28 de agosto de 2015

¿Depresión post-vacacional? Pues ración doble de los peores trabajos del cine

Por Luís Fernández

Se acaba el verano y, por desgracia, la mayoría ya hemos disfrutado de nuestras vacaciones, salvo aquellos más listos que prefieren irse en temporada baja y nos restregarán su buen vivir en los meses venideros. Pero para aquellos que habéis vuelto ya, queremos reconfortaros, porque trabajar es duro y a veces insoportable. Os vamos a dejar una lista de profesiones vistas en el séptimo arte que harán que hasta el trabajo más agotador parezca un agradable paseo por el campo. Echad un vistazo y poned las cosas en perspectiva, valdrá la pena.

'Disparador' de la Estrella de la Muerte

Probablemente en el universo 'Star Wars' no haya ninguna profesión del todo segura y hay trabajos de lo más desagradable, como limpiar el baño usado por Jabba el Hutt. Pero si hay un trabajo peliagudo es el de aquellos responsables de accionar el rayo mortal de la Estrella de la Muerte. De verdad, ¿tanta tecnología y los responsables no podían estar en un sitio un poco más protegido? ¿Ni un cristalito? Además, tu trabajo provoca millones de muertes. No hay como salvarlo. 

Inspector de medioambiente en 'Los cazafantasmas'

Ser un funcionario en Estados Unidos es un poco como ser el representante del Diablo. Así lo vivió en sus carnes Walter Peck, el encargado de representar a la agencia estadounidense para la protección del medioambiente. Su trabajo: inspeccionar las peculiares instalaciones de 'Los Cazafantasmas', que albergan algunas sustancias cuanto menos peculiares. Resultado: ser comido por un hombre de gominola. 

Agentes de Hydra en 'Capitán América'

Es duro ser un cadete o un mero soldado raso en una película bélica en general, pero casi peor lo es en las películas de superhéroes. Sobre todo si te toca ser uno de los sirvientes a las órdenes de la agencia Hydra y te toca estar presente en las películas del 'Capitán América'. Básicamente tu trabajo consistirá en hacer de decorado hasta que seas golpeado por el propio Capitán. No hay dinero que lo pague.

Limpiador de escenas del crimen

Amy Adams y Emily Blunt no lo pudieron pasar especialmente bien en ‘Sunshine Cleaning’. En esta película independiente las dos actrices se metieron en la piel de dos limpiadores de escenas del crimen. Porque a todos nos interesa mucho lo que nos cuenta CSI, pero nadie piensa en el desastre que tiene que dejar cada caso. Sangre, vómito, sesos… Las sustancias son incontables y seguro que inolvidables. 

Santa Claus de centro comercial

Es duro ser Santa, es duro interpretar a un personaje que otros cientos de miles de personas interpretan a la vez. En cada ciudad y en cada pueblo. Es duro porque salvo los más pequeños de la casa, los niños de cierta edad ya saben que eres un impostor, un farsante, y pocos tragarán con la excusa de que eres un enviado del Papá Noel real. Tirones de la barba y el pelo, niños llorando, gritando, pidiendo… No es un trabajo agradecido, ni mucho menos, como vimos en ‘Bad Santa’. 

Controladora de tren

Las máquinas han provocado que en gran medida este tipo de trabajo vaya desapareciendo, pero siempre nos quedará ‘Mientras dormías’ de Sandra Bullock para recordarnos que existió gente que en algún momento se dedicaba (y aún se dedica) a picar los billetes de tren de los viajeros. Cientos de personas pasando por delante, malhumorados la mayoría de las ocasiones. Lo bueno es que si eres Sandy un día te enamoraras y eso que te llevas. 

Asistente personal en una revista de moda

Si nos lo ofrecieran todos diríamos que sí sin dudar, pues pensamos en el glamour, las fotos, la moda… y todo eso existe. Pero después de ver a Anne Hathaway sufriendo bajo el mando opresor de Meryl Streep en ‘El diablo viste de Prada’ nos lo pensaríamos dos veces. Porque una cosa es traer el café todas las mañanas y otra muy distinta tener que luchar por conseguir una copia de un Harry Potter sin publicar. No tenemos claro que merezca la pena tanto sufrimiento.  

Astronauta

Evidentemente todos sabemos que no es un trabajo seguro, aunque todos soñemos con ver la Tierra desde el espacio. Eso sí, somos conscientes de los peligros que entraña, especialmente relacionado con los fallos en los cohetes. Pero lo del cine es otra cosa. Desde ‘2001: Una odisea en el espacio’ pasando por ‘Alien’ hasta llegar a ‘Gravity' los astronautas las han pasado canutas. Si no solo hay que ver la cara de susto de Sandra Bullock. Pero, como decía George, “you can´t beat the view”. 

"Recortador" profesional

No, no hablamos de jardineros podadores, sino de las personas dedicadas a reducir los empleados de una empresa, de llevar a cabo los ERE´s. Es curioso porque en EEUU tienen una figura para ello, una especie de “despedidor” profesional. George Clooney era el amo y Anna Kendrick su aprendiz, y como vimos en ‘Up in the air’ es el trabajo más desagradecido del mundo. En todos los trabajos se dan malas noticias, el problema es cuando tu único trabajo es dar malas noticias. 

  • Extras