21 de julio de 2015

Guía cinéfila para sobrevivir a los amores de verano

Por Pedro Moral

El cine nos enseña muchas cosas sobre el amor y en esta época estival de sol, playa y verbena son muy comunes los amores de verano. Esos que el cine asocia a la juventud, a las los primeros besos... Esos que cuando llega septiembre nos dejan un amargo sabor a nostalgia en la boca. Hay muchos amores de verano y muchas formas de afrontarlos, pero es irremediable echar una lagrimita cuando llegan las despedidas, más que nada poque uno nunca volverá a ser el mismo. En esta guía rápida te enseñamos todos los tipos de amores veraniegos que existen en el cine y también como afrontarlos el día que te pasen. 

Cuando es un romance a lo Romeo y Julieta

Uno de los mayores atractivos del verano es que sales de tu monótona vida, conoces a gente nueva y visitas lugares desconocidos hasta entonces. La aleatoriedad tiñe cada instante y eso tiene un peligro... conocer a tu amor imposible. El verano puede provocar que te enamores de una persona que esté a años luz de tu estatus social, como le ocurrió a Julieta y a Romeo o a Natalie Press y Emily Blunt en 'Mi verano de amor' o a Ryan Gosling y Rachel McAdams en la romántica 'El diario de Noa'. Nick Cassavetes filmó una de esas películas románticas que marca a toda una generación, el proletario Gosling y la niña de papá McAdams se conocían, claro, en verano.  

Se te pasaencuanto llegas a casa y te das cuenta de que lo vuestro es ciencia ficción o eso o envejecéis juntos. Aquí no hay medias tintas. 

Cuando nace el amor en el tren

También puede ocurrir que tu amor de verano comience antes de pisar la playa, o la montaña o qué se yo... ¿Praga? Eso le ocurrió a Ethan Hawke y Julie Delpy en 'Antes del amanecer', que gracias a Richard Linklater se conocieron en un interrail por Europa. Toda una noche en Praga fue suficiente para encender una pasión que de momento ha durado tres décadas (y esperemos que muchas, muchas más). Tal fue el impacto de este filme en una generación que lo de hacer interrail se puso de moda. Todo el mundo quería tener su propio 'Antes del amanecer'.

Se te pasa si eres un perezoso y nunca escribes cartas. Ese amor se te pasará y casi lo olvidarás. Al menos hasta que te vuelvas a cruzar con él o ella. Entonces estarás perdido. 

Cuando además es tu primer amor

Los amores de verano son muy intensos ya de por sí, pero si además coinciden con el despertar a la pubertad se pueden transformar en algo sentimentalmente devastador. Eso le ocurre a Macaulay Culkin cuando se enamora hasta los huesos de Anna Chlumsky en 'Mi chica'. La música de los Temptations hace mucho en este dramático romance que destrozó muchos corazones entre los imberbes espectadores. 

Se te pasa si... Bueno, en este caso, probablemente nunca se te pase.

Cuando recurres a él por despecho

A Quim Guitérrez le plantaron el día de su boda y el decidió ir a su pueblo, Comillas, para visitar a su primer amor, Martina Martín Martín. Pero no va solo, va con sus dos primos. De ahí el titulo de esta maravillosa y fresquísima película de Daniel Sánchez Arévalo, 'Primos'. A parte de tener a unos actores en estado de gracia y unos diálogos treméndamente divertidos, el filme está repleto de esa nostalgia propia de los amores de verano. 

Se te pasa si tu ex va en tu busca y más vale que se te pase porque entonces tendrás que elegir entre tu primer amor de verano y tu prometida o prometido. Difícil elección, aviso.

Cuando confundes la amistad con otra cosa

Eso le pasó a Fernando Ramallo con su amigo de toda la vida interpretado por Jordi Vilches. De eso habla 'Krámpack', del despertar sexual y de lo intensas que se ponen algunas amistades en verano. Esta variedad de amor de verano es la una de las más peligrosas porque en septiembre te puedes quedar sin amor y también sin amistad. 

Se te pasa si te lo callas para siempre y lo entierras en lo más profundo de tu alma. Si te sinceras con tu amigo o amiga y le confiesas tu amor, despídete... O no. 

Cuando hay mucho donde elegir

Eric Rohmer es uno de los directores que más utilizan el verano para sus películas. Y por mucho que los sesudos críticos intenten intelectualizarlo las historias de este realizador francés son claras como el agua. Tanto 'Cuento de verano' como 'Pauline en la playa', por poner un par de ejemplos hablan de la confusión que nos invade cuando el abanico de los posibles amantes veraniegos es más amplio de lo normal.  

Se te pasa cuando llega el otoño y te das cuenta que la fiesta ya ha acabado y que vuelves a ser el de siempre. 

EXTRA: ¿Qué ocurre si tu amor de verano se cambia a tu instituto?

Imaginad por un momento que esa persona que os quitó el sentido durante el calor de Agosto aparece en clase en septiembre. No, no es tan bonito como parece... Y si no mira lo que les pasó a Danny Zucco y Sandy Olsen en 'Grease'. Ella se esperaba al chico sensible que conoció en la playa y él tenía que disimular frente a sus colegas... Demasiado complicado. Lo que pasa en verano se (debería) quedar en verano.

Se ta pasa cuando te cambias de instituto o te montas con él/ella en un coche volador. 

  • Extras