10 de noviembre de 2014

Guía para ser experto en cine ‘indie’

Por Pedro Moral

Todas las semanas se estrenan unas seis películas de media y una de ellas siempre suele estar dentro del género denominado 'cine independiente'. 'The Skeleton Twins', protagonizada por Kristen Wiig y 'Orígenes', dirigida por Mike Cahill -el hombre detrás de esa maravilla de la ciencia ficción low-cost titulada 'Otra tierra'-, son los dos últimos títulos indies que han aterrizado en taquilla. Cada vez son menos independientes, ya que el público al que van dirigidos estos títulos es, cada vez, más amplio. Igual que también cada vez es más común ver a las películas independientes nominadas a los Oscar o los Globos de Oro, un síntoma de que este género empieza a relacionarse estrechamente con la industria de Hollywood. 

Pero que el indie sea cada vez más importante en la industria no ha provocado un deterioro dentro de sus códigos estilísticos o argumentales. Las películas siguen hablando de los mismos temas, mantienen esa atmósfera íntima y tienen esos protagonistas con los que es tan fácil empatizar. Y aunque últimamente los directores recurran a actores de primera línea para interpretarlos el cine indie de USA sigue teniendo las mismas características que conquistaron al público hace muchos años.

Todo empezó, precisamente, dentro de la propia industria. Cuando la gran depresión asolaba el país y había que llevar al público a las salas. Entonces nacieron las sesiones dobles y para llenarlas necesitaban películas de serie B, realizadas rápido y con poco dinero. Eran estas producciones en las que directores como Jacques Tourner o Samule Fuller investigaban con las técnicas cinematográficas y las tramas antes de que llegara el primer director independiente de Estados Unidos, John Cassavetes. El director de 'Una mujer bajo la influencia' fue el primero en buscar financiación en los lugares más inesperados -los bolsillos de cientos de oyentes de un programa de radio, por ejemplo- y el primero en atreverse a rodar temas como las drogas, el sexo, la locura, el racismo, la prostitución, la homosexualidad, la decadencia del sueño americano

Estos tema luego se hicieron más universales cuando directores como Martin Scorsese, por ejemplo, reconocieron la influencia de Cassavetes en su cine. Hoy en día el cine indie ya no se distingue tanto por sus temas o por su modo de financiación, ¿quíen no financiaría una película de Jason Reitman hoy en día? Pero sigue teniendo unas cuantas claves que vamos a desgrosar a continuación.

Ningún personaje es primordial y a la vez lo son todos. Sí, vale, sin Juno no hay Juno, pero la mayoría de las películas independientes gozan de un elenco muy poblado de estrellas donde los protagonistas y los secundarios se funden para aportar lo mismo a una historia central mientras todos ellos tienen sus propias taras y sus propios arcos. 'Pequeña Miss Sunshine', 'Zombieland', 'Casi famosos'  y ¡qué demonios! ¿qué sería de 'Juno' sin Michael Cera, Jennifer Garner, Jason Bateman o J.K. Simmons?

A buen cine independiente, buena música independiente. Las películas indes están llenas de viejos éxitos o de canciones de artistas independientes. Si la banda sonora tiene a grupos como Wilco o Arcade Fire más independiente y más pura será... y si no que se lo digan a Richard Linklater. Además en el cine inde los actores suelen cantar (mal) en las películas, como Ryan Gosling en 'Blue Valentine' o Bill Murray en 'Lost in Translation'.

Ellos son desgarbados y ellas raras. Los protagonistas masculinos suelen tener cierto carisma pero no son prototipos de guapos de película, ¿o alguien sería capaz de comparar a Paul Newman con Jesse Eisenberg, Michael Cera o Andrew Garfield? Ellas, sin embargo, son monísimas aunque tengan sus rarezas. Kristen Dunst, Zooey Deschanel o Ellen Page suelen interpretar a personajes excéntricos. No hay duda que el típico teleobjetivo de las películas independientes les favorece más a ellas que a ellos. 

La ciudad no es para mi. Mientras las grandes producciones se ruedan en el centro neurálgico de la gran ciudad, el cine indie se centra o en barrios marginales, a las afueras o en los pueblos. Espacios alternativos para películas alternativas. Los suburbios de Minnesota en 'Juno' o la Isla de San Juan en 'El amigo de tu hermana'.

Una proyección en Sundance. Es fundamental que la película vaya al Festival de Sundance, la cuna del cine independiente americano. De allí han salido éxitos mundiales y de culto como 'Winter's Bone' o 'Primer'.

Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras