El apocalipsis va a llegar

Por Luís Fernández 

Desde tiempos inmemoriales el ser humano ha sentido una especial atracción por la muerte y la destrucción, una especie de deseo autodestructivo ha inundando la historia del ser humano desde sus orígenes. Este sentimiento condujo a la aparición de profecías e iluminados que tanto han añorado descubrir esa fecha concreta en el que el mundo dejará al fin de existir. En definitiva, una obsesión que, como no podía ser de otra manera, hemos vista reflejada en las pantallas de cine de muy diversas maneras. A propósito del estreno de ‘EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS’ repasamos cómo desde el séptimo arte han acabado con el mundo o, al menos, lo han intentado. 

El virus de laboratorio

Un experimento que se sale de madre, bajo esta premisa surge 'EL ORIGEN DEL PLANETA DE LOS SIMIOS' (2011), que remata ahora con 'EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS' (2014, estreno en España este viernes). Experimentación con animales y avances científicos que acaban provocando el fin de la humanidad.,. “Una secuela/precuela/reboot más”, pensamos cuando se anunció. Y todos nos equivocamos. Ruper Wyatt se encargó de construir uno de los mejores 'blockbusters' de los últimos años. Inteligente y emotiva, nos asombró con su poderío visual, especialmente reflejado en el César encarnado por Andy Serkis, más allá de todo elogio. A veces que Hollywood se haya quedado escaso de ideas nos depara algunas alegrías.

El meteorito asesino

El espacio es un peligro (y si no que se lo pregunten a Sandra Bullock), y hay de todo flotando en la enormidad del universo. La mala suerte querrá que la tierra sea golpeada por un meteorito, excusa que servirá para el desarrollo de 'BUSCANDO UN AMIGO PARA EL FIN DEL MUNDO' (2012). ¿Una comedia romántica o un film apocalíptico? Ambas. Un viaje de autodescubrimiento ante la amenaza del fin del mundo. La debutante Lorene Scafaria intentó en su ópera prima escapar del cine de catástrofes construyendo una película tierna en torno a la necesidad de sentirse querido. Steve Carell y Keira Knightley se enfrentarían a un meteorito y, lo que es peor, a su propia soledad. 

El planeta (versión bestia del meteorito)

Si algo sabemos de Lars Von Trier es que le gusta hacernos sufrir a lo grande así que, ante el escaso impacto de un meteorito, decidió que el causante de la destrucción de la Tierra fuera un planeta 20 veces más grande, el planeta 'MELANCOLÍA' (2011). Eso sí, la elección valió la pena y nos deleitó con una de sus mejores obras en esta película protagonizada por una soberbia Kirsten Dunst. Una boda, un sentimiento y la amenazante presencia de un planeta, Melancolía, que se dirige a la tierra. A ritmo de 'Tristán e Isolda' de Wagner el director danés capturó de la forma más bella y desgarradora ese momento final.

La profecía maya

Las civilizaciones antiguas siempre nos han querido mal y Roland Emmerich nos lo demuestra en '2012' (2009). No será la última vez que veamos a este director en la lista, especialista en destrucciones a gran escala. Película tan aparatosa como poco relevante, pero que nos deja algunas de las escenas de destrucción más espectaculares que hayamos visto. Una pena que esta revisión del mito de Noé se acabara yendo por otros derroteros. Nota: incomprensible la fecha de estreno a 3 años de la fecha señalada ¿curándose en salud?

La profecía maya, alocada

Los mayas, como hemos visto, nos tenían en el punto de mira. En 'JUERGA HASTA EL FIN' (2013) cogen la premisa y la llevan hasta terrenos insospechados y alocados. ¿Quién dijo que el fin del mundo no podía ser divertido? Una ópera prima, dirigida por Evan Goldberg y Seth Rogen, gamberra y autoparódica donde las haya. Actores interpretándose a sí mismos, enormes cameos (impagable la aparición de Emma Watson) y la Tierra convirtiéndose en un infierno. Una comedia arrolladora. Atención a su final, vale su peso en discos de oro. 

El cataclismo misterioso

Se puede hablar del fin de la civilización tal y como la conocemos sin decir como se produjo como sucede en 'THE ROAD' (2009), ya sea por falta de imaginación (en este caso del autor de la novela homónima) o porque carece de importancia (este es el caso). Es probable que nadie haya filmado un mundo tan desolador como el retratado por John Hillcoat. La historia de un padre, prodigiosa interpretación de Viggo Mortensen, y su hijo y su lucha por sobrevivir en un mundo desolado. Si el infierno se trasladara a la Tierra esto sería lo más parecido. Desoladora. 

Tormentas solares fuera de madre

Aunque suceden numerosas catástrofes en 'SEÑALES DEL FUTURO' (2009), el hecho de que el Sol se haya cabreado toma verdadero protagonismo. Alex Proyas nos sumergía en esta película en el mundo de las profecías y la numerología. Película renqueante donde el peluquín de Nicolas Cage cobra especial protagonismo, pero que misteriosamente logrará un tramo final de lo más interesante. Azucarado, como es costumbre, pero también se enfrenta al horror y la oscuridad de manera sincera. 

El cambio climático

Una vez más Roland Emmerich intenta acabar con el mundo (y estamos seguros de que algún día lo logrará). Tomándose muy a pecho las teorías sobre el cambio climático en 'EL DÍA DE MAÑANA' (2004) construye una película en la que la naturaleza es nuestro mayor enemigo. Granizo, huracanes, nieve, icebergs del tamaño de un continente… el deshielo de los polos provocado por los seres humanos como su propia condena. Irónico. 

La Tierra se detiene

Tal cual. Como suena. Tantos años girando le han pasado factura y así nos lo refleja 'EL NÚCLEO' (2003), Revisión  loca, muy loca, del 'Viaje al centro de la Tierra' de Julio Verne. Una nave perforadora con destino el centro de la tierra, bombas nucleares incluidas. La ganadora del Oscar Hillary Swank vio potencial en esta historia y se lanzó a protagonizarla, acto heroico donde los haya. Por increíble que resulte la película se ve sin mayores dificultades que, partiendo de la premisa que parte, no nos parece poco.

Los E.T.

No es que el adorable extraterrestre creado por Spielberg haya venido a visitarnos una vez más, sino que esta vez vienen sus primos hermanos que tienen bastante más mala leche. Sin duda, 'LA GUERRA DE LOS MUNDOS' (2005) es una de las películas más infravaloradas del maestro Steven Spielberg. La amenaza de una raza alienígena como óbice para el fin del mundo. Una familia, como no podía ser de otra manera, nos guiará a través del desastre. El primer contacto entre Tom Cruise (o el espectador) y los extraterrestres es insuperable. 

Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras