Consejos cinéfilos para ser el rey de la pista

Por Pedro Moral

Llega el ocaso estival, época en la que las fiestas de los pueblos son el escenario que envuelve el trágico final de los amores de verano. En estas verbenas es preciso demostrar tu valía en la pista de baile y acabar agosto con la cabeza muy alta. Pero no te preocupes que para eso estamos nosotros, hemos recopilado unos cuantos consejos relacionados con las escenas de baile más locas de la historia del cine... Ya sabes lo que se dice, puede que no haya amor, incluso puede que no haya sexo, pero siempre habrá baile. 

Si eres un negado tendrás que tomar clases

No quieres hacer el ridículo porque te juegas mucho. Entonces haz como Bradley Cooper en 'EL LADO BUENO DE LAS COSAS' y busca a una profesora que te descubra los secretos de la danza. No creas que valdrá con unas poquitas clases, uno no nace sabiendo y si no eres muy ducho en el arte de mover el esqueleto es posible que te tires todo el verano ensayando, pero quién sabe, igual entre clase y clase surge el amor. 

Los trabajos domésticos sirven de ensayo

Si eres un amo o ama de casa no lo dudes y aprovecha las tareas del hogar para darlo todo. Baila mientras aspiras, mientras limpias el polvo, mientras friegas... Haz lo mismo que hacía la Señora Doubtfire o la 'choni' que interpretaba Jennifer Lawrence en 'LA GRAN ESTAFA AMERICAN' y así sacarás ventaja a los mejores bailarines que acudan a la verbena. 

Sé espontáneo

Si eres de esos que cuando reciben una buena noticia se ponen a bailar como posesos en su propia casa no te avergüences, es la esencia de tu yo bailarín. El primer ministro de Reino Unido también tiene unos pasos de baile concretos para las buenas noticias, o al menos eso nos hizo creer Hugh Grant en 'LOVE ACTUALLY'. El actor recorría el número 10 de Downing Street con un baile mítico que te puede servir para aprender algunos pasos graciosos y sobretodo para sacar la espontaniedad que hay en ti. 

El vestuario es importante

No vale llevar cualquier trapito a la verbena, hay que ir arreglado pero informal. No llamar la antención pero destacar entre la masa. El vestuario de Jim Carrey en 'LA MÁSCARA' es un claro ejemplo de lo que no hay que hacer. También es cierto que en el caso de la película de Chuck Russell, nuestro querido personaje de cara verde bailaba tan bien que daba gusto verle por mucho que fuera un verdadero hortera vistiendo.

Quítate la vergüenza antes de salir a la pista

Si eres un hombre vergonzoso no te preocupes, en las fiestas de los pueblos hay muchas formas de quitarse la vergüenza antes de salir a la pista. La más rápida es calentarse el paladar. Así lo hizo el personaje de Jean Claude Van-Damme para esta escena de 'KICK BOXER', su entrenador le da unos cuantos chupitos y el no se lo piensa dos veces y sale a bailar, completamente desinhibido, con las dos muchachas más guapas del local. 

El secreto está en la elasticidad

Si practicas con tu elasticidad no tendrás a nadie que te sople encima del escenario. Sea cuál sea la canción que toque la orquesta de tu pueblo haz uso de ese don que hace que puedas doblar tu cuerpo como plastilina. Leonardo DiCaprio estuvo a punto de llevarse el Oscar por bailar así en la escena de su segunda boda en 'EL LOBO DE WALL STREET'. 

Usa el inmobiliario urbano como parte del escenario

¿Hay bancos? Úsalos ¿Hay escalera? Úsala. Demuestra a todo el mundo que un buen bailarín se adapta a todos los obstáculos. Bajar una escalera o usar una silla en medio de un baile no es tan fácil, pero si El Nota es capaz de bajar los escalones con tanto estilo como en este gif anterior de 'EL GRAN LEBOWSKI', tú puedes hacerlo mucho mejor. Si no te ves capaz hazte antes un ruso blanco para templar los nervios.

Haz que tu pareja se sienta orgullosa

No hay nada peor que entorpecer a tu pareja en medio de la pista. Sorpréndela y haz que se sienta orgullosa. Saca tus mejores armas y sedúcela con tus movimientos. Eso sí, tampoco te pases de listo como Austin Powers en 'LA ESPÍA QUE ME ACHUCHÓ'. No vayas de estrella que eso queda feo. 

Anima a los demás a bailar

Si quieres ser un héroe de la pista no dejes que haya nadie sin bailar, anima a los tímidos y que el ritmo no pare. Algo así como lo que hacía Bitelchus en la película de Tim Burton pero sin controlar los cuerpos ajenos. Pocos bailes ha habido en la historia del cine más divertidos que el de Winona Ryder en 'BITELCHÚS'. 

Prohibido hacer el baile de 'Pulp Fiction'

Lo siento, sé que es difícil no caer en la tentación pero está demasiado visto. Hay que cambiar de registro. Que sí, que el baile que se marcan Uma Thruman y John Travolta en 'PULP FICTION' es tan sencillo como elegante y molón, pero es el momento de mirar hacia el futuro. Y no, el baile del robot tampoco es el futuro. 

La pista es solo tuya

En el momento en el que la gente se aparte para ver tus movimientos de baile y la pista se quede entera para ti habrás tocado techo. Entonces deberás demostrar de que pasta estás hecho. Tom Cruise tenía muy escondido su talento para el baile hasta que Ben Stiller le forzó a demostrar su swing en 'TROPIC THUNTER', una escena que ya ha quedado para la historia de la comedia. Y del baile, claro. 

  • Extras