6 de octubre de 2013

Cuando el director encuentra su musa, tándems perfectos del cine

Para un actor es importante tener química con su director, de ese modo sabrá que sus escenas tendrán un mayor cuidado y el director le dará buenos papeles. Para un director también es bueno saber cómo trabajan sus estrellas y cómo se ajustan al universo que ha creado. Cuando un buen director encuentra a su actor ideal, el resultado siempre supera las expectativas. Hemos querido recoger el caso de varios dúos artísticos que nos han dejado obras para el recuerdo.

JOHN FORD Y JOHN WAYNE

Comenzaron juntos una era del cine y la cerraron juntos. En 1939 un director criado en el cine mudo, John Ford, dirigía a un floreciente John Wayne en un western único; 'LA DILIGENCIA'. Además de lanzar a Wayne al estrellato y dar comienzo a una nueva época del género cinematográfico, 'LA DILIGENCIA' sirvió para unir a dos grandes talentos.

Ford hizo con su estrella más de 20 películas a lo largo de 35 años, lo que les dio la oportunidad de explorar otras etapas de la vida de los personajes, desde la intrépida juventud hasta la amarga madurez. Su última colaboración fue 'EL HOMBRE QUE MATÓ A LIBERTY VALANCE', consideraba para muchos como la obra culmen de Ford y en la que Wayne remarcaba, una vez más, su rol de antihéroe.

STEVE MCQUEEN Y MICHAEL FASSBENFER 

'HUNGER' la historia de la huelga de hambre que los presos republicanos de Irlanda del Norte comenzaron en 1981 como protesta por su situación. La cinta era la ópera prima de Steve McQueen, un joven director que tenía mucho que contar. En su primer encuentro con Fassbender, McQueen no quedó convencido pero tras un segundo encuentro todo cambió y se inició una gran amistad.

'HUNGER' abrió las puertas a Fassbender a la primera línea de Hollywood y es una de sus interpretaciones más difíciles y descorazonadoras. Tras ella vinieron dos películas más 'SHAME' (2008) y '12 AÑOS DE ESCLAVITUD' (2013), que han cosechado grandes alabanzas.

McQueen siempre podrá contar con Fassbender y el actor nacido en Alemania sabe que el director nunca le dará un mal papel.

ALFRED HITCHCOCK Y GRACE KELLY

El día que Grace Kelly comunicó a Alfred Hitchcock que dejaba la actuación para casarse con un príncipe, el director montó en cólera. Años antes había perdido a su otra gran musa, Ingrid Bergman por otro hombre, el director Roberto Rossellini. Tras ellas, Hitchcock adquirió fama de sádico y de maltratador entre sus actrices.

De Grace Kelly le atraía su halo de majestuosidad e irrealidad. La actriz era más que una rubia fría, era cálida y divertida, muy inteligente y sofisticada. Tenía todo lo que Hitchcock buscaban en una estrella y, a pesar de que era una desconocida cuando empezaron a trabajar, se preocupó de que todo el mundo la recordara.

El tandem Hitchcock-Kelly nos dejó tres obras para el recuerdo: 'LA VENTANA INDISCRETA', 'ATRAPA A UN LADRÓN' y 'CRIMEN PERFECTO' y una más pensada para ser el regreso de Kelly al cine pero que finalmente interpretó Tippi Hendren ('MARNIE LA LADRONA').

DAVID CRONENBERG Y VIGGO MORTENSEN

Viggo Mortensen se había abierto camino en Hollywood gracias a Aragon hijo de Arathorn y solo dos años después del lanzamiento de EL SEÑOR DE LOS ANILLOS: EL RETORNO DEL REY', Cronenberg lo eligió para protagonizar 'UNA HISTORIA DE VIOLENCIA', el relato de un hombre corriente que un día se convierte en un héroe local y desata una oleada de crimen.

Cronenberg es uno de los directores más extremos de las últimas décadas, siempre arriesgando y dando un paso más en el universo de la violencia y las acciones que llevan al ser humano hasta el límite de sus fuerzas. Mortensen por su parte es un actor versátil y que no duda en dar un paso al cine más personal si la historia lo requiere.

Además de 'UNA HISTORIA DE VIOLENCIA', Cronenberg exploró las facetas más desconocidas de Viggo Mortensen en la cruel, rápida y atrayente 'PROMESAS DEL ESTE' y en la más sofisticada 'UN MÉTODO PELIGROSO'.

WOODY ALLEN Y DIANE KEATON

Estuvieron juntos en los 70, en una relación sentimental que duró poco pero que dio paso a una fructífera relación artística que se prolongó a lo largo de 20 años. Entre 1972 y 1993 realizaron 8 películas entre las que se encuentran las mejores de la filmografía del director. 'EL DORMILÓN', 'ANNIE HALL', 'MANHATTAN', o 'DÍAS DE RADIO' son algunos de los ejemplos. 

Diane siempre dijo que había nacido para la comedia y ni ella ni Allen negaron que el papel de Annie Hall estuviera inspirado en Keaton (de la cual cogió incluso el vestuario). 

Tras trabajar con ella y con Miah Farrow, Allen no ha encontrado a su nueva musa con la que volver a brillar a pesar de que actrices como Scarlett Johanson y Penélope Cruz sonaron como candidatas.

MARTIN SCORSESE Y ROBERT DE NIRO 

Desde que se conocieron en 1973 se han convertido en inseparables. Las ocho películas que han desarrollado juntos son las mejores de sus respectivas carreras y algunas de las mayores obras de la historia del cine. Su género es el crimen y se engrandecen con el cine de gángsters aunque en 'TAXI DRIVER' y 'TORO SALVAJE' demostraron que pueden con todo.

El dúo se conoció gracias a Brian de Palma, amigo de Scorsese y el director que "descubrió" a De Niro y el actor quedó fascinado por las ideas del joven director de tal modo que le persiguió sin tregua hasta que consiguió un rol en 'MALAS CALLES' y a partir de ahí todo vino rodado.

  • Extras