¿Dónde te has metido, Liv Tyler?

Por Pedro Moral

Hace más de una década Liv Rundgren Tyler tocó techo, era una de las actrices del momento y la mayoría de heterosexuales del mundo soñaban con su gracia élfica. Arwen Undómiel hija de Elrond fue el personaje que la lanzó a la fama internacional, ahora ha sido olvidada por Hollywood. Quedan lejos las batallas de 'El Señor de los anillos' y los besos a escondidas con el montaraz interpretado por Viggo Mortensen. Ahora Tywler se mueve en el cine más independinte y si acaso en alguna que otra serie. Pero hay que buscar mucho para encontrarse con esa mirada felina y ese carisma heredado de su padre, Steven Tyler, vocalista de Aerosmith.

Lo primero que hizo Liv Tyler en su carrera fue dejar catatónicos a toda la audiencia de Sundance y el Festival de Gijón con su interpretación de mujer fatal (o algo así) en 'Heavy', un drama que transcurre en un bar de carretera de Nueva York. La cinta dirigida por el entonces debutante James Mangold fue un auténtico "boom". Un año después volvió a meterse a la audiencia en el bolsillo con 'Belleza robada' de Bernardo Bertolucci, esta vez a una audiencia más internacional y mucho más exigente, la de Cannes. 

Liv Tyler participó en el primer gran éxito de Tom Hanks como director (no ha tenido muchos más) titulado 'The Wonders'. Esta película es una parte muy importante del cine de los noventa. Es inocente, soñadora y bonita. Hay música, un argumento centrado en el esfuerzo y el éxito, amistad, amor, años sesenta, guiños a The Beatles... aunque el filme no consiguió el éxito que los Wonders sí conseguían, no es una película que pase desapercibida. Un buen alimento para mitómanos, sin duda.

Quien no haya hecho lo de poner una mano en la televisión, o en el cristal de cualquier ventana, a ritmo de I Don't Want To Miss a Thing para despedirse de un ser querido es que no ha visto 'Armageddon' algo casi imposible ya que es un clásico de la televisión que se repite sin parar (lo que nos encanta). Y Liv Tyler estaba ahí, entre Bruce Willis y Ben Affleck, entre el amor paterno y el amor sexy. Michael Bay lo dio todo en esta película... desde meteoritos que se estrellan con la tierra hasta meriendas románticas en el ombligo de Liv Tyler

La actriz pasó en pocos años a ser una actriz recurrente en el cine de Robert Altman, primero en 'Cookie's Fortune' y luego en la comedia protagonizada por Richard Gere 'Dr. T y las mujeres'. Y en eso quedó la colabroación, a pesar del éxito comercial de la comedia romántica de Gere. 

A J.R.R.Tolkien se le ha medio criticado siempre por la falta de importancia de los personajes femeninos en sus novelas. Más allá de acusaciones es cierto que Peter Jackson tuvo que engordar lo máximo posible la importancia de las chicas en su película. El director neocelandés escogió a Tyler para abanderar todo un género, al menos en la primera parte 'La comunidad del anillo', donde ella era prácticamente el único personaje femenino con relevancia junto a la Galadriel interpretada por Cate Blanchett.

Después de su aventura en la Tierra Media, Liv Tyler rodo ese bonito pastel titulado 'Una chica de Jersey' junto a Ben Affleck, lo dirigió Kevin Smith en su faceta más romántica y menos canalla. Desde entonces apenas ha trabajado en películas de calado comercial. Se paseó por 'El increíble Hulk' de Edward Norton o por esa brillante (aunque pequeña) producción de ciencia ficción protagonizada por Frank Langella y titulada 'Un amigo para Frank'. La actriz lleva más de un lustro desaparecida para el gran público. Acaba de cumplir los 40, definitivamente la echamos de menos... es hora de que vuelva.

Fotos: Getty Images

  • Extras