28 de septiembre de 2017

Curiosidades sobre 'Paseando a Miss Daisy'

Por Fon López

Paseando a Miss Daisy se convirtió en un clásico instantáneo de finales de los años 80 por su tierno retrato de la vejez y la representación de los prejuicios raciales y de clase en la Norteamérica de los 50 y 60. La cinta de Bruce Beresford ganó cuatro Oscars, incluyendo Mejor película y Mejor actriz por la fantástica interpretación de Jessica Tandy. Si, como nosotros, te emocionas cada vez que la revisitas, te encantará conocer algunas curiosidades sobre esta comedia dramática que Paramount Channel emite este domingo 1 de octubre a las 13:50 horas.
La película contó con un presupuesto de siete millones de dólares. Para ajustar los costes de producción, se decidió no alquilar estudios para construir la casa de Miss Daisy y buscar una vivienda real en la ciudad de Atlanta. La casa elegida se construyó en los años 20 y conservaba muebles de primera mitad del siglo XX, lo que la hacía perfecta para la historia.
La casa no fue el único objeto de lujo que aumentó considerablemente su valor tras el estreno de la película. El mítico coche que condujeron tanto Jessica Tandy como Morgan Freeman ha tenido una larga vida y su fama le ha llevado a protagonizar un episodio de un famoso reality show de empeños. El precioso Hudson de 1949 tiene un valor aproximado de 20.000 dólares.
Los guiones adaptados son una fuente inagotable de éxitos cinematográficos, pero parece que en los últimos años las adaptaciones literarias han estado más presentes que las teatrales en los premios de la Academia de Hollywood. Paseando a Miss Daisy es la última obra de teatro que, tras ser llevada al cine, obtuvo el Oscar a la Mejor película.Morgan Freeman interpretó al conductor tanto en las tablas como en pantalla grande. Sin embargo, Jessica Tandy relevó a Dana Ivey como protagonista de la historia.
Paseando a Miss Daisy contó con un récord nada agradable para su director hasta el año 2013. Se trata de la primera vez en la historia de los premios que un largometraje ha ganado el Oscar a la Mejor película sin haber estado nominado a Mejor dirección. Bruce Beresford fue ignorado vilmente por la Academia, pero puede agradecerle a Ben Affleck que, gracias a la victoria de Argo, ya no esté solo en esta reducida lista de cineastas que no fueron arrastrados por el éxito de sus oscarizadas películas.
La cinta alcanzó varios hitos en su año de estreno. Que las actrices mayores de cuarenta años tienen muchas dificultades para encontrar papeles atractivos no es nada nuevo para nadie, pero el papel de Miss Daisy fue una agradable excepción que supuso el Oscar para la actriz con más edad en toda la historia. Jessica Tandy subió al escenario del extinto Kodak Theatre habiendo cumplido 80 años. No es de extrañar que otras intérpretes de su edad como Bette Davis, Angela Lansbury, Katharine Hepburn o Lucille Ball estuviesen interesadas en el papel.
Por su perfecta combinación de drama y comedia, por sus fantásticas interpretaciones, por el Hudson del 49 o porque te encanten las películas ambientadas en los 50, cualquier motivo es válido para dedicar la sobremesa a este clásico contemporáneo.