Grandes escenas ‘piscineras’ para esquivar el calor

Por Pedro Moral

"Siempre quiso una piscina. Al final la consiguió, solo que el precio resultó ser un poco alto", decía la voz en off mientras el cadáver de Joe Gillis flotaba en la piscina que Billy Wilder utilizó en el comienzo de 'EL CREPÚSCULO DE LOS DIOSES'. 

Llega el verano y todos, como Gillis, queremos una piscina... pero no te preocupes, no te hará falta pagar un precio tan alto. Nosotros te traemos algunas de las escenas 'piscineras' más míticas del celuloide sin necesidad de que acabes flotando sobre el agua. 

'TRES METROS SOBRE EL CIELO' (2010)

Qué chica no ha soñado con que Mario Casas le va a buscar en medio de la noche para acabar en una piscina comiéndole a besos. Así es esta romántica y efervescente escena de 'TRES METROS SOBRE EL CIELO'. El guapo de Casas y la guapa de María Valverde se dicen cosas bonitas mientras la luz de la luna traspasa el agua azul turquesa. 

'BOOGIE NIGHTS' (1997)

Esta escena no está en esta lista porque sea la más refrescante de todas. Ni porque los biquinis o los bañadores sean los más bonitos. La escena de la piscina de 'BOOGIE NIGHTS' está aquí porque es el mejor ejemplo de la maestría de Paul Thomas Anderson. Un plano secuencia donde la música se funde entre las gotas de agua que se resbalan por los cuerpos derretidos al sol de California.

'HIGH SCHOOL MUSICAL 2' (2007)

Probablemente tengáis en la cabeza otras escenas musicales en una piscina como para acordaros de la de 'HIGH SCHOOL MUSICAL 2', y por eso mismo merece ser recordada. Los protagonistas de esta película veraniega de Disney cantan y bailan a la perfección en un número que desprende muy buen rollo. Zac Efron y Vanessa Hudgens tienen, además, el valor de tirarse a la piscina sin pasar antes por la ducha. 

'SOMETHING'S GOT TO GIVE' (1962)

Hay pocas escenas tan míticas como esta secuencia eliminada de Marilyn Monroe en la piscina de 'SOMETHING'S GOT TO GIVE'. Una película maldita que nunca vio la luz. La actriz murió poco después pero como legado, a parte de un puñado de maravillosas actuaciones, nos dejó estos momentos 'piscineros' llenos del erotismo que poseía la rubia más picante de Hollywood.

'JUEGO SECRETOS' (2006)

No todo va a ser diversión. También podemos encontrar algunas escenas 'piscineras' que dan muy mal rollo. Un buen ejemplo es esta de 'JUEGO SECRETOS' en la que un pedófilo recién salido de la cárcel decide ir a la piscina pública con unas gafas de buzo y zambullirse en ella mientras un buen puñado de infantes están jugando libremente. Menos mal que Patrick Wilson y Kate Winslet sacan rápido a sus vástagos del agua. 

'LOS PADRES DE ELLA' (2000)

Primero Ben Stiller tiene que comerse unos cuantos chicles de nicotina antes de ponerse ese minúsculo bañador, después demuestra ser un patán en el voleibol y por último intenta arreglarlo con un remate que acaba impactando en la nariz de su cuñada, cuya boda se celebra en pocos días. Una desternillante secuencia de 'LOS PADRES DE ELLA' que nunca pasará de moda. 

'LO IMPOSIBLE' (2012)

Lo impactante de esta escena no es la piscina. Lo importante es esa ola gigante que barre todo a su paso. El espectador masca la tragedia cuando todo aparentaba ser un día de piscina normal. La tensión antes de que llegue la gran masa de agua a derribarlo todo es casi insostenible. J. A. Bayona demuestra que se puede hacer mucho con poco.  

'THE SOPRANOS' (1999)

La piscina de la casa de Tony Soprano es uno de los escenarios clave de la serie. En ella tienen lugar momentos ya míticos como la huida de los patos en el primer capítulo hasta esta divertida secuencia donde la familia deja los negocios y las tensiones a un lado para disfrutar de un rato de divertidos juegos 'piscineros' que rematan Tony y Carmela en una emocionante secuencia de amor.

'QUÉ BELLO ES VIVIR' (1946)

Cuando llega el 25 de diciembre los cinéfilos no deseamos feliz Navidad, deseamos feliz día de 'QUE BELLO ES VIVIR'. Esta obra de Frank Capra hace mejor persona a todo el que la ve porque, entre otras cosas, guarda en su interior unas contagiosas ganas de vivir. Y un buen ejemplo es esa escena en la que George y Mary bailan y se enamoran (o viceversa) en un gimnasio convertido en pista de baile. El celoso de Freddie se siente despechado y acciona el mecanismo de apertura de la pista, debajo de la cual hay una piscina. Todo el mundo para de bailar excepto George y Mary que siguen a lo suyo incluso cuando se caen al agua. Al final todos los bailarines se tiran a la piscina contagiados por el entusiasmo. 

'TORRENTE 2: MISIÓN EN MARBELLA' (2001)

Torrente y el Cuco (Gabino Diego) están en una piscina pública. Tras unas típicas salidas de tono racistas del personaje de Santiago Segura llega el gag. Un 'liquidillo' amarillo les rodea en el agua, ese líquido sólo aparece cuando alguien se mea encima... 

 'SOMEWHERE' (2010)

Con 'SOMEWHERE' Sofía Coppola volvió a retratar la soledad de una estrella, hasta ahora lo que mejor resultado le ha dado detrás de la cámara. Stephen Dorff y esa jovencísima preciosidad llamada Elle Fanning (casi los únicos personajes de toda la película) interpretan a un padre y a una hija que viajan de hotel en hotel. La secuencia de la piscina es de una ternura sobrecogedora y sólo con ese plano de los dos sentados en el fondo del agua tomando te uno puede adivinar qué clase de relación hay entre el actor ahogado por la fama y su hija. 

  • Extras