Clive Owen, un rebelde con clase

Nacido en Inglaterra en 1964, Clive Owen ha desarrollado su carrera alternando papeles en grandes producciones con otros en cintas más arriesgadas y alternativas. En todos ellos arrastra una fama de antigalán y de rebelde que se rige por sus propias normas pero que, por alguna razón que no acabamos de dessentrañar, derrocha un estilo y un carisma que lo hacen único.

Repasamos los mejores papeles de este rebelde con clase.

Cate Blanchett es Elizabeth I, la Reina Virgen, regente de Gran Bretaña que desafió al mundo al negarse a contraer matrimonio y permitir que otros gobernaran en su reino. En un mundo en guerra constante (protestantismo y catolicismo, representados por Gran Bretaña y España vivían su momento más fiero), un capitán llegado de las Indias removerá su corazón y la enfrentará a todo lo que cree.
Walter Raleight es interpretado por Clive Owen, un hombre acostumbrado al mar y a la aventura que debe aprender a vivir en el rígido mundo de la corte dondo todo lo que se dice y lo que se hace es puesto bajo un exahustivo escurtinio por parte de la Reina y sus consejeros. El actor desafiará a la monarca al enamorarse de su doncella y apostar todo a su relación.
Alfonso Cuarón dirige este drama postapocalíptico en el que ya no nacen niños. La aparición de una mujer embarazada hará que todos los grupos que intentan controlar el nuevo orden inicien su búsqueda. Clive Owen es el hombre encargado de proteger a esta mujer y llevarla a un refugio en el que él no termina de creer.
El actor interpreta a un antiguo militante que se ha seaparado del mundo y ya no cree en una salvación para la humanidad. En Kee encontrará la esperanza que había perdido y una nueva fuerza para entregarse por un bien mayor. Theo es tosco, introvertido, un hombre de acción con un código sobre el honor que choca con el del nuevo orden.
Tres historias entrelazadas en un mundo oscuro en el que la ley se reinventa según el cristal de quien la vea. En la Ciudad del pecado, prostitutas, criminales y agentes de la ley conviven en el mismo espacio y el negro y el blanco dejan paso a un mundo de grises. Allí un hombre, Dwight deberá defender a las prostitutas del Barrio Viejo de la mafia y de la traición de una de sus chicas.
A Dwight le importan los inocentes, aquellos más desfavorecidos y sobre todo, a los suyos. Hombre de acción, disfruta cuando tiene un arma entre las manos y una misión. Inteligente, siempre tiene un plan B y no se rinde ante nada. Consigue llevarse a la chica y sabe que irá de camino al infierno pero disfrutará del viaje.
La obra coral de Mike Nichols sobre las relaciones humanas nos introduce en la vida de cuatro personas cuyas historias se entrelazan. Jude Law, Clive Owen, Julia Roberts y Natalie Portman iniciarán una serie de relaciones y encuentros en el que las traiciones, los engaños y la autodestrucción provocará un cambio en sus vidas.
Owen es el encargado de interpretar a Larry Gray un médico deselnguado, sinvergüenza y muy seguro de su sexualidad y que, paradójicamente, es el personaje más honesto de los cuatro. Nunca mientre, no esconde lo que piensa y es consecuente hasta el final de sus ideas lo que hace que tanto Julia Roberts como Natalie Portman acaben confiando más en él que en Jude Law.
Colin Briggs cumple una larga condena por asesinato y espera día tras día que pase la monotonía. Un día un compañero de celda le da unas semillas que consigue hacer brotar descubriendo así una nueva habilidad en él y una posible forma de escapar cuando el jardín de la carcel entre en un concurso de horticultura.
En esta ácida comedia británica (uno de los primeros papeles de Clive Owen), el actor rompe las normas de la prisión al preparar su huerto y lo hace con una mezcla de ternura y macarrería que luego marcarían muchos de sus papeles.