12 de febrero de 2014

Especial ‘¡Taxi!’ en Paramount Channel

Nunca falla, ves una película y ahí está esperándote, con los brazos abiertos y listo para socorrerte en el peor momento. A veces es amarillo y a veces blanco o negro pero el vehículo y su función no falla: el taxi está ahí para ti.

En Paramount Channel queremos homenajear al vehículo más cinematográfico con un especial a su medida. Este sábado 15 de febrero desde las 22:00h podrás ver tres películas ambientadas en tres ciudades diferentes pero con un nexo común: el taxi.

22:00h 'COLLATERAL'

Max trabaja como taxista en Los Ángeles desde hace 12 años, la suerte quiere que una noche, Vincent le contrate para una carrera aparentemente sencilla. Pero Vincent es un asesino a sueldo y pronto ambos tendrán que escapar del FBI si quieren sobrevivir.

Michael Mann filmó en la noche californiana este adrenalínico y axfisiante thriller en el que Tom Cruise despliega lo mejor de sí mismo para cautivarnos. Al giaul que Jamie Foxx, también los espectadores nos sentiremos presas del juego de Vincent, intentando escapar pero con escasas esperanzas de conseguirlo.

00:05h 'TAXI EXPRESS'

En la ciudad de Marsella Daniel consigue hacer realidad su sueño: sacarse la licencia de taxista. Pero la ilusión le dura poco ya que para conservarla deberá colaborar con la policía y ayudar a detener a una peligrosa banda de atracadores.

Luc Besson es el responsable escribir y producir esta buddy movie llena de persecuciones y gags sobre la velocidad en el que podemos atisbar a una joven Marion Cotillard disfrutando de las grandes emociones.

01:40H 'TAXI DRIVER'

Desde su regreso de Vietnam, Travis padece insomnio. Para paliarlo comienza a trabajar como taxista en el turno de noche y ganar así un dinero extra. Con su trabajo conoce así a todo tipo de personas y ambientes e iniciará su misión para limpiar las calles de lo que él considera la escoria de la ciudad.

Una de las mejores obras del dúo Scorsese-De Niro, 'TAXI DRIVER' nos envuelve en las opresivas calles de Nueva York tras el final de la guerra de Vietnam. De Niro encarna el cansancio de una sociedad que intenta pasar página ante la vergüenza de la guerra pero cuyas manos están tan machadas que será difícil limpiarlas.