29 de agosto de 2013

Guía para descubrir a un licántropo según el cine

Criaturas de la noche, afectadas por una maldición que se manifiesta con cada luna llena, los licántropos han poblado el cine de terror con sus dispares actividades. Escondidos tras su fachada humana, te damos varias claves para que aprendas a distinguir a un hombre lobo.

ESTÁN SUJETOS A UNA MALDICIÓN

La principal forma de conversión en hombre lobo es a través de la mordedura de otro hombre lobo, cosa que podemos ver en cintas como HOMBRE LOBO AMERICANO EN PARIS' o en 'EL HOMOBRE LOBO', una de las primeras películas sobre este ser sobrenatural y que sienta algunos de los precedentes (como la fiereza o la conversión en la luna llena).

SE TRANSFORMAN CON LA LUNA LLENA

Al estar sujetos a una maldición y ser criaturas bastardas, pérfidas, oscuras, los hombres lobo están bajo el influjo de la luna. Con sus propiedades mágicas, el satélite ejerce un control total sobre los licántropos que se ven obligados a sufrir una dolorosa transformación con cada luna llena.

Hay algunos hombres lobo que rompen las reglas y no dependen del influjo de la luna para convetirse. Es lo que les sucede a los personajes de 'CREPÚSCULO' que poseen un gen lobezno que se activa con la aparición de vampiros, sus mortales enemigos, en su territorio. Estos hombres lobo (que no licántropos) pueden transformarse a voluntad y se comunican telepáticamente unos con otros. 

SON CRIATURAS FEROCES Y SALVAJES

Al convertirse en cánidos, los hombres lobo dejan atrás su humanidad y con ella cualquier rasgo sobre la moralidad. Un apacible y amable humano se convierte en el más temible de los seres en su versión lobezna. El mayor ejemplo lo encontramos en Remus Lupin, el antiguo miembro de la Órden del Fénix y personaje de la saga 'HARRY POTTER'. Para poder seguir siendo él mismo y no sucumbir a su naturaleza salvajae, Remus debe tomar una mágica poción preparada por Severus Snape.

También en 'ROMASANTA, LA CAZA DE LA BESTIA' se aprecia como un amable caballero, Manuel Romasanta, pierde su alma cunado la bestia le posee.

SON ENEMIGOS DE LOS VAMPIROS

En algunas versiones los hombres lobos han sido considerados los sirvientes de los vampiros. 'VAN HELLSING' recoge esta teoría según la cual, cuando el diablo convirtió a Vlad en vampiro, Dios creó al hombre lobo, la única criatura capaz de hacerle frente. Dicho hombre lobo debía vencer a Drácula antes de la primera luna llena de su transformación o se convertiría en su mascota para siempre.

CAZAN EN MANADA

La fuerza del lobo reside en la fuerza de la manada. Aunque la presencia de un líder es vital, nada se hace sin el apoyo del grupo tal y como se aprecia en 'LA MARCA DEL LOBO' donde Gabriel, el macho alfa organiza batidas cada luna llena para que su manada siga siendo fuerte.

LA PLATA ES SU KRIPTONITA

La pureza de la plata es mortal para las criaturas de la noche. Los lobos no soportan el contacto con el metal lunar, forjado bajo el mismo influjo que su maldición y por eso son vulnerables. Además de una buena bala de plata, un hombre lobo también muere si es quemado o decapitado.

¿Conoces alguna otra señal más de los "lobishomes"?

  • Extras