super ligón’, pero eso ya tiene que ver poco con el prototipo de príncipe azul. Ese al que interpretaba también en ‘Into the Wood’, donde era el amor de Cenicienta.
Si hace unos años era algo así como carne para comedias románticas adolescentes, ahora es todo un héroe de acción. Y no solo por ser el Capitán Kirk de ‘Star Trek’ (y que lo sea por mucho tiempo que nos encanta). Además, ha sido el cuarto Jack Ryan del cine tras Alec Baldwin, Harrison Ford y Ben Affleck. Y, con permiso de Ford, casi diríamos que el mejor de todos. Ponerse a los mandos de un tren descontrolado a las órdenes de Tony Scott en ‘Imparable’ tampoco se le dio nada mal.
Eso está claro. Si la Mujer Maravilla es capaz de enamorarse de Steve Trevor así a primera vista hasta el punto de abandonar su zona de confort como princesa amazona en una isla paradisíaca, al común de los mortales tiene que gustarle Steve porque sí. Para quienes no lo sepan, Chris Pine interpreta al interés romántico de Wonder Woman en la película de la superheroína que verá la luz en junio del próximo año.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras