28 de octubre de 2016

‘Gotham’: la serie en cinco claves

Por M. J. Arias

Creada por Bruno Heller y compuesta de temporadas (tres por el momento) de 13 episodios cada una, 'Gotham' se ha convertido en un referente para los amantes del prolífico género de superhéroes. Una serie muy cuidada en su factura, con una estética muy particular y un reparto variopinto al servicio de un autentico catálogo de futuros villanos del universo del Hombre Murciélago. Batman está, pero en ciernes. El protagonista real es otro…
Exacto, que nadie espere ver a Bruce Wayne convertido en Batman, con su capa, su traje de orejas puntiagudas y su sed de justicia nocturna. El héroe por excelencia de DC no está presente en Gotham. Sí lo está el pequeño Wayne, ese niño huérfano que ha perdido el rumbo. El verdadero protagonista de la serie e hilo conductor es Jim Gordon antes de convertirse en el comisario Gordon. Sus primeros años en el departamento de policía de Gotham, nada sencillos y en los que tiene que enfrentarse al mal sin la ayuda de un superhéroe. Le da vida un más que resolutivo Ben McKenzie.
Es una de las señas de identidad de ‘Gotham’, tanto de la serie como de la ciudad ficticia. No podría haberse hecho de otra forma. Bueno, quizá sí, pero en los sesenta y con Adan West como protagonista. En la actualidad, dar la espalda a la oscuridad habría sido no solo corromper el sentido de su historia, si no que no habría funcionado como lo ha hecho esta serie que en Estados Unidos está emitiendo su tercera temporada y cuyos comienzos podrás ver ahora en Paramount Channel.
Que nadie espere ver mucho traje de superhéroe o supervillano, porque este no es el tema que trata ‘Gotham’. Aquí todos son o lo uno o lo otro, pero en ciernes. Se viaja a sus orígenes, se conocen sus historias pasadas y cómo llegaron a convertirse en lo que son en un futuro que todo el mundo conoce. Es decir, Batman, Pingüino, Enigma, Catwoman… En ‘Gotham’, algunos son solo niños o jóvenes aún no corrompidos del todo.
Es el género en el que habría que enmarcarla, en el policíaco. No solo porque su protagonista principal ejerza dicha profesión, sino porque la trama tiene que ver con la corrupción de una ciudad en la que ni siquiera el departamento de policía está a salvo de sobornos y malas influencias. Gordon parece ser el único de moral intachable. El crimen se mueve a sus anchas por sus calles y muelles y cada caso es un desafío. Y siendo fiel al género policíaco, Gordon tiene un compañero y su primera temporada también va mucho de la relación entre ellos.
La atmósfera que rodea a ‘Gotham’, la estructura, la historia que cuenta y cómo lo cuenta hace que resulte una serie que envuelve al espectador con facilidad dejándose arrastrar a ese mundo oscuro que tan bien conoce por las películas y series de Batman atraído por la curiosidad de conocer cómo ocurrió todo. El gran acierto de ‘Gotham’ es su ambientación y el Pingüino.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Series