Escenas de amor que nos ponen un nudo en la garganta

Por Pedro Moral

A veces es un beso, a veces un abrazo, un recuentro o una despedida, en todas las películas de amor siempre hay una escena clave en la que al espectador se le pone un nudo en la garganta. Amor y desamor, porque sólo hay una cosa que nos humedece los ojos más que dos almas gemelas fundiéndose en un apasionado beso, y es ver a dos amantes que no pueden estar juntos. El otoño ya se ha instalado entre nosotros y toda esa melancolía que invade la calle nos ha empujado a recordar esas escenas de amor (y desamor) que un día nos quebraron el corazón.

Todo el mundo recuerda esa escena de 'GHOST' en la que Demi Moore y Patrick Swayze comienzan los preliminares esculpiendo un jarrón de cerámica. Todo muy sexy. Pero la escena que realmente hizo saltar lágrimas y lágrimas de las caras de los espectadores fue la última, aquella en la que ambos amantes se despedían. Él, con el típico aura de espíritu a punto de dejar el mundo de los vivos y ella, con su mirada quebradiza, daban un motivo a los románticos para creer en el amor más allá de la vida (o de la muerte).
El actor, especialista en películas románticas, podría ocupar todos los epígrafes de este post pero no queremos abusar así que hemos elegido uno de sus momentos más icónicos. Paula (Debra Winger) está trabajando en la fábrica y de repente Zack Mayo (Richard Gere) aparece vestido de oficial y como un auténtico caballero la coge en brazos y se la lleva lejos de esa vida llena precariedad y falta de oportunidades. Sí, me estoy a 'OFICIAL Y CABALLERO', la película menos romántica de todas las películas románticas.

Es cierto que que 'LA VIDA ES BELLA' está llena de momentos que dejan un nudo en la garganta. Pero hay uno muy romántico en el que Guido entra en la sala de megafonía del campo de exterminio para saludar a su amada: "¡Buenos días princesa! He soñado contigo toda la noche, ibamos a cine y tu te ponías ese vestido rosa que me gusta tanto, siempre pienso en ti y ahora..." Es entonces cuando comienza hablar Giosuè, su hijo pequeño. Imposible aguantar las lágrimas.

 

Puede que Celine Dion tuviera mucha culpa de que 'TITANIC' sea una de las películas más románticas de la historia pero a fin de cuentas quién no se ha subido a cualquier alto se ha puesto en cruz y ha echo un "titanic". Jack y Rose (Leo y Kate) tienen múltiples escenas románticas en esta película, hasta cuando el agua helada les llega al cuello, pero sin duda la más recordada es cuando se suben a proa con los brazos en cruz: "Jack... ¡Estoy volando!" Cualquiera volaría teniendo detrás a un jovencísimo Leonardo DiCaprio susurrando cosas bonitas.
Y siempre nos quedará 'CASABLANCA'. La película romántica por excelencia tiene unos cuantos momentos que dejan tiritando al espectador. Rick diciendo: "Tócala otra vez Sam", o la historia de amor que Ilsa y Rick viven en Paris y por supuesto la despedida en el aeropuerto. Humphrey Bogart e Ingrid Bergman son los ejemplos románticos por excelencia. Todos queremos ser él y todas quieren ser ella... Y a todos siempre nos quedará 'CASABLANCA', pase lo que pase. 

 

Whitney Houston y Kevin Costner se dan un tímido pero sentido abrazo. Después ella sube al avión. Comienza a sonar 'I WILL ALWAYS LOVE YOU' y entonces cuando el avión está a punto de salir ella lo detiene, baja corriendo y se funde en apasionado beso con su guardaespaldas, el señor Costner. Si en ese momento de 'EL GUARDAESPALDAS' no os tiemblan las piernas es que no tenéis sentimientos. 

 

Los primeros minutos de 'UP' son posiblemente la historia de amor mejor contada de nuestra época. Peor no es esa la escena que más nos acongoja. A mitad de la película el protagonista está solo en su destrozada casa en al que ha realizado un asombroso viaje por el mundo. Entonces ve el libro en el que él y su mujer guardaban los recortes de prensa y las postales de los lugares a los que soñaban con viajar algún día... sin embargo, el viejo cascarrabias descubre que mas adelante en ese libro de sueños inconclusos su esposa había pegado las fotografías más importantes de su larga vida. Al terminar hay una nota: "Gracias por la aventura. ¡Ahora ve a por una nueva! Con amor, Ellie". No hay mayor aventura que la historia de amor que dura toda una vida.

 

"Nada importa que tú no me quieres, eres una bella mujer que envía un soldado a la muerte con un bello recuerdo. Scarlett (Vivien Leigh), bésame, bésame... una vez". Y tras estas palabras el engreído personaje de Clark Gable besa a la joven más bella y caprichosa de la región. Esta es una de las escenas más románticas de 'LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ'. Una de las películas más importantes de la historia del cine que retrataba a través del amor, el drama y la aventura la Guerra de Secesión norteamericana. 

 

Cuando un Ryan Gosling y una Rachel McAdams empapados vuelven de dar un paseo por el lago aparecen los rencores, los trapos sucios y también el amor que lo puede todo. El impulsivo beso que se dan sus protagonistas es el resultado de años de incertidumbre y miedo a perderse el uno al otro. 'EL DIARIO DE NOA' es la película romántica por excelencia de esa generación que no ha pasado ni por guerras ni por hambrunas, pero en el amor siempre hay obstáculos.

 

El hombre que interpretó a Harry el sucio y que dirigió el mejor (¿y único?) western moderno titulado 'SIN PERDÓN' es también el que está detrás de uno de los mejores dramas románticos de la historia. Clint Eastwood dirige y protagoniza 'LOS PUENTES DE MADISON', una historia de amor entre una ama de casa y un veterano fotógrafo de National Geographic. En la ausencia de su marido ella siente por primera vez el amor verdadero cuando una pasión desconocida surge entre ambos. Sin embargo llega el momento de decidir, de coger ese tren. La lluvia, como siempre, acompaña a los protagonistas en esa escena clave en la que Meryl Streep agarra con fuerza el tirador de la puerta. ¿Huir hacia una vida llena de aventuras o quedarse con su monótona rutina? 

  • Extras