¿Dónde se mete Edward Norton?

Por Pedro Moral

Desde que debutó junto a Richard Gere en 'Las dos caras de la verdad' y ganó el Globo de Oro y fue nominado al Oscar, Edward Norton se convirtió en uno de los actores más importantes de su generación y una de las personas más reconocidas del mundo. Desde entonces hemos disfrutado  de personajes complejos, divertidos, tenebrosos, desquiciados, buenos y realistas, todos con el mismo toque Norton. Incluso se atrevió con Hulk.

Sin embargo, hace unos años que está desaparecido en combate. Apenas tiene papeles y los que tiene son secundarios. ¿Dónde se ha metido el tipo que protagonizó  'El club de la lucha', la película generacional más extraña e impactante de las últimas décadas, el mismo hombre que encarnó al nazi más desagradable del cine de nazis en 'American History X' y el mismo que nos hizo creer en la magia con 'El ilusionista'?

Hemos rebuscado por todos los rincones de Internet y no hay muchas pistas, sólo algunos datos que no hemos podido contrastar como su reputación de ser un actor muy difícil de tratar, demasiado perfeccionista y muy polémico. Como no queremos dar rienda suelta a las habladurías lo mejor es que nos centremos en lo que NO ESTÁ HACIENDO:
La única película que dirigió fue 'Más que amigos', una comedia romántica con Ben Stiller y Jenna Elfman con la que no marcó una época pero con la que sí consiguió destilar alguna sonrisa y colocarse por encima de la media de la mayoría de las comedias románticas de los grandes estudios.

Sin embargo, desde entonces el actor no se ha atrevido a ponerse detrás de la cámara y no parece que tenga intención de repetir.
No, pero está a punto. Dentro de poco comenzará la producción de una ministerie titulada ‘Lewis and Clarke’ sobre la primera expedición terrestre que partió desde el este de Estados Unidos, alcanzó la costa del Pacífico y regresó. Los protagonistas son Casey Affleck y Tim Plester. Edward Norton ya ha producido películas como ‘Más que amigos’, ‘La última noche’ (uno de sus éxitos), ‘El velo pintado’ y documentales como ‘Barack Obama: Camino hacia el cambio’ o ‘My Own Man’.
Digamos que no mucho. En el 2014 hizo un exquisito papel secundario (se puede decir que se interpretaba a sí mismo o a una versión muy caricaturizada de él mismo) en la oscarizada 'Birdman' (la lucha de egos entre Alejandro González Iñárritu y Edward Norton debió ser épica). Dos años después ha puesto voz a Sammy Bagel Jr. en 'La fiesta de las salchichas' y ya… Eso sí, últimamente no se pierde una de Wes Anderson, le puedes ver en 'El Gran Hotel Budapest' y en 'Moonrise Kingdom'.
Vale, esto no es ninguna página de cotilleos pero es imposible no recordar los tres tormentosos años de relación (entre 1996 y 1999) que tuvo con la ex de Kurt Cobain. ¿Entonces, qué es lo que está haciendo? Por descarte estas dos cosas:
Precisamente los de la serie ‘Lewis and Clark’. Norton no ha escrito nada anteriormente así que debuta para la televisión a lo grande, para la HBO. Eso sí, comparte créditos con Derek Robertson, Michelle Ashford y John Curran.
Ha colaborado con mucho de su tiempo y su dinero para mejorar el nivel de vida de colectividades muy afectadas por la pobreza, pero sin duda su faceta más conocida es la de un fuerte activista en pro del ecologismo. Además, hace no mucho ha sido designado como Embajador de buena voluntad de las Naciones Unidas para la Biodiversidad. Vamos, que aunque no le veamos mucho en la sala de cine, Edward Norton no pierde el tiempo.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Noticias