7 de marzo de 2016

El fantasmómetro: ¿Eres un poco "fantasma"?

Sí, el chiste del parchís está hecho para gente como tú. Contar más rollos de los que son, o contar que has hecho más de lo que has hecho, son clásicos del fantasmeo. Se pilla antes a un fantasma que a un cojo, así que cuidado con lo que dices que haces… Ah, tampoco vale decir "sí, fui a Estados Unidos y me ligué a una rubia de ojos azules"… allí casi todas tienen los ojos azules. O das detalles interesantes o te quedas callado.
Nadie es feliz todo el rato, así que si vas por la vida proyectando alegría sin interrupción, no lo dudes, muchos saben que mientes como un bellaco. Di algo chungo, para variar, y verás cómo te salen más amigos. La sinceridad es una buena cura si padeces la enfermedad del fantasma.
De repente, hablas como un científico, pero eres de letras puras. No hay una comida con amigos en la que no des la nota, y enseguida te apuntas a mil teorías conspiranoicas. Sabes quién mató a Kennedy, cómo curar el cáncer y cuánto ganan las farmacéuticas en África. Para ti, la navaja de Ockhamno serviría ni para cortar queso.
Te fuiste un fin de semana a Londres y empezaste a decir "you know" o "you feel me?" como si no hubiese un mañana. Hablas del "swag" como si fuese algo con lo que creciste, y de los "hipsters" como si ellos siguieran tus pasos y no al revés. Muy mal.
No soportas que alguien hable de los "Bip Lalula Mayers" y quedarte atrás, así que a menudo finges saber todo, o presumes de que algo lo han descubierto ahora, pero a ti te gustaban "desde mucho antes", sin importar si hablas de los Rolling o de Melody. Siempre es mejor "el de antes".  Y no, no existen los "Bip Lalula Mayers".
Tanto si eres uno de ellos, como si no, ¡descubre a los fantasmas más surrealistas y graciosos en 'Deadbeat', el nuevo estreno de Comedy Central! Todos los martes a las 23:45h.
  • Especial